• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La oposición venezolana busca criminalizar a los militantes del PSUV.

La oposición venezolana busca criminalizar a los militantes del PSUV. | Foto: Archivo

Publicado 26 noviembre 2015
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

¿Quiénes ganan y quiénes pierden en los actos de violencia en Venezuela?, ¿por qué a militantes del PSUV – debidamente identificados con franelas y símbolos alusivos a su partido- les conviene atacar a candidatos opositores?

Las respuestas están en el discurso de la oposición y su difusión en medios internacionales.

8 de noviembre: Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda (centro) dijo que tras un recorrido en Yare iba a ser víctima de un tiroteo presuntamente por chavistas."Yo personalmente los emplacé que si ellos venían a echarnos tiros, que me echaran el tiro a mí. Estamos hablando de intento de homicidio frustrado, es obvio lo que ocurrió”. No hay evidencias ni heridos.

18 de noviembre: Lilian Tintori, esposa del opositor Leopoldo López, denuncia que “colectivos violentos” impidieron su entrada al estado Cojedes (centro-oeste). De acuerdo a lo relatado:

-"Quienes promovieron y protagonizaron los hechos de violencia vestían franelas rojas que decían vota por Cilia Flores, candidata de Nicolás Maduro en Cojedes". 

-"Hoy Cojedes narra con hechos y pruebas que el régimen de Nicolás Maduro es un régimen violento, que persigue, que intimida y que viola los derechos humanos. Estos hechos deben ser evaluados por la misión de Unasur que se encuentra en Venezuela encabezada por el expresidente Fernández". No hay evidencias ni heridos.

22 de noviembre: El candidato opositor a las parlamentarias, Miguel Pizarro, denunció “amendrentamiento” en Petare (estado Miranda) por personas del PSUV vestidas con ropa y simbología del partido. 

-"Ni sus tiros, ni sus pistolas, ni su amedrentamiento, van a poder más que la fuerza de un pueblo que decidió cambiar. Usted puede tener las armas, y sus ametralladoras, pero no van a poder amedrentarnos, no van poder con nuestra voluntad de cambiar a Venezuela. No vamos a abandonar nunca a los venezolanos y a los petareños en sus ganas de encontrar soluciones". No hay evidencias ni heridos.

23 de noviembre: Henry Ramos Allup, secretario general del partido Acción Democrática, denunció que el candidato Richard Blanco también fue atacado en la parroquia Caricuao (Caracas) y la candidata Marialbert Barrios denunció el "secuestro" de tres de sus activistas en Catia (Caracas). No hay evidencias ni heridos.

La acumulación de estas acusaciones contra el PSUV, la representación de “colectivos violentos” y la búsqueda de aprobación internacional pretenden responsabilizar al Gobierno.

Esta estrategia opositora de “calentar las calles” no es nueva. Durante las elecciones primarias de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), María Corina Machado organizó un autoatentado en el barrio 23 de Enero (Caracas).

La verdad se descubrió por una llamada filtrada en la que advertía a su madre que iba a salir la noticia de que su comando de campaña fue atacado, pero que estuviera tranquila porque no había pasado nada y era parte del guión. "¿Pero cómo pueden inventar eso?  preguntó en ese momento la mamá de Machado.

25 de noviembre:  Henry Ramos Allup informa la muerte del secretario municipal de Acción Democrática en Altagracia de Orituco en el estado Guárico (centro), Luis Manuel Díaz. De inmediato acusó a las"bandas armadas del chavismo" y relacionó el homicidio con un posible atentado a Lilian Tintori que se encontraba en la tarima del acto político.


Conozca cómo sucedieron los hechos AQUÍ


Los apresurados pronunciamientos ¿fue planificado?

- Una hora después del homicidio, el secretario general del partido Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, vinculó sin prueba alguna a dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con el crimen.

- Doce horas después el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solicitó la suspensión de los comicios parlamentarios del 6 de diciembre.

- Lilian Tintori, esposa del opositor Leopoldo López, acusó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, como “el único responsable” de las muertes y afirmó que el asesinato de Díaz refleja la intención de “asesinarla”.

- El Parlamento Europeo anunció el envío de sus observadores.

- La embajada de Estados Unidos en Caracas emitió un comunicado donde expone que el asesinato de Díaz es el “más mortal de varios ataques recientes y actos de intimidación dirigidos a candidatos de la oposición” como parte de una campaña de “miedo, violencia e intimidación”.

- El vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kerry, hizo declaraciones en el que condenó el asesinato del dirigente político venezolano Luis Manuel Díaz e hizo un llamado al gobierno de Venezuela para proteger a todos los candidatos políticos.

 

La versión oficial


Las investigaciones oficiales señalan que el asesinato de Luis Manuel Díaz fue producto del enfrentamiento entre agrupaciones sindicales-criminales.

Díaz era el cabecilla de la banda “Los Plateados” y el presunto móvil que se maneja es la venganza por el control de la zona y no el asesinato por parte de militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como afirma la oposición.

La primera versión oficial de la investigación apunta a que el crimen fue resultado de un sicariato entre bandas rivales y que la acusación del secretario general del partido de oposición Acción Democrática, Henry Ramos Allup, es falsa y temeraria.

Maduro alertó sobre las conclusiones precipitadas con la que la vocería opositora caracterizó el crimen a minutos de haber ocurrido y la manera en la que voceros internacionales como el presidente del gobierno español Mariano Rajoy y el secretario general de la OEA Luis Almagro condenaron el hecho, responsabilizando al Gobierno Bolivariano pero sin presentar las pruebas.

El Presidente también reveló que la derecha venezolana está ofreciendo hasta 50 mil dólares para que actores del hampa paramilitarizado perpetren actos de violencia usando vestimenta alusiva al partido oficialista.

De acuerdo a cómo sucedieron los hechos y las acusaciones, se trata del escenario más esperado y probable de quienes calculan la violencia política necesaria para forzar el calentamiento de las calles, tal como ha pasado en otras oportunidades en este país (golpe de 2002, la descarga de la “arrechera” en 2013 y guarimbas de 2014).

Análisis ¿Qué busca la derecha?


El abogado y exministro de Gobierno boliviano, Hugo Moldiz, considera que Venezuela está recibiendo agresiones por parte de la derecha con el fin de calentar las calles y generar un escenario de deslegitimación de cara a las próximas elecciones el 6 de diciembre, “sea cual sea el escenario”.

También cree que tales agresiones nunca habían sido vistas en otros países, pues sumado a la guerra económica y el desabastecimiento de productos “intentan provocar que la población salga a la calle”. 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.