• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El primer ministro de Túnez señaló su desacuerdo respecto a los ataques de la denominada coalición anti-Daesh, encabezada por Estados Unidos en Irak y Siria.

El primer ministro de Túnez señaló su desacuerdo respecto a los ataques de la denominada coalición anti-Daesh, encabezada por Estados Unidos en Irak y Siria. | Foto: EFE

Publicado 6 agosto 2015

Intervención militar de 2011 del Gobierno británico y sus aliados en Libia fue un factor que provocó la desestabilización de la región y coadyuvó a la formación de los grupos terroristas, dijo la autoridad de Túnez Habib Essid.

El primero ministro de Túnez, Habib Essid, ha señalado al Reino Unido de ser, de una u otra manera, responsable de la extensión del autodenominado Estado Islámico (EI) en el norte de África y Oriente Medio, tras la intervención en Libia de 2011.

Cronología de la invasión en Libia

La agencia rusa Sptnik News publicó este jueves una crítica de Essid a la intervención militar de 2011 del Gobierno británico y sus aliados a Libia, en la cual manifestó que la presencia de Reino Unido fue un factor que provocó la desestabilización de la región y coadyuvó a la formación de los grupos terroristas, entre ellos, el Estado Islámico.

“Debido a esta campaña militar, Londres tiene que ayudar a los países vecinos de Libia, entre ellos Túnez, para proteger sus fronteras ante la amenaza de un terrorismo que no conoce las fronteras”, declaró Habib Essid al mismo tiempo que confirmó que el Reino Unido no es el único culpable de la crisis que atraviesa el territorio libio. 

OTAN reconoce el error de invadir Libia

Essid instó al Reino Unido y a los países occidentales a restablecer la seguridad en la región, no obstante, ha refutado cualquier tipo de campaña militar, tal como la llevada a cabo en Libia.     

“Creemos que la situación actual es el resultado de la intervención (de 2011) que creó el caos. La solución debe ser política”, dijo Essid. 

WikiLeaks: Europa planea intervenir Libia

En contexto

Desde febrero de 2011, cuando rebeldes libios, mercenarios extranjeros, fuerzas de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) con el apoyo de Francia y Estados Unidos, iniciaron operaciones para derrocar al líder Muamar Gadafi, Libia se ha sumergido en el caos.

Una serie de manifestaciones iniciadas en Bengasi (noreste) y alentadas por Occidente, con la finalidad -según sus participantes- de exigir mejores condiciones de vida y protestar en contra de Gadafi, dieron paso a las revueltas que ocasionaron decenas de fallecidos y heridos.

El conflicto se extendió hasta octubre de 2011 y terminó con el asesinato del líder libio y la victoria de los rebeldes.

DATOS:

Desde septiembre de 2014, milicias extremas de Libia han intentado retomar el control del aeropuerto de la ciudad de Trípoli, que agrupa un aeródromo civil y una base aérea militar. 

Otra de las amenazas que enfrenta el pueblo libio es el robo de petróleo por parte de la OTAN que controla militarmente las plataformas petroleras del país, así como empresas multinacionales de Estados Unidos (EE.UU.), Francia y demás naciones de la Unión Europea (UE).

Centenares de personas han perdido la vida a causa de la violencia, en la ciudad más grande de Libia, Bengasi. 

Antes de la intervención de Occidente, Libia era el país con los mayores índices de Desarrollo Humano en África. 

La OTAN sólo reconoce 100 muertos, pero organizaciones libias de derechos humanos indican que son más de 30 mil. 

No dejes de leer: Corte libia condena a pena de muerte al hijo de Gadafi

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.