• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los tarifazos y las políticas de Macri agravaron la situación económica de un gran sector de la población argentina, sostiene el informe.
    En Profundidad

    Los tarifazos y las políticas de Macri agravaron la situación económica de un gran sector de la población argentina, sostiene el informe.

Los indicadores sociales de Argentina son los peores de los últimos años, confirmando el impacto de las políticas económicas del presidente Macri, quien sumó en el primer tramo de gestión un millón y medio de nuevos pobres y 600 mil nuevos indigentes.

Las medidas de ajuste económico del Gobierno argentino agravaron el escenario de crisis, "más recesivo y adverso en materia de empleo y poder adquisitivo para amplios sectores sociales”, revela un informe de la Universidad Católica Argentina que mide la pobreza y la desigualdad del país.

En quince meses de gestión presidencial de Mauricio Macri un millón 500 mil argentinos pasaron a ser pobres y 600 mil cayeron en la indigencia, sostiene el estudio del Observatorio de la Deuda Social Argentina (marzo 2017).

Las cifras muestran el empeoramiento del cuadro social, la pobreza aumentó un 32,9 por ciento en el tercer trimestre de 2016 y la indigencia subió a 6,9 por ciento. En abril de 2016 la pobreza ascendía a 32,6 por ciento y la indigencia a 6,2 por ciento.

La "pobreza cero" fue tan solo un eslogan electoral de Mauricio Macri en 2015. Lo hizo en un encuentro que encabezó con jóvenes y seguidores del partido Propuesta Republicana (Pro) en la ciudad bonaerense de Campana, a menos de un mes de las elecciones presidenciales de octubre 2015.

 

Macri ganó las elecciones presidenciales con esa promesa de alcanzar la “pobreza cero”, y luego admitió en septiembre de 2016 que estaba muy lejos de ese objetivo. “Pobreza cero en cuatro años es obvio que no se alcanza".

En febrero de 2017 dijo que "hace falta crecer 20 años para sacar a todos los argentinos de la pobreza".

El informe de la UCA presentado por el titular del Observatorio de la Deuda Social, Agustín Salvia, sostiene que la desigualdad persistente y la pobreza estructural "son resultado de un modelo económico-productivo concentrado y desequilibrado con efectos de exclusión y desigualdad a nivel socio-laboral".

Durante el último año, “las medidas de ajuste económico” del Gobierno, entre otros factores, “habrían agravado el escenario de crisis, más recesivo y adverso en materia de empleo y poder adquisitivo para amplios sectores sociales”. 

El alza de tarifas en los servicios públicos (700 por ciento en electricidad, 375 por ciento en el servicio del agua, 300 por ciento en el gas y del 100 por ciento en el transporte) sumado a la ola de despidos masivos, al menos 232 mil 286 trabajadores perdieron su empleo, según el Centro de Economía Política Argentina, agravaron la realidad social de miles de argentinos.

El estudio de la UCA también señala que las brechas sociales se acrecentaron durante este período. "La evolución de distintos indicadores de las condiciones materiales no ha sido equitativa al interior de la estructura social. Los más perjudicados en lo que respecta a las capacidades de subsistencia fueron los hogares de estratos muy bajos y de espacios segregados", concluye.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.