Mostrar:
Autores:
Buscar:

Luis Bravo
Luis Bravo

Web User

2 Notas publicadas

prmrlnmadrid@gmail.com
Notas recientes
Historia de una larga y épica lucha contra la nefasta lacra del colonialismo portugués, el imperialismo occidental y el atraso cultural, en pos de la conquista de la soberanía económica y la independencia real de África, tras décadas de humillaciones e ignominia.

Tras la victoria electoral del Partido Nacional del Pueblo y la elección como presidente del sindicalista Michael Manley en 1972, el nuevo gobierno tomaría una serie de medidas de tendencia socialista moderada, iniciando una gran campaña de alfabetización, estableciendo por primera vez un salario mínimo para los trabajadores, educación gratuita, una reforma agraria y la creación de cooperativas a través del Consejo Cooperativo de Trabajadores del Azúcar, control de precios de los productos básicos, permiso pagado de maternidad y leche gratuita para las madres, un plan de vivienda pública, nacionalización de las empresas de electricidad, telefonía y transporte, nacionalización de fábricas de azúcar y del banco Barclays, elevación del impuesto sobre las exportaciones de bauxita (explotada por empresas norteamericanas y canadienses), nacionalización de la tierra de las minas, y aumento de las participación estatal en la propiedad de las compañías, por ejemplo el Estado compraría el 51 % de las acciones de la empresa de aluminio Káiser bauxita, etc.
En el plano internacional, Jamaica estrecharía sus lazos con los procesos revolucionarios anti imperialistas de Cuba, Nicaragua y Granada, y apoyaría las luchas de independencia en África, como es el caso concreto de Angola. Estos cambios provocarían sus reacciones dentro del sector privado, algunas empresas de aluminio abandonaron el país, otras comenzarían a utilizar técnicas de guerra económica como el aumento de precios, acaparamiento, escasez y reducción programada de la oferta de productos básicos, para provocar el descontento popular. A ello se sumarían las sanciones internacionales y la negativa de dar créditos al país para las importaciones de algunos productos, si el gobierno no cambiaba su política. Por su parte, la CIA norteamericana realizaría una campaña de guerra psicológica mediante la difamación internacional de Jamaica, con el fin de destruir su sector turístico, cancelando vuelos desde EEUU, y diseminando toda clase de noticias alarmistas en las agencias de viajes, infiltraría y utilizaría medios de comunicación e instituciones culturales y de caridad para espiar, sabotear y reclutar agentes, sobornaría a los sindicatos para organizar huelgas y protestas y financiaría al principal partido opositor. Todo ello iría acompañado de la organización de grupos terroristas que se encargarían de provocar incendios indiscriminados con bombas molotov, sabotajes y asesinatos de militantes del Partido Nacional del Pueblo, e incluso del partido opositor, para culpar al gobierno e instaurar un clima de terror que paralizara el país.
La CIA reclutaría a narcotraficantes de bandas locales, especialmente de la conocida banda ¨Shower Posse¨, organizándolos en escuadrones y suministrándoles armas para actuar como sicarios y espías a cambio de permitir y facilitar su actividad y conexiones de trafico de drogas entre la isla y los Estados Unidos, esta banda a su vez, estaba ligada estrechamente con el partido opositor, y varios de sus miembros acabarían testificando años después sobre su implicación con la CIA y en múltiples asesinatos por encargo. El propio ex agente arrepentido de la CIA Phillip Agee, destaparía los nombres de varios agentes encubiertos en Jamaica durante unas jornadas contra la desestabilización celebradas en Kingston, los agentes serían denunciados públicamente mediante la edición y distribución de sus datos en miles de folletos. En la misma línea, Gary Webb, valiente periodista norteamericano, denunciaría también este tipo de sórdidas conexiones, revelando cómo la CIA vendió toneladas de crack en los barrios de Los Ángeles y utilizó ese dinero de comercio criminal para financiar las operaciones de la Contra nicaragüense que trataba entonces de derrocar al Gobierno sandinista en Nicaragua, posteriormente Webb denunciaría amenazas de muerte, seguimientos y la violación de su domicilio por ¨gente del gobierno¨, a finales de 2004 sería encontrado muerto de dos balazos en el rostro, las autoridades judiciales declararon que se trató de un ¨suicidio¨, un hecho insólito que alguien fuera capaz de dispararse así mismo dos veces en la cabeza…
Las autoridades jamaicanas realizarían centenares de arrestos, incluso de miembros del propio partido gobernante, sobornados e infiltrados, y llegarían a declarar el Estado de excepción ante los constantes ataques de los escuadrones de la muerte. Los militantes del Partido Nacional del Pueblo organizarían patrullas de vigilancia, cortando con barricadas los accesos a algunos barrios de mayoría izquierdista, como el bastión de ¨Trenchtown¨, estableciendo ¨zonas prohibidas¨, como resultado el país entraría al borde de la guerra civil produciéndose varios centenares de muertos y heridos, entre ellos el conocido cantante de reggae Bob Marley que resultaría herido de bala cuando un grupo de sicarios asaltó su casa realizando 83 disparos, posteriormente y motivado por ese incidente escribiría la canción ¨Carrera de ratas¨ en la que expresaría ¨Rasta no trabaja para la CIA¨…