• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Maduro llama a preservar la unión cívico-militar en defensa de la paz de Venezuela.

Maduro llama a preservar la unión cívico-militar en defensa de la paz de Venezuela. | Foto: AVN

Publicado 26 noviembre 2015
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Entre 30 mil y 50 mil dólares paga la ultraderecha venezolana a infiltrados para generar violencia a pocos días de las elecciones parlamentarias.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este jueves que la ultraderecha venezolana paga entre 30 mil y 50 mil dólares a infiltrados para generar violencia de cara a las próximas elecciones legislativas del 6 de diciembre. 

Durante un encuentro con campesinos y pescadores del Gran Polo Patriótico (GPP) en el estado Portuguesa, al occidente del país, Maduro aseguró que la oposición se dedica a captar personas que se hagan pasar por simpatizantes del Gobierno venezolano para generar caos en la nación suramericana. 

“La derecha venezolana está pagando entre 30 mil y 50 mil dólares para comprar a las personas y hacerlas pasar por simpatizantes de la Revolución Bolivariana, los obligan a utilizar símbolos y franelas del chavismo para vincularlos con actos violentos y así acusar al jefe de Estado como responsable”, aseveró. 

El mandatario calificó de antidemocrática las acciones que promueve la oposición a pocos días de las elecciones parlamentarias. “Quieren utilizarlos para decir que Maduro mandó a matar al pueblo", denunció.

Recordó que esa misma estrategia fue utilizada en abril de 2002 para perpetrar el fallido golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez. ”Esos actos se me parecen mucho al 11 de abril cuando la derecha contrató a francos tiradores y mató a su propia gente”, dijo el presidente venezolano. 

Añadió que en esa oportunidad la derecha acusó al presidente Chávez “de sus muertos” para justificar el golpe de Estado y justificar su asesinato político “el objetivo del 11 de abril de 2002 era matar a Hugo Chávez en Miraflores”, dijo. 

Maduro dio a conocer que ese mismo plan lo están enfocando hacia la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). "Están buscando la forma de comprar al menos una conciencia en nuestra Fuerza Armada”, puntualizó el jefe de Estado al tiempo que llamó a preservar la unión cívico-militar en defensa de la paz de Venezuela.

“Ahora más que nunca pido la máxima moral, liderazgo y cohesión, en la unión cívico-militar para defender la paz y la independencia de nuestro país, con unión y disciplina lograremos triunfar”, apuntó.

Denunció una vez más las acciones intervencionistas que adelanta el Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela. “No vamos a permitir que ningún país del mundo venga a debilitar la democracia protagónica y participativa que caracteriza al pueblo venezolano”, expresó.   

“Pide que nos convirtámos en los vigilantes de la paz, en los garantes de la paz de nuestra Venezuela amada. ¡No caigamos en provocaciones de ningún tipo!”, recalcó el mandatario venezolano. 

Guerra contra la Revolución 
Las declaraciones del presidente venezolano se dan luego de las acusaciones del secretario general del partido Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup, vinculó a dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con el asesinato del secretario de AD en el estado Guárico (centro de Venezuela), Luis Manuel Díaz. 
De acuerdo con las investigaciones del Gobierno venezolano, Díaz era el cabecilla de la banda “Los Plateados” y el presunto móvil que se maneja es la venganza por el control de la zona y no el asesinato por parte de militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) como afirma la oposición. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.