Afroamericanos en Estados Unidos: Siglos de Opresión | Blog | teleSUR
4 diciembre 2014
Afroamericanos en Estados Unidos: Siglos de Opresión

Dred Scott fue el primer esclavo afroamericano que se presentó en la Corte de Missouri en 1847 para demandar por su libertad. Scott y su familia  ganaron  en primera instancia, pero esta decisión fue revocada por la Corte Suprema de Missouri. El caso luego pasó a consideración de la Corte Suprema de Estados Unidos, quien determinó que ningún afroamericano, libre o esclavo,  sería ciudadano americano. Scott siguió luchando; pero murió en 1858, sin conocer el significado de ser libre.

Víctimas de la discriminación piden justicia (AP)

Los restos del esclavo sureño, están enterrados en el Cementerio de Calvary, en Ferguson,  estado de Saint Louis, donde uno de sus residentes, Michael Brown, enfrentó otra lucha que no pudo ganar: la de ser joven y afroamericano. Motivos más que suficientes para que Darren Wilson, un oficial blanco de la policía  de este país lo asesinara. Lastimosamente fue absuelto por la Corte de Saint Louis, ocasionando  protestas y  disturbios en todo el país.

Años han pasado y los descendientes de esos esclavos traídos de África, siguen siendo víctimas de la brutalidad policial así como de racismo y prejuicios.

Aunque legalmente las leyes de Jim Crow- que propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas entre 1876 y 1965-, fueron abolidas a fines de 1965, la población afroamericana en Estados Unidos continúa sufriendo lo que Michael Alexander, describe como Racismo Daltónico: ``la desigualdad racial contemporánea es el resultado de la dinámica no racial; las prácticas son sutiles, institucionales y nunca raciales’’.

Si analizamos los índices de desigualdad racial en Estados Unidos, observamos que subyace una amplia gama de problemas sociales que afectan  las oportunidades de vida de los diferentes grupos. Comenzando por la brecha de riqueza entre las  familias blancas y afroamericanas que se triplicaron desde $85.000 en 1984 a $236.500  en 2009. Según  el Centro de Investigación Pew la riqueza media de los hogares blancos es 20 veces la de los hogares negros.

Según este informe en 2009, un hogar típico negro tenía $5677 en riquezas, mientras una familia  blanca era  $113.149.

En cuanto a datos de  pobreza, la Oficina del Censo, determinó que entre 2004 al 2006, el 27% de la población afroamericana se encontraba  en niveles del 27,4% y 8,4% de pobreza crónica, mientras que en la población blanca los niveles de pobreza alcanzaban a 11,8%.

A pesar de que la comunidad afroamericana luchó por romper barreras raciales, las disparidades económicas que separan a negros y blancos siguen siendo muy amplias.

Podemos mencionar entre estas disparidades, la tasa de desempleo de los afroamericanos, que  siempre ha sido el doble que el de la comunidad blanca durante 50 años.

Según un informe del Instituto de Política Económica (EPI), en 1963 la tasa de desempleados blancos era el 5%, y de los negros 10,9%, hoy es 6,6% y 12,6% respectivamente. En 1963 un trabajador afroamericano ganaba 55 centavos por cada dólar ganado por sus pares blancos. En 2011, los negros ganaban 66 centavos por cada dólar que recibía un trabajador blanco.

Todos estos índices se trasladan a las zonas de residencia, donde muchos de los afroamericanos habitan en viviendas y barrios pobres, con el consecuente incremento de  la desigualdad, deficiencias sanitarias, y tasas de criminalidad.

Muchos suponían que con la llegada al poder del primer presidente negro en la historia de este país, Barack Obama, la comunidad afroamericana podría incrementar su nivel de vida y reducir la brecha de desigualdad con los ciudadanos blancos. Hasta ahora se esperan los cambios.

Mientras tanto los afroamericanos siguen su lucha por justicia; recordando las palabras que pronunciara en 1963 el Reverendo Martin Luther King: ``tengo un sueño’’.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Periodista y Psicóloga argentina residente en Nueva York. Investigadora de temas migratorios y de género. Realizadora de exposiciones artísticas sobre fenómenos migratorios, identidad y cultura.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.