• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La semana pasada fueron incautados más de mil toneladas de alimentos y productos de aseo acaparados en la distribuidora Herrera C.A.

La semana pasada fueron incautados más de mil toneladas de alimentos y productos de aseo acaparados en la distribuidora Herrera C.A. | Foto: AVN

Publicado 19 enero 2015

Medios internacionales exponen una imagen de Venezuela ante el mundo que sugiere a un país en crisis económica. En contraste, cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) indican que el consumo final del venezolano ha ido en ascenso desde los últimos 15 años. Te mostramos las mentiras y paradojas que se exponen ante el mundo sobre el abastecimiento en Venezuela.

¿Qué ocurre con el abastecimiento en Venezuela?

Desde hace año y medio los anaqueles venezolanos registran una intermitencia en cuanto a los productos de primera necesidad. Aparecen por un tiempo, pero dejan de verse por otro período. Esto ocurre principalmente con la leche, azúcar, harina de maíz y de trigo y los productos de aseo personal. Pero se produce un curioso fenómeno: por un tiempo desaparece la leche, pero se encuentran todos los productos que se fabrican con leche. De igual forma ocurre con otros artículos, que se encuentran sus derivados pero no el producto original.

Los productos desaparecen en épocas estratégicas. Entre julio y octubre del año pasado se registraron más de 9 mil casos de chikungunya en Venezuela, de acuerdo con cifras del ministerio de Salud. No hay un medicamento que cure ese virus, sin embargo, los médicos recetaban acetaminofén para tratarlo.

El acetaminofén se emplea para tratar la fiebre y el malestar general. A partir de la propagación de la chikungunya en Venezuela, el acetaminofén y sus derivados desaparecieron de los anaqueles. En esa época también desaparecieron los repelentes, insecticidas y plaquitas, que debían ser empleados para evitar la picadura del mosquito.

¿Cuáles son los productos que escasean?

Básicamente los productos regulados. ¿Por qué el Gobierno calculó los precios justos de determinados productos desde 2013? Porque los comerciantes especulaban estableciendo precios hasta 200 por ciento por encima del costo real a determinados productos de la canasta básica.

A partir de ese momento se originó un nuevo fenómeno: la aparición de nuevos productos en el mercado en sustitución de los productos regulados. Por ejemplo, escasea el arroz, pero se encuentran otras opciones como el arroz saborizado.

Ese mismo caso se presenta con otros productos como la leche, el café y artículos de aseo personal. No se encuentra el producto regulado, pero sí se encuentran otros para los que se emplea ese producto regulado como materia prima.

Los derivados del producto regulado no están sometidos al control de precios. Entonces, para un comerciante resulta más lucrativo vender ese derivado que el producto base. Si el artículo con precio regulado no se consigue, el consumidor elegirá el más parecido que encuentre. ¿Cuál encontrará? Siempre el más costoso, porque son los que distribuye el sector privado.


Producto regulado y escaso Producto derivado no escaso
Leche completa en polvo / 70 Bs. el kilo Yogurt / 80 Bs. un litro
Suavizante y enjuague para ropa / 15,4 Bs. 500 ml Producto quitamanchas / Hasta 250 Bs.
Arroz / 9,50 Bs. el kilo Arroz saborizado / Hasta 60 Bs.
Harina de maíz / 12 Bs. el kilo Harina enriquecida con arroz y avena / Hasta 40 Bs.
Champú para el cabello / 53,84 Bs. por 500 ml Champú y derivados especializados para el cabello / Entre 300 y 900 Bs.

 ¿Quién tiene el control de la mayor parte del aparato productivo en Venezuela?

El sector privado representa alrededor de 70 por ciento de la producción venezolana, es decir, una mayoría considerable que tiene parte en la estabilidad o inestabilidad económica de la nación. El conglomerado del sector privado, liderado por Fedecámaras y Consecomercio, han sido históricamente contrarios al modelo socialista venezolano.

Ambos organismos fueron parte del fracasado golpe de Estado de 2002 contra Hugo Chávez. De hecho, el entonces presidente de Fedecámaras, Pedro Carmona Estanga, fue quien “tomó posesión” de la presidencia de Venezuela de forma arbitraria.

El argumento del sector privado para sustentar que produzcan o no y que distribuyan o no determinados productos es el control cambiario.

¿El pueblo venezolano muere de hambre? Los medios internacionales de derecha reflejan una imagen de Venezuela que no tiene nada que envidiarle a las películas de terror: personas sin dinero que hacen largas colas para comprar alimentos y que eventualmente se matarán para conseguirlo. Sin embargo, la realidad es que la tasa de desempleo en Venezuela es de 5.9 por ciento (la más baja en los últimos 30 años) y en los últimos 15 años se han registrado 25 aumentos salariales y de pensiones. 

¿Desabastecimiento o acaparamiento?
Los medios de comunicación en el mundo han proyectado una imagen de crisis económica en Venezuela, sugiriendo que no se producen los productos básicos. Reseñan las colas en las inmediaciones de los establecimientos, pero no reseñan por qué. De esa forma martirizan al sector privado y satanizan al Gobierno.

En 2014 fueron incautadas más de 28 mil toneladas de alimentos que estaban destinados al contrabando. Esta semana fue intervenida temporalmente la empresa distribuidora Herrera C.A. Esa distribuidora acaparó sólo en el estado Zulia (occidente) más de mil toneladas de alimentos y productos básicos como pañales y champú. El pasado miércoles fue intervenida la sede en el estado Anzoátegui (noreste) de esa compañía, donde escondían rubros de necesidad básica desde hace alrededor de 45 días. Entonces, ¿por qué no se realizó su distribución inmediata? ¿Con qué fin estuvieron retenidos por 45 días toneladas de productos que escasean?

Venezuela y el sector empresarial importador – no productivo

El economista español y director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), Alfredo Serrano, explica que con la llegada de la Revolución Bolivariana se democratizó el consumo en Venezuela. El venezolano ya no adquiere solamente los productos de necesidad básica, sino también productos industrializados.

¿Quién oferta esos productos industrializados? Allí surge el fenómeno de la burguesía importadora: compran afuera y venden en el interior del país.

Esa merma en la producción tiene objetivos económicos y políticos, explica Serrano. “El gran empresario que tiene la capacidad de ofertar compra afuera y encuentra en Venezuela un ambicioso mercado: el venezolano que tiene plata en los bolsillos”.

Lee los artículos de Alfredo Serrano en el Blog teleSUR

Por otra parte está el objetivo político. El sector privado representa la mayoría del aparato productivo. Al no poner determinado producto en los anaqueles, el pueblo empieza a preguntarle al Gobierno ¿dónde está el producto?

Ese carácter de “imprescindible” que adquiere el sector privado, les da mucha fuerza y les permite mantener la guerra económica, que se acentuó al perder los comicios presidenciales del 4 de abril de 2013. Al perder en las urnas, buscaron ganar en los anaqueles y encontraron en la economía una forma de dar golpes de Estado.

Además de comprar afuera y vender adentro, el Gobierno tiene que darles dólares. Se hacen un agente monopolizador del dólar, con ese dólar que les ha dado el Gobierno por más de 10 años. Ahora dicen que no les dan divisas, pero ¿qué han hecho con todos los dólares que les han dado?

En cuanto a las divisas, Serrano argumenta que el sector privado crea un mercado ilegal de dólares. “Dejan una parte afuera, otra para el mercado ilegal y otra parte para comprar mercancía, pero menos de la que debían haber comprado”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.