México propone una entidad no intervencionista en lugar de la OEA