• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Estados Unidos obtuvo el territorio en 1898 como despojo de su guerra contra España.
    En Profundidad

    Estados Unidos obtuvo el territorio en 1898 como despojo de su guerra contra España.

Este 11 de junio Puerto Rico se celebró un plebiscito sin carácter vinculante propuesto por el actual gobernador Ricardo Rosselló.
 

Los puertorriqueños votaron el 11 de junio nuevamente en un referendo sobre la relación política con Estados Unidos (EE.UU.), en un plebiscito sin carácter vinculante - para el Gobierno estadounidense - impulsado por el actual gobernador Ricardo Rosselló.

La nueva consulta es el único plebiscito de estatus que cuenta con aval y presupuesto federal, la misma incluye, finalmente, las opciones, en una sola papeleta de votación, de anexión o “estadidad”, la “libre asociación/independencia” y el “actual estatus territorial”.

El resultado de la consulta del 11 de junio, como las de 1967, 1993, 1998 y 2012, carece de compromiso alguno por parte del Congreso estadounidense.

En la consulta solo participó medio millón de los 2,6 millones de electores habilitados para participar. De ese medio millón, 97 por ciento aprobó ser considerado un estado más de Estados Unidos.

El plebiscito 


Esta nueva consulta popular se da tras la aprobación por el Gobierno de la Isla de la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico (2017) la cual estipula en primer caso lograr igualdad política y social con Estados Unidos por medio de la estadidad. 

La segunda alternativa que propone la Ley es convertir a Puerto Rico en un país independiente, ya sea por medio de la independencia o mediante un tratado de libre asociación con Estados Unidos. Del gobierno escoger esta formula, se realizará un referendo para escoger entre la independencia o la libre asociación.

Los puertorriqueños aspiran a su independencia de EE.UU. EFE

El gobernador de Ricardo Rosello ha sido el encargado de dirigir todos los esfuerzos para llevar a cabo la consulta, que se dio gracias a la aprobación de la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico .

Rosselló ha denunciado que Puerto Rico es una colonia y sostiene que esa situación es la causa de los males que aquejan a la isla, pues también la imposibilita de pagar su millonaria deuda que asciende a los 70 mil millones de dólares.

Puerto Rico se encuentra bajo la supervisión del Congreso de EE.UU. que implantó una entidad de control federal que debe aprobar cualquier decisión financiera que se tome en la capital puertorriqueña.

>> Puerto Rico pide a EE.UU. compromiso con su descolonización

Se trata de la quinta consulta popular que se lleva adelante para preguntar a la población sobre la relación política con EE.UU., la cual solo cuenta con el apoyo del Gobierno, porque la oposición se ha encargado obstruir el referendo, está llamando a un boicot.

La última consulta celebrada en la isla sobre estatus fue el 6 de noviembre de 2012 y se le preguntó al elector si estaba de acuerdo con mantener la condición política territorial actual, a lo que un 51,71 por ciento dijo que no.

En la segunda pregunta se pedía elegir entre las opciones de anexión, estado libre asociado soberano e independencia, saliendo la primera opción como la más votada con el 44,61 por ciento.

Las preguntas


Esta vez los puertorriqueños tendrán que elegir entre tres opciones en la papeleta: (1) Estadidad, (2) Libre Asociación/ Independencia y (3) Actual estatus territorial.

Si resultara ganadora la opción compuesta por Libre Asociación/Independencia, se tendría que realizar un referendo el próximo 8 de octubre en el que los electores deberán elegir una de las dos opciones por separado.

Estadidad: Con mi voto, reitero mi petición al Gobierno federal para comenzar de inmediato el proceso para la descolonización de Puerto Rico con la admisión de Puerto Rico como estado de la unión  de  los Estados Unidos de América.

Libre Asociación: se trata de una asociación política libre y voluntaria, cuyos términos específicos  se acordarían entre  Estados Unidos y Puerto Rico como naciones soberanas.

Ciudadanos puertorriqueños prostestan contra la injerencia de EE.UU. EFE

Actual Estatus Territorial: Con mi voto expreso que deseo que Puerto Rico se mantenga como está hoy,  bajo los  poderes plenarios del  Congreso y sujeto a la cláusula territorial de la Constitución  de  Estados Unidos.

¿Qué lograra Puerto Rico con un plebiscito no vinculante? El plebiscito por el que está trabajando el gobernador Ricardo Roselló y que cuenta con el aval del congreso, permitirá al pueblo de Puerto Rico decir si quiere pasar de la colonia a ser un Estado independiente. De ser positivo el resultado, se intensificará la lucha independentista dentro y fuera del país.

¿Cuáles son los actores políticos a favor y en contra del plebiscito?


El impulso a favor de la estadidad fue una promesa del gobernador Ricardo Rosselló y sus aliados, él pedirá en junio a los residentes que voten en un plebiscito no vinculante, como parte de un arreglo a largo plazo para un país que pasa por tiempos difíciles que se traduce en cierre de escuelas públicas, el congelamiento de los salarios, cortes a las pensiones y afectaciones a las inversiones en materia de salud pública.

Roselló considera que la estadidad significará más inversiones en infraestrutura, es decir, una economía más estable y un pueblo que dejará de estar privado "del derecho a la igualdad política, social y económica bajo el control estadounidense".

Pero Roselló no solo deberá convencer a EE.UU., sino también a los tres partidos políticos principales; conocidos por los puertorriqueños como el partido de la estadidad, el partido de la independencia y el partido que apoya una versión mejorada de statu quo. Los votantes del plebiscito deberán escoger entre esas tres versiones.

Para la oposición puertorriqueña la opción que defiende Roselló, no se corresponde con los ideales independentistas del pueblo que no desea seguir bajo el control de los Estados Unidos  sino que reclaman la independencia de un estado soberano.

De acuerdo a los independentistas,  la nueva consulta popular podría atar los destinos de la isla a Estados Unidos y seguir arrastrando los problemas ligados a su actual  condición de Estado libre asociado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.