• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Después de 10 años no hay justicia para los civiles muertos en el primer ataque de drones. (Foto: Archivo)

Después de 10 años no hay justicia para los civiles muertos en el primer ataque de drones. (Foto: Archivo)

Publicado 17 junio 2014

Hace diez años, el primer ataque con drones de la CIA sacudió Pakistán, a partir de una campaña de bombardeos que abarcaría dos presidencias en Estados Unidos y tres gobiernos paquistaníes.

Hace diez años, el primer ataque con drones de la CIA sacudió Pakistán, a partir de una campaña de bombardeos que abarcaría dos presidencias en Estados Unidos y tres gobiernos paquistaníes.

En la noche del 17 de junio de 2004, un avión no tripulado alcanzó a Nek Mohammed, un alto funcionario talibán. Pero también murieron otras cinco personas - dos de las cuales eran niños. Mientras Nek Mohammed recibió obituarios detallados en los principales periódicos de Pakistán, los niños ni siquiera fueron identificados por su nombre. Y 10 años después de su muerte, los detalles de lo que pasó esa noche apenas están comenzando a emerger.

El año pasado, durante un viaje de investigación a Pakistán para la denominación del proyecto Nombrando la Muerte, la oficina se reunió lugareños que fueron testigos de las secuelas del ataque y compartieron detalles clave que no habían sido reportados previamente, proporcionando la historia no contada de los efectos del primer ataque con drones.

En 2004, Nek Mohammed tenía casi 20 años. Aunque joven, era cada vez más influyente, como líder de una revuelta tribal contra el gobierno paquistaní.

El periodista del New York Times, Marcos Mazzetti, describe a Nek Mohammed en su libro “El Camino del Cuchillo”, como la "estrella de rock indiscutible" del cinturón tribal de Pakistán, y escribe que jugó un papel decisivo en el aprovechamiento del resentimiento local por la decisión del gobierno de Pakistán de apoyar la invasión de EEUU a Afganistán. Reunió a los combatientes extranjeros que huían de la invasión de Afganistán, con miembros de las tribus locales, para lanzar ataques contra el gobierno paquistaní y las bases estadounidenses en la frontera.

Sus ataques provocaron una invasión militar paquistaní de Waziristán del Sur en marzo de 2004, pero el presidente Musharraf se vio obligado a hacer un acuerdo de paz con los guerrilleros en cuestión de semanas después de sufrir pérdidas más pesadas que las esperadas.

La tregua no se mantuvo. En mayo de 2004, los hombres de Mohammed habían reanudado sus ataques contra objetivos del gobierno de Pakistán y, según Mazzetti, funcionarios de inteligencia paquistaníes propusieron un acuerdo con los EEUU. Si iban a matar a Mohammed, el gobierno paquistaní permitiría a los EE.UU. comenzar a volar sus aviones no tripulados en las regiones tribales de Pakistán - algo para lo que había solicitado permiso por algún tiempo con el fin de cazar miembros de Al Qaeda que habían huido por la frontera.

“Nek Mohammed realmente había cabreado a los paquistaníes", dijo un ex jefe de la CIA, según Mazzetti. "Ellos dijeron:" Si ustedes pueden encontrarlo, vayan a buscarlo”.

No pasó mucho tiempo antes de que la CIA tuviera a su hombre.

En la noche del 17 de junio de 2004, Mohammed estaba sentado en el patio de una casa en la aldea de Kari Kot, Waziristán del Sur, cuando un avión no tripulado atacó. El ejército paquistaní inicialmente se atribuyó el ataque. Con Mohammed había varios hombres, entre ellos el dueño de la casa, Sher Zaman, y dos hijos, quienes según todos los reportes, fueron asesinados. Informes en el momento afirmaron que los chicos tenían 10 y 16 años de edad.

La oficina se reunió con dos hombres que podían recordar las secuelas del ataque. A pesar de que no habían sido informados de antemano sobre lo que se iba a discutir, sus cuentas coinciden en muchos detalles con los informes de los medios anteriormente recopilados por la oficina, lo que permite confiar en sus recuerdos.

Uno de los dos hombres era un periodista local que estaba a un 1 km de distancia, cuando ocurrió el ataque. Se apresuró a la escena e informó sobre el ataque. Le dijo a la Oficina que el chico más joven se llamaba Mohammed Zaman, y su hermano mayor era Khan Zaman. Ambos eran estudiantes de una escuela en Wana.

El periodista, cuyo nombre hemos protegido, dijo que los niños eran hijos de Sher Zaman, un afgano de la tribu Wazir, hijo de Akbar Zaman. Él era "de más de 60" años de edad, y sus dos hijos pequeños estaban con su segunda esposa”, añadió.

También dio detalles de otro hombre que murió, Shahrukh Khan, de la tribu Zilikhel. “Él era un comandante local de Mohammed, y ​​también trabajó como piloto”, dijo el periodista. Él murió en el acto en el ataque.

El periodista dijo a su llegada que en el momento del ataque, Nek Mohammed tenía "al teléfono, mientras los otros estaban sentados en un grupo", añadió el periodista. Cuando el misil les alcanzó, los otros fueron asesinados al instante. Nek Mohammed resultó herido de gravedad y fue trasladado de urgencia al hospital.

Por otra parte, la Oficina conoció a un hombre que era entonces un adolescente que trabaja como ayudante en un dispensario médico un par de kilómetros de Kari Kot, cuando ocurrió el ataque.

'Como era verano estábamos sentados en el techo del hospital, porque hacía mucho calor", dijo. Él y sus colegas oyeron un zumbido. 'En ese momento la gente no sabía que el zumbido era un avión no tripulado. Luego, nos acostumbramos a ello. Se oía un poco de ruido desde el este, vino un destello de luz. Luego hubo una gran explosión.

Poco después, los vecinos trajeron los cuerpos de Nek Mohammed y 'uno de sus generales'. "Nos dijeron que no estaba permitido acercarse al cuerpo ... En la mañana nos enteramos de que era él", dijo el testigo.

Los dos relatos ilustran algunas de las ambigüedades y conflictos que pueden ocurrir en el testimonio de testigos presenciales. El segundo testigo confiaba en que murieron sólo Nek Mohammed y el hombre que fue llevado con él al hospital.

'Por lo que yo sé todos los hospitales públicos de la zona estaban cerrados durante la noche. Este fue un pequeño dispensario privado que estaba abierto-dijo-. 'Yo creo que si no había otros hospitales abiertos, dónde estaban los otros cuerpos? Deben de haber llegado al dispensario”.

Y agregó: "Yo soy de la zona. Si hubiera otros muertos o heridos, sabríamos que hubo otros muertos, pero no habría otros rumores '.

Sin embargo, los informes de los medios de comunicación - y el periodista que originalmente informó sobre el ataquega - coinciden en que hubo otros muertos, incluyendo Sher Zaman y sus hijos. El testimonio ocular del trabajador de la salud - incluyendo las heridas que él describió en el cuerpo de Nek Mohammed - se ajustan a la descripción realizada de forma independiente por el periodista.

Un informe de Amnistía Internacional publicado en octubre de 2013 dio diferentes nombres para los dos muchachos, que los identifican como Irfan Wazir, de 14 años, y Zaman Wazir, ocho.

El investigador paquistaní de Amnistía Internacional, Mustafa Qadri dijo a la oficina: "A menudo la gente en Waziristán tiene muchos nombres o apodos: pueden tener nombres religiosos, de las castas tribales, y el nombre oficial que está en sus tarjetas de identificación. Es un gran desafío, y es posible que estos niños estén siendo identificados por diferentes nombres y diferentes fuentes. En él se destacan las profundas dificultades de tratar de confirmar los detalles - incluso sólo los nombres de las víctimas reales.

Y agregó: "Este es un caso que tiene 10 años, y es indiscutible: el propio presidente Musharraf ha reconocido que este era en realidad un ataque aéreo de EE.UU. A pesar de la confusión sobre los nombres, no hay pruebas claras de que dos niños murieron en ese ataque. La responsabilidad está en los EE.UU. para explicar lo que pasó - ¿y lo que está haciendo Pakistán para pedir la indemnización de la familia? Es muy simbólico que en el primer ataque aéreo con drones, tengamos, sí, un militante muerto, pero también a civiles -. Y sin embargo, después de 10 años no hay justicia ni reconocimiento a esos civiles".

Fuente: http://goo.gl/jgZOJY

Traducción: Jeannette Bustamante


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.