• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • En EE.UU., entre 2001 y 2011 los tiroteos dejaron 40 veces más muertos que los ataques terroristas.
    En Profundidad

    En EE.UU., entre 2001 y 2011 los tiroteos dejaron 40 veces más muertos que los ataques terroristas.

    Foto: 1/3 EFE
  • El control de armas es el tópico en común en las protestas tras el tiroteo en Orlando.
    En Profundidad

    El control de armas es el tópico en común en las protestas tras el tiroteo en Orlando.

    Foto: 2/3 Reuters
  • En solidaridad tras las víctimas de Orlando, manifestantes abogan por el cese del odio.
    En Profundidad

    En solidaridad tras las víctimas de Orlando, manifestantes abogan por el cese del odio.

    Foto: 3/3 EFE

En Estados Unidos hay más armas que habitantes, según datos del Congreso. Al menos 30 personas son heridas por armas de fuego cada día en el país que "lucha contra el terrorismo mundial".

El tiroteo masivo ocurrido el domingo en un club gay en Orlando, Florida, ha sido catalogado como "el peor de la historia de Estados Unidos", al dejar 50 muertos y 53 heridos.

La masacre reavivó el histórico debate sobre la posesión de armas de fuego a manos de civiles y su fácil acceso. En Estados Unidos existen entre 270 y 310 millones de armas de fuego y en 37 por ciento de los hogares existe un adulto que posee al menos una.

Una cultura de armas


El derecho a portar armas de fuego está consagrado en la Segunda enmienda de la Constitución, que es parte de la Carta de Derechos aprobada el 15 de diciembre de 1791.

Esta enmienda dice en su traducción al español: “Siendo una milicia bien preparada necesaria para la seguridad de un estado libre, el derecho del Pueblo a tener y portar armas no será vulnerado".

La cláusula es motivo de la tradición de los fundadores de Estados Unidos para protegerse ante cualquier amenaza.

Esta enmienda ha tenido distintas interpretaciones. Muchos debaten sobre si ese derecho está establecido únicamente para  una milicia organizada o si se incluye a los individuos de manera diferenciada. Es decir, si es un derecho colectivo o individual.

>>¿Qué tan fácil es poseer un arma en EE.UU.?

La cultura de la armas está muy conectada a las raíces del país, sin embargo, ha sido utilizada por el poderoso lobby de armas para la defensa del “derecho individual”  y de su negocio lucrativo que supone unos 10 mil millones de dólares anuales para la industria estadounidense.

¿Por qué ocurren los tiroteos masivos?


La mayoría de los protagonistas de estos crímenes son jóvenes con desequilibrios o trastornos mentales que se sienten excluidos y encuentran en el fácil acceso a las armas una forma de descargar su ira contra la sociedad.

Mike Males, investigador del Centro para la Juventud y la Justicia Criminal de San Francisco, California, en entrevista para el portal Semana.com afirmó que "un individuo se siente alienado, irrespetado, rechazado, y explota masacrando gente inocente. En Estados Unidos se registran más de la mitad de este tipo de masacres que ocurren en el mundo".

Según investigadores, las masacres pueden ser “contagiosas” una muerte o tiroteo incrementa las oportunidades de que vuelva a ocurrir nuevamente

Este “fenómeno imitador”  es más frecuente en Estados Unidos que  porque hay un mayor acceso a las armas que en otros países.

la posesión de armas esta arraigada en la cultura estadounidense


¿Cuántas muertes por tiroteos se han producido en Estados Unidos?


De acuerdo con cifras del Departamento de Justicia y el Consejo de Relaciones Exteriores de EE.UU., entre 2001 y 2011 los sucesos acontecidos con armas de fuego dejaron 40 veces más muertos que aquellos ataques calificados como terroristas por las autoridades

 

Posturas de los partidos políticos


Los demócratas históricamente favorecen más las leyes sobre el control de armas y se oponen, además, a  llevar armas ocultas en lugares públicos. En el año 2015 presentaron en el senado estadounidense un proyecto que incluía una serie de principios para el control de armas, con la que esperan poder sentar bases para una nueva legislación sobre el tema.

La propuesta incluía la imposición de controles de antecedentes para la venta de armas de Internet y la expansión de bases de datos de compradores, así como la aplicación de medidas restrictivas contra el mercado ilegal de armamento.

Los republicanos entre tanto, rechazan el control de armas y son fuertes defensores de la Segunda Enmienda (que establece el derecho a portar armas) así como el derecho de llevar armas ocultas.

La iniciativa del presidente Barack Obama a principios de año, con la que intentaba mejorar el control de armas, consistía en propuestas destinadas a evitar que las armas lleguen a manos inadecuadas, prohibir la venta de las armas de asalto, aumentar la seguridad en las escuelas y mejorar los servicios de salud mental.

>>EE.UU.: 50 muertos y 53 heridos tras tiroteo masivo

Los republicanos se opusieron a las propuestas pues las mismas amenazaban el derecho a portar armas.

¿Por qué es tan difícil fortalecer el control de armas de fuego?


El factor principal es el poder de los grupos de presión sobre las armas.

El presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano, Michael Shifter, afirmó a EFE que “como muestra la historia, las matanzas provocan fuertes cambios en la opinión pública, pero las peticiones de cambio en momentos puntuales importan menos que la capacidad de presión de la poderosa Asociación Nacional del Rifle” (NRA, por su sigla en inglés).

La Asociación Nacional del Rifle es uno de los importantes grupos de presión. A través de todo tipo de acciones que van desde  argumentos constitucionales polémicos y fondos de financiación para la campaña, hasta movilización de votantes; son capaces de ejercer influencia en los miembros de los principales partidos.

Pero la población estadounidense no parece afectada por la situación. Según la empresa consultora Gallup  el total  de estadounidenses que esta a favor de mayores controles sobre las armas ha descendido dramáticamente en los últimos 24 años, pasando del 79  por ciento en 1990 al 47 por ciento en 2014.

Y esto parece estar reflejado en el incremento del número de armas entre la población estadounidense. Según un informe del Servicio de Inteligencia del Congreso, en 2012 los civiles tenían a su disposición un total de 114 millones de pistolas, 110 millones de rifles y 86 millones de escopetas.

El periodista Paul Vale señala en un artículo que este comportamiento se debe a la importancia que le dan los estadounidenses a la libertad y el rechazo a las restricciones gubernamentales. “Incluso si se demuestra que los controles de armas podrían evitar los tiroteos masivos, todavía habría estadounidenses que se opondrían a esa iniciativa".

Más grave que el terrorismo


El Presidente Obama admitió que han “gastado un billón de dólares, aprobado numerosas leyes y dedicado agencias enteras a evitar ataques terroristas en nuestro suelo y, sin embargo, tenemos un Congreso que explícitamente nos impide incluso recolectar la información sobre cómo podríamos potencialmente reducir las muertes con armas de fuego. ¿Cómo es posible?".

El país norteamericano gasta aproximadamente 100 mil millones de dólares al año en seguridad y defensa contra el terrorismo. El mismo congreso que aprueba el presupuesto de defensa ha negado las leyes sobre el control de armas.

Paradójicamente, mueren más por armas de fuego que por terrorismo. Solo en 2015 murieron un total de 462 personas y resultaron heridos alrededor de mil productos de más de 300 tiroteos que se registraron en el año 2015.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.