• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Lula sigue siendo el político más popular de Brasil pese a los señalamientos de corrupción.

Lula sigue siendo el político más popular de Brasil pese a los señalamientos de corrupción. | Foto: institutolula.org

Publicado 20 septiembre 2016

El juez Sergio Moro, que lleva el caso de la corrupción en Petrobras, aceptó la denuncia contra Lula, quien ahora será procesado.

El juez federal de Brasil Sergio Moro, del Ministerio Público Federal de Brasil, aceptó este martes la denuncia por corrupción contra el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

"Habiendo indicios suficientes de autoría y materialidad, recibo la denuncia" presentada por la fiscalía, dijo Moro en una nota a la prensa.

La denuncia, presentada la semana pasada, también involucra a su esposa Marisa Letícia Rocco y seis personas más, según informa el portal Globo.com.

"Si ellos quieren derrumbarme, ellos van a tener que disputar y pelear conmigo en la calle, disputar los votos",  dijo Lula recientemente en referencia a los ataques judiciales que ha recibido por parte de la derecha brasileña, que busca acabar con su vida política mediante acusaciones falsas de corrupción.

La acusación contra Lula se centra en que aceptó un tríplex de lujo en Sao Paulo como pago por una de las empresas constructoras que se benefició de la corrupción en Petrobras. El exmandatario ha demostrado públicamente papeles que indican que no es dueño del inmueble. 

>> Rousseff: buscan evitar candidatura presidencial de Lula

En contexto

Lula, quien sigue siendo el político más popular de Brasil pese a los señalamientos de corrupción contra el Partido de los Trabajadores (PT), es acusado directamente por los fiscales federales en relación a su presunta participación en el esquema de sobornos en la petrolera contratada por el Estado.

El 26 de agosto, la Policía Federal de Brasil presentó cargos contra Lula da Silva por lavado de dinero y falsificación sobre la adquisición de un apartamento.

Las pruebas debían ser analizadas por la Fiscalía de Brasil en un plazo de 90 días para determinar si se abría un proceso contra Lula y los otros acusados. 

Los abogados del líder del PT consideran que tanto él como su familia sufren una persecución tras la denuncia presentada en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por abusos cometidos durante la investigación del caso Petrobras. 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha criticado en reiteradas ocasiones que  las demandas por corrupción interpuesta contra el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva tienen el objetivo de evitar que el líder sindical se mida en las elecciones presidenciales de 2018.

>> Lula da Silva denuncia asedio en su contra

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

¿Tienes Más Información?

AQUÍ puedes enviarnos la información verificable que tengas sobre este tema


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.