4F: Antes, después y por ahora

La acción criminal de la vieja hegemonía cuartorrepublicana venezolana nos dejó muertos, traumas y daños irreparables a los venezolanos, que ninguna conmemoración y ningún homenaje podrán conjurar, a menos que la revolución bolivariana, socialista y chavista se profundice y desterremos al capitalismo en todas sus formas, porque, de lo contrario, estaremos presenciando la restauración del capitalismo, con el retorno hegemónico de los mismos asesinos adeco-copeyanos y sus proles que no tienen rubor en exhibir sus aberraciones, desde asesinar y descuartizar, hasta drogarse hasta los tuétanos antes de entrar a una sesión de la autodisuelta Asamblea Nacional (AN), tal y como hoy está sucediendo en el reallity show político y su farándula grotesca que hoy exhiben los cuatorrepublicanos de la MUD, las universidades que son controladas en su totalidad por la embajada estadounidense en Venezuela, los medios privados, Fedecámaras-Venamcham y la jerarquía de la iglesia católica venezolana y sus celestinos satélites del Vaticano y el Papa Francisco.

4F: Antes, después y por ahora

Antes del cuatro de febrero (4-F) del año mil novecientos noventa y dos (1992) la hoy República Bolivariana de Venezuela no era el ombligo del mundo, como tampoco lo es, ni lo  será, pero sí estaba inmersa en los movimientos y cambios que  se estaban gestando como procesos revolucionarios como hervidero mundial, gracias también a grandes legados que nos dejaron desde la Primera República, con Simón Bolívar, Ezequiel Zamora, Fabricio Ojeda y tantas y tantos otros que hicieron germinar la semilla revolucionaria en Venezuela, lo que derivó en el siglo XX, en acciones vanguardistas y rebeldes, bajo la inspiración del socialismo soviético y cubano, con intentos fallidos, porque fueron liquidados a sangre y fuego, en países africanos, Asia, Europa y nuestro Caribe y América Central y del Sur.

En esa vorágine y gestas previas al 4-F, madurando el movimiento bolivariano y revolucionario, bajo el liderazgo del Teniente Coronel Hugo Rafael Chávez Frías, fue surgiendo esa fuerza que irrumpió el 4-F, traicionada también, por una falsa izquierda oportunista, que no era sino la misma derecha que quería salir de los hegemones de ese entonces, para ellos cogerse el poder político.

Llegó, entonces y a pesar de las traiciones y sacadillas, esa madrugada en la que el Comandante Hugo Chávez irrumpió en la escena pública nacional, luego de tantos años de formación, articulación y planificación, logrando llamar la atención de un Pueblo, inculto políticamente, clientelar y oportunista, pero muy cansado, en su mayoría, de ver la miseria de su lado, mientras la corrupción hacia muy feliz a la clase gobernante opresora.

Este Pueblo después del 4-F se politizó, gracias al Comandante Chávez, aunque aún lleva las rémoras del capitalismo y toda la asquerosa y esclavizante ignorancia aprendida de las universidades. Pero desde ese 4-F empezó a empoderarse hasta hoy.

Y, como ese “Por ahora” de la derrota táctico- militar de la traición se convirtió en el triunfo político del Pueblo liderado por el Comandante Chávez, hemos llegado a dieciocho (18) años de gobierno revolucionario, a pesar de que por instrucciones del endorracista Barack Husseín Obama fue nanoasesinado el Comandante Chávez, quien sabiamente sabía que al mando habría de continuar un hijo de la clase obrera, Nicolás Maduro, sin las lacras y sin los vicios de la universidad embrutecedora al servicio del Estado burgués.

Podemos, a la presente fecha, “por ahora”, afirmar que aunque como Pueblo seguimos siendo, mayoritariamente, viciados en las formas y modos de actuar y pensar capitalistas, la derecha se ha valido de ello para guerrear y liquidar el legado que prendió como la llama en la sabana seca, atacándonos desde lo económico, gracias a nuestra exuberante incultura económico-política que por más de dos siglos se encargaron de enseñarnos.

A pesar de estos reveses, hoy  también, exhibimos una clase obrera trabajadora y una FANB, no sólo politizada, sino culta y cultivada en las bases del socialismo bolivariano y chavista que se inspiran en el Plan de la Patria, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,el Libro Azul y todos los discursos del Comandante Hugo Chávez, el líder y gran hombre que se metió en la conciencia popular esa madrugada del 4-F para quedarse en nuestros pueblos y en todos los pueblos emancipados del mundo, dejándonos a los venezolanos bajo la conducción del primer presidente empecinadamente chavista, bolivariano y socialista, Nicolás Maduro, al igual que a cientos, miles y millones que fuimos parteados desde esa mañana del 4-F.

Prof.  Luis Pino

@l2pino2


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
1
Comentarios
TeleSur debe permitir la igualdad entre sus comentaristas de Facebook y los logueados en TeleSur. ¿Por qué unos pueden extenderse tanto como quieran y los otros estar coartados a 200 caracteres? Igualdad de derechos para todos!!!
Nota sin comentarios populares.