• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 23 de junio próximo los británicos deberán elegir si siguen o no en el organismo multilateral.

El 23 de junio próximo los británicos deberán elegir si siguen o no en el organismo multilateral. | Foto: Reuters

Publicado 17 junio 2016

Naciones como Noruega y Rusia han mostrado un óptimo desempeño económico en los últimos años, aun cuando jamás han formado parte de la Unión Europea.

Líderes europeos, mercados bursátiles y buena parte de la población en Europa verán con especial interés el proceso democrático que se desarrollará el próximo 23 de junio, cuando los ciudadanos del Reino Unido de Gran Bretaña acudan a las urnas para decidir si continúan en la Unión Europea (UE), elección reconocida como Brexit (abreviatura de salida británica en inglés).

Los voceros a favor de permanecer en la UE, liderados por el primer ministro británico, David Cameron, apuntan de nefastas las consecuencias en caso de darse una salida del bloque regional, especialmente en el orden económico.

>> ¿Qué es el Brexit? Cinco claves para entenderlo

La pregunta es: ¿puede un país europeo subsistir fuera de la Unión? La experiencia demuestra que sí.

Naciones como Noruega, Rusia o Suiza no forman parte de la UE. En cambio pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que promueve políticas para mejorar el bienestar económico y social de los ciudadanos.

El caso de Noruega resalta por sus medidas de bienestar general, tales como alto desempeño en calidad medioambiental, seguridad personal y satisfacción.

La nación nórdica está por encima del promedio en varias materias como empleo, con 9.0 de 10, educación (7.3), vivienda (7.5), desempeño en calidad medioambiental (10), salud (8.5), entre otros.

Por su parte, la Federación Rusa se ha caracterizado en los últimos años por su crecimiento económico, lo cual la llevó a formar parte del mayor bloque emergente del mundo: los BRICS (compuesto también por Brasil, India, China y Suráfrica).

Potencia industrial

A finales de 2015, Cameron esbozaba: "Reino Unido puede sobrevivir fuera de la UE. Somos la quinta economía del mundo, la décima potencia industrial y uno de los mayores centros financieros internacionales".

Su cambio de postura, se debió a la reunión sostenida con los líderes europeos, quienes acordaron permitir que los británicos mantengan moneda propia (libra esterlina) y no el euro, estatus especial para el comercio en Londres, más liberalismo económico en el grupo, entre otras reformas que se aplicarán si los ciudadanos votan para seguir en la UE.

>> Consejo Europeo garantiza permanencia de Reino Unido en la UE

Expertos han mencionado que una salida de la Unión, le permitiría a Gran Bretaña exportar e importar bienes de Islandia —nación que tampoco forma parte del organismo y es ejemplo, por haber podido cancelar su deuda con el Fondo Monetario Internacional, a través de un acuerdo bilateral.

Además de poder negociar de forma autónoma con cualquier país, los británicos que apuestan por el no, piensan en evitar la obligación de rescatar países, como ha hecho la Unión Europea en los últimos años con Grecia o Irlanda.

La campaña del Brexit, también ha incrementado la tendencia xenófoba y radical, especialmente de la mano del exalcalde de Londres, Boris Johnson, conservador y euroescéptico, quien ha pedido el no para el referendo.

"Asumiremos el control de aspectos vitales como nuestra seguridad social e implantaremos un sistema de puntos similar al que funciona en Australia, para limitar el número neto de inmigrantes a los 100 mil anuales", declaró a principios de junio.

>> ¿Qué pasaría si Reino Unido decide salir de la Unión Europea?

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

¿Tienes Más Información?

AQUÍ puedes enviarnos la información verificable que tengas sobre este tema


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.