Chávez y Maduro: Por amor, dialogan con pistola en la nuca

Que nadie se caiga a engaño: ni los representantes del gobierno estadounidense, ni los obispos y los papas que han pasado por el Vaticano, ni los expresidentes, ni los que han estado sentados en las mesas de diálogo del 2002 y, ahora, en el 2016, ninguno de ellos ha tolerado al Comandante Hugo Chávez y a Nicolás Maduro, ni buscan preservar la paz en Venezuela, sino todo lo contrario.

Chávez y Maduro: Por amor, dialogan con pistola en la nuca

Movidos por el odio contra el Comandante Hugo Chávez y contra el obrero Presidente Nicolás Maduro, se han convertido en los interlocutores válidos de este sector oposicionista, que hoy, al igual que en el pasado, con su violencia, muerte y guerra económica contra los trabajadores y contra la familia venezolana,sólo han perseguido liquidar de tajo, la revolución bolivariana, socialista y chavista. 

Se trata de que, entre formas melifluas, manual de Carreño y diplomacia del viejo mundo unipolar capitalista, con sus ademanes y persignándose, cual beso de Judas, todos ellos se han visto obligados por la circunstancia, a sentarse en las mesas de diálogo, a las que los han convocado, tanto el Comandante Hugo Chávez, como Nicolás Maduro, conscientes estos dos de que: o dialogamos o nos matamos. 

Pues, Chávez y Maduro, por amor a la paz y amor  al pueblo, han optado por el diálogo, a sabiendas de que tales interlocutores les han tenido montada una pistola en la nuca, es decir, Chávez y Maduro han ido a buscar, para el diálogo y el entendimiento, a sus más enconados enemigos, porque el diálogo con los amigos, es decir, con los humildes del Pueblo, la relación dialógica ha sido constante y subordinada al Soberano, con toda la confianza puesta en él, hechos inusitados en la historia política venezolana, que se han expresado en  ese amor del Pueblo que repuso a su Presidente en el 2002, hasta el día de hoy en donde esa oposición criolla y mayamera, hedionda a incienso, se ha dedicado a derrocar -fallidamente- a Nicolás Maduro, cual coyote con el correcaminos.

Ahora bien, de lado y lado, muchos se sorprenden sobre estos encuentros de diálogo y las ganas de muchos para que éstos fracasen. Ya en el pasado tuvimos una experiencia con un secretario general  de la Organización de Estados Americanos (OEA), que con sus caricias con hojillas en cada dedo, además de comprar obras de arte en Venezuela y conspirar con la misma oposición al servicio de parasitaria  oligarquía, también dedicó sus desvelos a pretender doblegar la voluntad, tanto del Comandante Hugo Chávez,como del equipo o comisión negociadora, que le correspondió dirigir al siempre firme y ponderado, José Vicente Rangel Vale, lo que trajo como consecuencia que el expresidente César Gaviria haya obtenido como saldo de sus diligencias, una excelente experiencia culinaria y unas obras de arte muy pintorescas, mientras que el gobierno revolucionario logró evitar un gran derramamiento de sangre y metió en el carril democrático a la alocada Coordinadora Democrática, cuyos miembros son los mismos, más uno que otro actor de reparto agregado a lo que después se le cambió por el nombre de Mesa de la Unidad (MUD).

Hoy, empecinado como está en preservar la paz de la República Bolivariana de Venezuela, el Presidente Nicolás Maduro ha tenido la osadía, con la pistola al cuello, de convocar al diálogo y personalmente sentarse a dialogar con los golpistas y asesinos intelectuales de una población inerme del Pueblo, los mismos oposicionistas que fuerzan por derrocarlo, incluso, con la intención de asesinarlo, como han expresado unos cuantos de esas filas opositoras, en donde los extremistas y el parasitario empresariado de Fedecámaras-Venamcham se han impuesto en la escena opositora nacional.

Igualmente, el Presidente constitucional, Nicolás Maduro, se ha reunido con una persona de un amplio prontuario de maldad por el mundo como Thomas Shannon, quien en nombre del presidente genocida Barack Husseín Obama y del gobierno que más daño ha causado a Venezuela, ha sido recibido en el Palacio de Miraflores, como buen caradura que es, con la pistola tal cuello de Maduro, es decir, con la Executive Order que ejecutarán contra nosotros cuando más distraídos estemos, pero no nos pelarán. 

Este señor Shannon fue recibido con la humildad característica del chofer del Metrobús, lo que, seguramente, le causará hilaridad al mandadero de la Casa Blanca y nos subestimará aún más, el representante del gobierno causante del mayor boicot petrolero mundial y destructor de la  corteza terrestre con el fracking o extracción hidráulica de petróleo de esquistos.

Mientras tanto, el tinglado desde la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), no descansa, la que en línea directa y en abierta conspiración golpista con la U.S. Embassy en Caracas,  servirá como estafeta para maniobrar junto con el representante papal en favor de esa alocada oposición que arrancó con estas dos perlitas, pero de manera muy educada: la liberación de asesinos del 2013, 2014 y 2015,  porque un burgués como el asesino Leopoldo López, según ellos, no puede estar preso y hay que pasar la  página con  nuestros muertos; y la otra, negociar “La Salida” de Nicolás Maduro, es decir, el  mismo golpe parlamentario, pero sin la vulgaridad y la voz chillona del corrupto aporofóbico, Henry Ramos Allup. 

De cualquier manera, el diálogo se busca con el enemigo, para persuadirlo y disuadirlo. Que ellos sigan con  sus buenos modales, mientras buscan quemar las calles y gritan sus ganas de asesinar a Nicolás Maduro, con la agudización de la guerra económica, no se harán esperar en los próximos días. Pero, el diálogo seguirá, por amor al Pueblo, la vida y la paz.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.