Nota
El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, amplió sobre las bondades y regímenes especiales tributarios previstos en la legislación. (Foto: EFE)

El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, amplió sobre las bondades y regímenes especiales tributarios previstos en la legislación. (Foto: EFE)

Te Recomendamos

El Parlamento de Cuba debatirá este sábado el proyecto de Ley de la Inversión Extranjera. Durante la discusión se buscará la aprobación de este proyecto en sesión extraordinaria, luego de un proceso de consultas, aclaración de dudas y sugerencias que han enriquecido el texto legal.

La norma jurídica fue sometida al análisis de los diputados en cinco encuentros territoriales, en los cuales se realizaron 47 planteamientos que recibieron la debida explicación y aclaración por especialistas de una veintena de organismos, instituciones y entidades nacionales hasta incluir siete de ellos en el proyecto final.

La víspera, los parlamentarios de las comisiones permanentes de Asuntos Constitucionales y Jurídicos y Asuntos Económicos acordaron el dictamen final que someterán al plenario y recibieron una detallada explicación de la Ley, que persigue acceder a financiamiento externo, tecnologías y nuevos mercados.

Nuevas bondades

Durante la jornada el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), Rodrigo Malmierca, amplió sobre las bondades y regímenes especiales tributarios previstos en la legislación para atraer a los inversionistas, así como de instrumentos de control interno que no aparecían en la Ley 77 de 1995 aún vigente.

Al respecto señaló que estas acciones se realizarán por el Mincex, órganos y organismos de la Administración Central del Estado o entidades nacionales rectoras en las diferentes actividades con competencia para ello.

Malmierca explicó que “tales disposiciones tienen el propósito de evaluar el cumplimiento del marco legal y las condiciones aprobadas en la constitución de cada negocio acordado”.

Alertó también sobre la necesaria estrategia comunicacional y de información a la población sobre la Ley para una mayor comprensión de su alcance, “porque no se trata de vender al país ni volver al pasado, sino de una alternativa necesaria para el desarrollo económico y social de la nación”.

En tal sentido, explicó sobre los riesgos y peligros que entraña la inversión extranjera, en particular la subversión ideológica que se intente ejercer mediante su aplicación, pero insistió en que “el país está consciente de ello y se prepara para afrontarlo”.

No obstante, Cuba necesita aumentar su Producto Interno Bruto entre un cinco y siete por ciento, y para ello hace falta que la inversión extranjera crezca un 30 por ciento y así aportar anualmente alrededor de unos dos mil millones de dólares.

Al respecto, el presidente del Parlamento, Esteban Lazo, dijo que para la Isla esta Ley es estratégica por lo que deben adoptarse todas las medidas que atraigan a los inversionistas y así incrementar las riquezas y los salarios, a través de la entrada de capital, tecnologías y mercados sobre la base de una cartera de proyectos de interés nacional.

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada
Videos
Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.