• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El partido del primer ministro holandés, Mark Rutte, el movimiento de centro derecha VVD, ganó el mayor número de escaños en las elecciones parlamentarias, según las primeras encuestas publicadas.
    En Profundidad

    El partido del primer ministro holandés, Mark Rutte, el movimiento de centro derecha VVD, ganó el mayor número de escaños en las elecciones parlamentarias, según las primeras encuestas publicadas.

Con un nivel de participación que superó el 80 por ciento, el partido del primer ministro, el conservador Mark Rutte, superó al ultraderechista Geert Wilders, que comparte el segundo lugar con otras dos fuerzas.

El VVD, partido de centroderecha del primer ministro Mark Rutte, de 50 años, le ganó las elecciones parlamentarias al ultraderechista del PVV (Partido de la Libertad) Geert Wilders, de 53 años.

Estas elecciones de Holanda eran vistas con especial atención en la escena internacional porque mediría el sentimiento nacionalista de los electores en un clima de polarización y desencanto con los partidos tradicionales.

Rutte representa la continuidad y mostró a Wilders como un xenófobo que traería el caos a Holanda, calificándolo de extremista e inexperto para gobernar.

"Holanda le dijo no a la mala versión del populismo", dijo Rutte tras conocerse los primeros datos oficiales que confirman lo que reflejan las encuestas. "Se impuso el mensaje de mantener una Holanda segura, estable y próspera", agregó ya que la propuesta de su contrincante, Wilders, era "desislamizar" Holanda.

Esta fue la primera de tres elecciones en países miembros de la Unión Europea este año en que partidos anti inmigrantes apelan a la "identidad", responsabilizando a una élite política que no los escucha y a una Unión Europea que obliga a su país a "no tener fronteras". Esta narrativa no fue exclusiva de Holanda, será eje también en las elecciones francesas y alemanas.

Holanda recién supera una crisis financiera y su índice de desempleo es bajo por lo que la situación económica no es el factor que define el voto holandés. La identidad, la inmigración y el populismo fueron tres ejes para comprender lo que estaba en juego en estas elecciones.

El Parlamento Holandés está compuesto por 150 escaños. Se necesitan 76 para formar gobierno. Según la televisión pública NOS, de los 150 escaños, 31 se proyectan para el partido liberal de derecha VVD, del primer ministro, y 19 para el Partido para la Libertad de Wilders, los mismos que los demócrata cristianos del CDA y los centristas de izquierda Demócratas 66.

Próximas elecciones en el bloque: Francia y Alemania ¿contra la UE?

Tras la decisión británica de abandonar la Unión Europea (UE) en un referendo celebrado en 2016, los comicios holandeses son los primeros considerados como un examen al sentimiento contra las instituciones en la Unión Europea. 

En Francia hay elecciones presidenciales en mayo, con Marine Le Pen encabezando las encuestas, mientras que en Alemania hay elecciones parlamentarias en septiembre, y el partido ultraderechista AfD tiene la ventaja.

Francia

En cuanto a discurso, el dirigente holandés Geert Wilders y  la candidata de extrema derecha en Francia Marine Le Pen coinciden en férreas posturas en contra de la inmigración, siguiendo los pasos al presidente estadounidense Donald Trump.

Le Pen sostiene que la inmigración musulmana y la globalización económica están acabando con la identidad francesa y las encuestas indican que podría ganar la primera ronda el 23 de abril, aunque no necesariamente una segunda vuelta el 7 de mayo.

Sus propuestas, que incluyen dejar la UE y el euro, prohibir el uso en público de los pañuelos musulmanes y los kipás judíos, asustan a muchos votantes y parece poco probable que gane una segunda ronda.

Su contraparte es Emmanuel Macron, un político independiente de centro, que está a favor de una mayor integración europea y una economía global online.

Alemania

La canciller Angela Merkel buscará ser reelegida en septiembre, apostando a la unidad europea, y su amenaza podrían ser los social-demócratas de centro izquierda, bajo la conducción del ex jefe del Parlamento Europeo Martin Schulz, quien está a favor de la unidad europea pero contra las injusticias económicas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.