• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Un jornalero migrante mexicano en el interior de su país solo alcanza a estudiar cuatro años de escuela, la mitad del promedio a nivel nacional.

Un jornalero migrante mexicano en el interior de su país solo alcanza a estudiar cuatro años de escuela, la mitad del promedio a nivel nacional. | Foto: Archivo

Publicado 28 agosto 2016



Sylvia Schmelkes señaló que cuando se piensa en migrantes solo se ve a los que se van del país, y no a aquellos que migran en el interior por la precariedad en que viven sus familias.

Más del 80 por ciento de los niños mexicanos, hijos de jornaleros migrantes, no asisten a la escuela. Se estima que uno de cada 100 niños en edad escolar es hijo de estos obreros, así lo explicó la presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Sylvia Schmelkes, quien se dedicó a hacerle algunas recomendaciones al Gobierno para mejorar la situación de esos ciudadanos.

>> Estudio revela aumento de la desigualdad en México

Se estima que existen entre 279 mil y 326 mil hijos de migrantes en edad de cursar preescolar, primaria o secundaria y el 80 por ciento de ellos no acceden al sistema educativo porque son hijos de jornaleros en condiciones de pobreza, muchas veces extrema.

En promedio, los adultos cursan solo cuatro años de educación, la mitad del promedio a nivel nacional. Sus hijos, a su vez, interrumpen sus estudios constantemente y como norma repiten varias veces cada grado que cursan. Al final, terminan abandonando la escuela. Así lo reveló la investigación del INEE.

>> Unicef: México debe hacer una mayor inversión en los niños

El pasado viernes 26 de agosto, en una mesa de discusión sobre las recomendaciones por parte del instituto para mejorar el nivel de instrucción que reciben los niños; Schmelkes aconsejó al Gobierno para que rediseñe las políticas educativas con el fin de atender a estos niños, que no se les disminuya presupuesto, que se garantice disponibilidad de maestros preparados para atenderlos, que se cree un sistema unificado e innovador de información educativa.

Respecto a la disminución del presupuesto destinado a la atención de estos niños, la presidente del INEE señaló que en los últimos 4 años se ha disminuido a la mitad. "Este sector ha sido invisibilizado. Siempre que hablamos de migrantes se piensa en los que se van a Estados Unidos, pero no en los que tenemos dentro del país, quienes están en una situación verdaderamente crítica", reflexionó.

" Estamos lejos de que (...) un mexicano que migra pueda moverse libremente por el país, cambiar su residencia y ejercer su derecho a la educación. Y mientras esto no se ajuste, se pierden generaciones de jóvenes, consideró la presidenta del instituto de evaluación", agregó.

>> Más de la mitad de la población mexicana vive en condiciones de pobreza

Nasheli Ramírez Hernández, coordinadora de Ririki Intervención Social, y Carlos Rafael Rodríguez Solera, investigador de la Universidad Iberoamericana, dos de los participantes en la mesa de discusión señalaron las recomendaciones de Schmelkes como "pertinentes", pero acotaron que hace falta un organismo que las implemente. 

Las representantes del Gobierno, Claudia Alonso Pesado, coordinadora operativa del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes de la Secretaría de Gobernación (Segob), e Irma Gómez Cavazos, oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), señalaron que las directrices emitidas por el INEE son un reto para el Estado, que está obligado a garantizar el derecho a la educación de calidad para todos los menores.

>> 21 millones de niños mexicanos viven en situación de pobreza

En contexto
Las directrices del INEE fueron enviadas a las autoridades educativas federales y estatales el 3 de agosto. Se espera que para el 3 de octubre la SEP y la Segob respondan o no si aceptan las recomendaciones, pero el aceptarlas no es garantía de cumplimiento obligatorio.
En México tiene la segunda economía más fuerte de Iberoamérica, pero más de la mitad de los mexicanos, un 54,4 por ciento de la población, permanece en pobreza y se encuentra entre los 25 países con mayor desigualdad.
De los 39,2 millones de niños y adolescentes que viven en México, al menos 21 millones se encuentran en situación de pobreza y cinco millones de ellos se encuentra en la miseria más extrema, que ni siquiera tienen acceso a la salud. Esto según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por su sigla en inglés) de México.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.