Rebeliones, Resistencia y heroísmo en contra de los nazis | Análisis | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Durante el holocausto los nazis crearon campos de concentración a lo largo de toda Europa

Durante el holocausto los nazis crearon campos de concentración a lo largo de toda Europa | Foto: Archivo

Publicado 26 enero 2015

La derrota de los nazis en Stalingrado en 1942, se convirtió en unos de los puntos determinantes de la Segunda Guerra Mundial. La victorias en Kursk y Bielorusia en años consecutivos allanaron el camino para debilitar los recursos alemanes.

Luego de la ocupación de Polonia, Auschwitz se convirtió en el epicentro de las atrocidades nazis y a pesar de que la población judía sufría la más despiadada persecución, el grueso de la población polaca debió soportar, día a día, la horrible realidad. Seis millones de ciudadanos polacos, judíos o no judíos, fueron exterminados.

Mientras Auschwitz se había convertido en un recordatorio de la barbarie humana, el campo y las áreas aledañas fueron el perfecto escenario para la más férrea oposición a la ocupación nazi. Las víctimas del fascismo estuvieron a la vanguardia de la resistencia en contra del nazismo.

a) Varsovia el levantamiento del gueto judío

En el año 1943, la situación para los judíos de Varsovia era desesperada. En un período de dos meses en el verano previo, más de un cuarto de millón de judíos habían sido enviados al campo de concentración de Treblinka y masacrados.

Aquellos que no fueron llevados a los campos de exterminio se les confinó a un pequeño gueto y se les proporcionó una pequeña ración básica. Los 60.000 miembros de los guetos restantes temían que también fuesen deportados, por lo que se organizaron en unidades de autodefensa, la más importante: la Organización Judía de Combate (en Polaco Zydowska Organizacja Bojowa; ZOB).

Apenas llegó la orden para liquidar el gueto de Varsovia y deportar a los residentes a los campos de concentración y campos de trabajos forzados, el movimiento de resistencia atacó. Miles de polacos perdieron la vida, no obstante, el movimiento de resistencia logró que las fuerzas alemanas suspendieran las deportaciones.

La población del gueto estaba al tanto de su destino y se prepararon a resistir un intento final de ser deportados. En abril, los agentes de la SS ingresaron nuevamente al gueto con la finalidad de deportar a los judíos que aun permanecían en el lugar. Los 750 rebeldes resistieron heroicamente, con un armamento muy inferior, a las fuerzas alemanas que los superaban en entrenamiento y armamento.

Los nazis confiaban en aplastar el gueto en unos pocos días, no obstante, dada la férrea resistencia del pequeño grupo de rebeldes la toma del gueto les tomó un mes.

Aunque más de 50.000 judíos fueron capturados, miles fusilados y el resto deportados a diferentes campos de concentración, este acto de resistencia -el primer levantamiento en la Europa ocupada por los nazis- inspiró una ola de levantamientos en contra de las fuerzas de ocupación.

b) El levantamiento de Varsovia

Uno de los actos más valientes de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial fue el levantamiento de Varsovia. En el quinto año de la ocupación nazi en esa ciudad, los rebeldes polacos se enfrentaron a los curtidos soldados alemanes por 63 días.

El 1 de agosto de 1944, el resto del mundo presenció como los 40.000 insurgentes, que incluían 4.000 mujeres, con tan solo armamento para 2.500 combatientes, atacaron, de manera muy planificada, posiciones alemanas estratégicas. Los insurgentes contaban con limitado apoyo del Ejército Rojo y casi ninguno por parte de las tropas aliadas. No obstante, los rebeldes no desmayaron y continuaron con su lucha calle por calle, sin ningún refuerzo de blindados, artillería, rifles o municiones y sufriendo importantes bajas en cada bombardeo aéreo alemán. En el primer día de los enfrentamientos, los insurgentes perdieron 2.000 combatientes y los alemanes 500.

Los nazis no tenían escrúpulos para devolver los golpes recibidos. La población civil, niños y mujeres incluidos, fueron usados como escudos humanos atados a los tanques alemanes que avanzaban para contener a los insurgentes polacos. Como parte de la “operación de limpieza”, los hospitales fueron arrasados con los pacientes, médicos y enfermeras dentro. Siguiendo ordenes de Heinrich Himmler, jefe de la SS y la Gestapo, los oficiales nazis allanaron cada vivienda en los distritos recapturados y ejecutaron cada habitante que encontraron a su paso. La mano derecha de Hitler expresó que ningún ciudadano de Varsovia debía ser dejado con vida.

El 1 de octubre de 1944, la resistencia debió rendirse y se le reconoció como combatientes aliados por lo que fueron enviados a campos como prisioneros de guerra. Más de la mitad de la población civil fueron enviados a campos de concentración, mientras que alrededor de 250.000 personas habían perecido. La retaliación no finalizó allí, la ciudad fue enteramente despejada de polacos y los soldados de la SS, muy cuidadosamente, saquearon todas las posesiones de valor que encontraron -33.000 vagones repletos del pillaje- el resto de la ciudad fue dinamitada y reducida a cenizas.

c) El ejército rojo

De acuerdo con algunas versiones históricas, las tropas británicas y estadounidense son las naciones que impulsaron la victoria en contra del nazismo.

No obstante, el ejercito soviético, que liberó a Auschwitz, fue la única nación que combatió a los alemanes en los puestos de avanzada en pleno corazón de Polonia. Su papel fue determinante, quizás, en la derrota del Tercer Reich.

La derrota de los nazis en Stalingrado en 1942, se convirtió en unos de los puntos determinantes de la Segunda Guerra Mundial. La victorias en Kursk y Bielorusia en años consecutivos allanaron el camino para debilitar los recursos alemanes.

El estilo nazi de “batalla profunda” diezmó las tropas alemanas, pero al mismo tiempo causaron un enorme número de bajas en las fuerzas soviéticas. Se estima que 26 millones de soviéticos perdieron la vida, algunos historiadores creen que el número de muertes se acerca a los 40 millones. La Segunda Guerra Mundial sería la última vez que las tropas occidentales (los aliados) y el ejercito soviético se unirían para derrotar a un enemigo común. Años más tarde, aún con las heridas de la gran guerra abiertas, la Guerra Fría entre el bloque de este y el occidente daría inicio.

Tags

Nazismo

Por: teleSUR

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.