• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Dictadura bipartidista en EE.UU. impide representación parlamentaria de la clase obrera
Publicado 7 noviembre 2014

El sistema político de Estados Unidos no admite la representación de la clase obrera, demostrado en los últimos comicios legislativos.

La dictadura bipartidista en Estados Unidos quedó de manifiesto una vez más durante la elección al Senado y a la Cámara de Representantes, las cuales no tuvieron la participación de ningún representante de la clase obrera estadounidense.

Así lo afirmó, Carolus Wimmer, diputado y presidente del Parlamento Latinoamericano, capítulo Venezuela, al hacer un análisis político de la coyuntura post-electoral que se vive actualmente en el país del norte. “Lo que tienen en Estados Unidos, es una dictadura de la aristocracia financiera y de las corporaciones imperialistas”.

Argumentó que para aspirar a cualquier candidatura, no basta con tener un buen programa electoral sino que el propio sistema imperante obliga a que éste sea apoyado por las corporaciones, quienes deciden la política y los candidatos de ambos partidos.

El presidente del Parlatino, subrayó que la victoria republicana no representa ningún cambio, ya que al igual que los demócratas son de la derecha conservadora. “La agenda de estos partidos incluye la disminución de impuestos para las corporaciones, nuevos recortes en programas sociales financiados como el seguro social y la vivienda e intensificación de la represión contra los inmigrantes”.

Wimmer aseguró que los republicanos, en coordinación con el propio Barack Obama, pretenderán ampliar el aparato militar y de inteligencia contra el mismo pueblo estadounidense junto con la expansión de la agresión militar en el extranjero.

Finalmente destacó que con estas elecciones se demostró la apatía y la poca confianza del pueblo estadounidense en el bipartidismo, ya que los comicios tuvieron un mínimo histórico de tan sólo 38 por ciento de participación electoral. “Las políticas de ambos partidos son impopulares para la clase obrera, el pueblo trabajador y los jóvenes estadounidenses, quienes no creen en las falsas contiendas electorales que realizan los democráticas y republicanos, para disfrazar sus acuerdos bilaterales, en aras de cumplir con los requerimientos e intereses de las grandes corporaciones”, enfatizó Wimmer.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.