• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El crecimiento de América Latina en los últimos años es indudable. (foto: EFE)

El crecimiento de América Latina en los últimos años es indudable. (foto: EFE)

Publicado 24 julio 2014

Los países latinoamericanos muestran una tendencia económica que apunta al crecimiento, contrario a Europa y Estados Unidos que desde hace años han venido en caída.  Sin embargo, la desigualdad sigue siendo el flagelo a combatir en esta región, que en toda su historia ha tenido que enfrentarse a los sesgos elitistas.

El Banco Mundial (BM) publicó en su página web en marzo de 2014 que a medida que las condiciones económicas en las economías avanzadas han mejorado este año, las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe lucen bastante positivas: con un crecimiento acelerándose de 2,9%  en 2014 a 3,2% en 2015 y 3,7% en 2016.
 
De cumplirse esta proyección, el crecimiento promedio esperado para la región superaría el modesto incremento de 2,5% del año 2013. No obstante, el Banco Mundial precisó en su informe que "a pesar de los avances de la última década, la desigualdad en la región sigue siendo elevada y podría estar estancándose".

En enero de 2014, el Fondo Monetario Internacional (FMI) auguró crecimiento económico para América Latina en 2014, pero señaló que sería una época "volátil". En este sentido, el organismo sostiene en sus estadísticas que los países de la región han crecido a una tasa media del 4% desde 2004, frente al 2,6% en el período 1995-2004 y el 2% entre los años 1980 y 2002.

La desigualdad: una brecha significativa

Los logros de América Latina en materia económica son indudables y por ello han sido reconocidos por el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina (Cepal). Sin embargo, hay una pregunta sin responder: ¿por qué en medio del crecimiento sigue existiendo la desigualdad?

En un artículo publicado el 20 de julio de 2014, la cadena británica BBC indicó que "a pesar del crecimiento de la última década y de la aplicación de políticas redistributivas, América Latina sigue siendo la región más desigual del planeta, sólo superada por una zona plagada de guerras y hambrunas: África Subsahariana".

La afirmación es basada en las cifras del Banco Mundial, cuyas estadísticas reflejan que aunque en los últimos 15 años unos 100 millones de latinoamericanos salieron de la pobreza, pero que la distancia que los separa de los más ricos apenas ha variado. Diversas mediciones de la norma internacional usada para la desigualdad, el Coeficiente Gini, coinciden en este dato.

Según el Banco Mundial y el Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas), África Subsahariana tiene un nivel de desigualdad del 56,5, seguido por América Latina (52,9) y bastante lejos de Asia (44,7) y Europa del Este y Asia Central (34,7).

La clave: programas sociales

Según Leo Gasparini, experto del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas), los avances en la última década en América Latina se deben a una mezcla de factores económicos y de política social. "La caída de la desigualdad se debe en parte a factores exógenos, como la fuerte mejora en los términos de intercambio (precios de las exportaciones versus el de las importaciones), y en parte a políticas aplicadas, como el aumento del gasto social, con programas focalizados como las transferencias monetarias condicionales", indicó.

Para contrarrestar la desigualdad, varios gobiernos progresistas han implementado programas sociales destinados a las clases con menores recursos. El Gobierno Bolivariano de Venezuela, ideó con Hugo Chávez una de las iniciativas que han sido tomadas con bandera para la inclusión social: las misiones, cuyos logros han sido reconocidos por organismos internacionales.

En toda la región existen acciones similares. El 'Plan Familias' y el plan 'Jefes y Jefas de Hogar' en la Argentina, el 'Bono Juancito Pinto' y el 'Madre Niño-Niña' en Bolivia, el 'Chile Solitario', el 'Familias en Acción' en Colombia, el 'Bono de Desarrollo Humano' en Ecuador y 'Oportunidades' en México, son algunos de estos ejemplos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.