• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Benjamin Netanyahu señaló que el conflicto con Palestina ocurre porque supuestamente esta no quiere aceptar la existencia de un Estado de Israel.

Benjamin Netanyahu señaló que el conflicto con Palestina ocurre porque supuestamente esta no quiere aceptar la existencia de un Estado de Israel. | Foto: EFE

Publicado 22 septiembre 2016

Benjamin Netanyahu recordó que la ONU denuncia a Israel, pero Estados Unidos lo apoya.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu durante su discurso en la 71° Asamblea General de las Naciones Unidas señaló que Israel no aceptará una decisión de las Naciones Unidas que trate de limitar al Estado de Israel.

"Depongan las armas. La guerra contra Israel en la ONU ha terminado. Algunos tal vez no lo sepan, pero pronto sus presidentes y primeros ministros les informarán", aseguró tras indicar que el cambio del entorno se producirá en esa misma sala de sesiones de New York, porque cada uno los gobiernos de los países presentes están cambiando.

Netanyahu enumeró sus potencialidades como reciclador de aguas grises y como gran exportador de tecnología en el plano cibernético.E estimó que en África, China, India, Rusia, Japón, las naciones poderosas, saben que Israel puede aportar cambio significativos a sus países y que por ello están cambiando su visión sobre esta nación.

También recordó como la ONU denuncia a Israel, pero Estados Unidos lo apoya. "Jamás olvidamos que nuestra amistad más profunda es con EE.UU., la nación más poderosa y más generosa del mundo", calificó el alto funcionario, al tiempo que agregó que los vínculos con la nación americana trasciende más allá de los partidos y de la política.

>> Google eliminó a Palestina del mapa y lo reemplazó por Israel

De hecho, resaltó la única ocasión en que EE.UU. ha puesto veto en la ONU por una resolución emitida en contra de Israel en 2011, y como esos tiempos de en los que la mayoría se oponía a esta nación de forma "automática" está llegando a su fin.

En referencia a ciertos "rumores" como lo calificó de que se formará un frente común en las Naciones Unidas en contra del Estado de Israel, indicó que siempre hay "una tormenta antes de la calma", pero que el camino a la paz no pasa por New York, sino por Jerusalén y por Ramala.

Por ello, cuestionó "¿por qué hay que esperar una década?" para hermanarse con Israel y no aceptar que el "sesgo obsesivo contra Israel no solo afecta a Israel", sino también a los países que la "demonizan" y no aceptan que se trata de la única democracia liberal de Oriente Medio. A ello, acusó al organismo internacional de perder tiempo con Israel y no invertirlo para responder a todas los problemas del mundo.

Palestina está de bromas

Ante la advertencia de Mahmoud Abbas, el presidente de Palestina, en su discurso en la 71° Asamblea General de las Naciones Unidas, de denunciar a Gran Bretaña por la Declaración Balfour de 1917 que permitió en 1947 la conformación del Estado de Israel, Benjamin Netanyahu aseveró que aquello parecía una broma ante el organismo.

Palestina no acepta el Estado de Israel.

El primer ministro israelí sostuvo que el problema no fueron ni han sido los asentamientos, sino que Palestina nunca ha querido reconocer el derecho a la patria, al Estado o a nada de Israel. Según, Netanyahu, el pueblo palestino no reconoce la "existencia de un estado judío en cualquier delimitación".

En este sentido, destacó que Israel y él mismo están dispuestos a negociar todas las cuestiones del estatuto definitivo, pero que "jamás estará dispuesta a negociar nuestro derecho a la patria judía (...) Si Palestina hubiera dicho sí al Estado de Israel, pudiéramos terminar este conflicto de una vez por todas".

Sin embargo, a su juicio los palestinos no sólo están atrapados en el pasado, sino que sus líderes están envenenando el futuro de los niños palestinos porque, supuestamente, mientras ellos condenan y luchan contra cualquier forma de terrorismo, Palestina les paga a los terroristas palestinos que matan a judíos. "¿Cómo esperar que los jóvenes palestinos apoyen la paz si envenenan a los niños?", preguntó.

>> Ban Ki-moon: Las potencias tienen sangre en sus manos

Concluyó que el verdadero enemigo que tienen en común los judíos, los mismos palestinos y la humanidad entera son las Fuerzas del Islam Militante, cuya senda sangrienta está en todas partes del mundo, y "la principal amenaza es el Régimen Militante Islámico de Irán".

Mientras los demás países asistentes a la 71° Asamblea General de las Naciones Unidas han denunciado que la principal amenaza del mundo es el terrorismo, Netanyahu sostuvo que la derrota de los iraníes "sería una victoria para la humanidad y para los musulmanes" que buscan una vida de paz.

Netanyahu sostiene que pronto los gobiernos de los países cambiarán y apoyarán todos a Israel. Foto: EFE 

Israel actúa como un país sin ley

Palestina es el único territorio cuya descolonización aún está pendiente, un caso único porque el resto de los países africanos y asiáticos concluyeron su descolonización en la década de los setenta del siglo XX. Hace 69 años, Reino Unido decidió apoyar a Israel en su objetivo de crear el Estado de Israel y cedió terrenos de Palestina a los israelístas. El problema es que el objetivo de Israel ha sido y siempre será la construcción de un Estado judío.

Las masacres, los desplazamientos forzados, el apartheid, y todos los crímenes de lesa humanidad que comete Israel se ejecutan en nombre de la creación de su Estado, el cual aún no alcanza las dimensiones deseadas por sus conductores, que no es otra cosa que ocupar todos los territorios que antes habían pertenecido a los palestinos, en especial Cisjordania.

En lo que va de 2016, Israel ha demolido más viviendas palestinas que en todo el 2015. La misma Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios detalló que en los últimos meses, las autoridades israelíes han destruido 726 edificaciones. Israel sostiene que las demoliciones se aplican únicamente a estructuras levantadas de forma ilegal por carecer de permiso para su construcción.

El analista político Carlos Aznárez explicó que esto es solo una excusa para "ejercer un doble castigo para el pueblo palestino" porque "cada vez que ocurre movimientos de protestas en los territorios ocupados, Israel aplica esta doctrina de tierra razada, destruir viviendas, destruir olivares, destruir todo lo que tiene a su alcance y que mortifique aún más al pueblo palestino", apuntó.

>> Ministro israelí insta a secuestrar palestinos para presionar 

"Israel está acostumbrado a violar todas las medidas y propuestas que el derecho internacional hace en estos casos. ¿Cuántas decenas de resoluciones de Naciones Unidas Israel ha ignorado? Realmente es un país que actúa como si estuviera solo en el mundo, que tiene sus propias leyes y que no escucha ningún tipo de admonición o consejo que le puedan dar la comunidad internacional", agregó.

También condenó la postura de la comunidad internacional, que siempre mira hacia el otro lado con las acciones del país judío. "Cualquier país del mundo que estuviera haciendo lo que está haciendo Israel con las viviendas del pueblo palestino sería sancionado durísimamente. Sin embargo, Israel, que tiene legalizada la tortura entre otras cosas, actúa como si realmente no existiera justicia internacional", concluyó.

Israel al ser uno de los aliados de EE.UU. en la región del Medio Oriente viola con total impunidad el derecho internacional porque sabe que no será sancionado. 

No por nada, uno de los 11 puntos de la Declaración de Margarita del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), de la cual Venezuela asumió su presidencia pro tempore hasta el 2019, está orientado a reformar el sistema de Naciones Unidas "para lograr su verdadera democratización" del Consejo de Seguridad de la ONU.

Tal como lo señaló el presidente venezolano Nicolás Maduro, se trata de una refundación del sistema de Naciones Unidas y el MNOAL, el segundo organismo más importante después de la ONU con representación política de 120 países, "tiene la fuerza, el liderazgo, y los votos para avanzar de manera decidida en un proceso de concreción y aceleración de estos procesos de transformación”.

"Lamentablemente el Consejo de Seguridad no está asumiendo la responsabilidad de hacer que Israel rinda cuentas por la confiscación del territorio asignado al estado Palestino. La mitad del territorio palestino fue confiscada por Israel", denunció Mahmoud Abbas, el presidente de Palestina en su discurso en la 71° Asamblea General de las Naciones Unidas.

Mahmoud Abbas, el presidente de Palestina, acusó al Consejo de Seguridad de la ONU de no hacer su trabajo. Foto: EFE

 

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

¿Tienes Más Información?

AQUÍ puedes enviarnos la información verificable que tengas sobre este tema


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.