• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"El Estado utilizó nuestros recursos, nuestro dinero para cometer ilícitos graves", dijo la periodista Carmen Aristegui.

"El Estado utilizó nuestros recursos, nuestro dinero para cometer ilícitos graves", dijo la periodista Carmen Aristegui. | Foto: Reuters

Publicado 19 junio 2017

"Rechazamos este nuevo ataque y exigimos rendición de cuentas por parte del Gobierno mexicano", pidieron los integrantes de distintas organizaciones sociales en una conferencia en Ciudad de México. 

Defensores de derechos humanos y periodistas mexicanos demandaron al Gobierno federal una explicación por los actos de espionaje en su contra.

"Rechazamos este nuevo ataque contra la sociedad civil, exigimos rendición de cuentas por parte del Gobierno mexicano sobre el uso del malware para realizar espionaje, la apertura de investigaciones independientes, exhaustivas y transparentes", pidieron los denunciantes. 

Integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, de la organización Mexicanos contra la Corrupción, el Instituto mexicano por la Competitividad y el equipo de reporteros de Aristegui Noticias, indicaron que los hechos no son aislados sino que se trata de una vigilancia sistemática de actores de la sociedad civil que resultan incómodos. 

"Esto es una operación de Estado donde los agentes del Estado mexicano lejos de hacer lo que deben hacer legalmente utilizan nuestros recursos, impuestos, nuestro dinero para cometer ilícitos graves", dijo la periodista Carmen Aristegui, conocida por sus investigaciones sobre casos de corrupción del Gobierno.

El Estado mexicano espió a periodistas y activistas con las herramientas compradas para seguir delincuentes, así lo comprobó una investigación de Artículo 19, R3D y Social Tic con asistencia del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, Canadá. 

El reporte documenta cinco ataques contra el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez justo cuando investigaba graves casos de violaciones en los casos Ayotzinapa y Tlaltaya.

Igualmente, Aristegui recibió 24 ataques, el periodista Rafael Cabrera siete y el periodista Sebastián Barragán uno. En este caso las intervenciones ilegales se extendieron al hijo de la directora editorial, Emilio Aristegui, que recibió 24 mensajes con engaños para infectar su teléfono personal.

El periodista Carlos Loret de Mola recibió ataques entre agosto de 2015 y abril de 2016 justo cuando publicó información que cuestionaba la versión oficial sobre la balacera en Tanhuato, Michoacán y cuando presentó informes sobre la captura de Joaquín Guzmán Loera. 

El 20 de agosto de 2015 recibió el primer mensaje luego de escribir varias columnas y publicar tuits que cuestionaban a la Procuraduría General de la República (PGR) de México sobre el caso Tanhuato. 

El estudio reflejó que los ataques fueron realizados con el malware Pegasus que fue desarrollado por la empresa israelí NSO Group y debido a las leyes internacionales únicamente es vendido a gobiernos para perseguir a criminales.

Todos los blancos de los ataques cuestionaron las políticas del actual gobierno federal en trabajos como el reportaje La Casa Blanca de Peña Nieto, el acompañamiento a la investigación independiente del caso Ayotzinapa, la actuación de la Policía Federal en Tanhuato y el debate de leyes anticorrupción.

>> Informe revela espionaje de Gobierno mexicano a periodistas

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.