El último militar invasor se va con un EE.UU. derrotado | Blog | teleSUR
31 agosto 2021
El último militar invasor se va con un EE.UU. derrotado

La imagen que pasará a la historia representará la humillación de Occidente ante un nuevo intento fallido de "imponer el modelo estadounidense de libertad".

El último militar invasor se va con un EE.UU. derrotado

A las 11:59 pm del lunes, el último soldado estadounidense salió de Kabul, poniendo fin a la guerra más larga de Estados Unidos y poniendo fin a un intento torpe de implementar un gobierno aliado en la región. La deshonra recayó en el militar estadounidense Chris Donahue, por ser el último en abordar el último avión que salía del aeropuerto de Kabul, un espejo de la sangre y el caos que se derramaba sobre Afganistán.

Por una cámara nocturna, lo que uno ve es una especie de imagen como la arrogancia de Occidente, que conduce a una mayor destrucción. Una figura ,una amenaza, en lugar de un humano.

Es una visión que marcará la historia de los nazis desfilando por París, la niña quemada que huye de las bombas en Vietnam, los chinos solitarios frente a los tanques en 1989 o la caída del Muro de Berlín. Estará del lado de grandes humillaciones, como la retirada representativa de Saigón en 1975 o el éxodo de los soviéticos del propio Afganistán.

Dejar Afganistán, ahora reconocido como el cementerio de imperios como el estadounidense y el europeo, retrata una nación alejada de la idea de estabilización, democracia y derechos, con pocos avances logrados. En la actualidad, 2,5 millones de afganos viven como refugiados. Los 20 años han resultado en al menos 47.000 civiles muertos y miles de heridos y traumatizados.

Con los 2 billones de dólares llevados al país, Occidente no ha logrado impulsar la revolución que esperaba. Afganistán sigue siendo uno de los 30 países más pobres del mundo, uno de los mayores productores de heroína y más corruptos del planeta.

La mitad de los niños están desnutridos y un tercio de las mujeres saben leer y escribir, y ahora 85.000 millones de dólares en armas están en manos de un grupo medieval. La pregunta que surge es a dónde se fue tanto dinero. En la ONU, es de conocimiento común que nunca ha sido por el pueblo afgano y su libertad.

En Europa, el único obstáculo es encontrar la forma de evitar un flujo migratorio hacia el continente. en la práctica, el país estaba ocupado, no se pudo reconstruir y, de hecho, los talibanes se armaron inesperadamente y ahora todos están abandonados cuando se hace evidente que hemos fracasado. Pero cerramos nuestras fronteras a cualquiera que intente escapar de la muerte.

La ONU sufre de su parálisis. La organización solo manejó el 37 por ciento del presupuesto que solicitó para rescatar a la población, mientras que las resoluciones se diluyen precisamente para evitar cualquier posibilidad de acción internacional coordinada.

El sinismo fue dominante el martes cuando los ministros europeos se reunieron de manera urgente para abordar la crisis afgana. Si bien está en la agenda de Bruselas, no apunta al sufrimiento de la población, entregada al destino de los talibanes. El objetivo del bloque es encontrar una estrategia común para prevenir un flujo migratorio hacia Europa.

En otras palabras, ocupamos su país, no pudimos reconstruirlo, armamos a los talibanes y abandonamos a todos cuando quedó claro que habíamos fracasado. Como "acción" eficaz, las fronteras siguen cerradas para quienes intentan escapar de la muerte.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Economista brasileño con posgrado en historia contemporánea, maestría en historia social y doctorado en ciencias de desenvolvimiento estratégico. Autor del libro El Caso Venezolano (2016).
Más artículos de este bloguero



Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.