• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El grupo rebelde Seleka perpetró en 2013 un golpe de estado y desde entonces mantienen el dominio en el país de manera violenta.

El grupo rebelde Seleka perpetró en 2013 un golpe de estado y desde entonces mantienen el dominio en el país de manera violenta. | Foto: teinteresa.es.

Publicado 3 julio 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Es el segundo ataque registrado tras la firma de alto el fuego entre el Gobierno y varios grupos político-militares, el pasado miércoles 22 personas murieron en enfrentamientos entre milicias en la ciudad de Zemio.

Al menos 15 muertos dejó un ataque ocurrido el pasado sábado, en un campo de refugiados cerca de Kaga Bando, en el norte de la República Centroafricana (RCA), a unos 330 kilómetros al norte de la capital Bangui.

Según informó la misión de Naciones Unidas en ese país, combatientes exrebeldes Séleka atacaron el campamento, ubicado cerca de una base militar de la ONU, donde residen cerca de 20 000 personas.

>> Violencia e inestabilidad amenazan a un millón de niños en RCA

"La ciudad está completamente bajo control de nuestras fuerzas", afirmó el portavoz de la misión Vladimir Monteiro, quien explicó la ayuda que prestaron agentes de la Policía a detener el ataque, en el que varios civiles resultaron heridos.

Monteiro afirmó que los cascos azules se mantuvieron en la zona para contener el ataque, y precisó que los atacantes forman parte del Movimiento Patriótico por Centroafricana (MPC), integrado por exSéléka.

Este es el segundo ataque registrado tras la firma de un alto el fuego entre el Gobierno y varios grupos político-militares. El último de estos enfrentamientos ocurrió el pasado miércoles, cuando 22 personas murieron en combates entre milicias en la ciudad de Zemio, en el sureste del país.

>> Combates en R. Centroafricana dejan cientos de muertos en 1 día

Datos recientes de la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, en las últimas semanas un de 21.500 personas han huido hacia la República Democrática del Congo, producto de la violencia generada en ese país.

Los continuos enfrentamientos y los ataques de estos grupos armados -que han tenido como objetivo también a tropas de la ONU- han llevado a la misión de la MINUSCA a reforzar sus posiciones en las zonas afectadas.

En contexto


La RCA vive un complicado proceso de transición desde que en 2013 los exrebeldes Séléka derrocaran al presidente François Bozizé, y desataron una ola de violencia sectaria entre musulmanes y cristianos que causó miles de muertos y ha obligado a cerca de un millón de personas a abandonar sus hogares.

La elección de Faustin Archange Touadéra como nuevo presidente en febrero de 2016 debía abrir una nueva etapa para la República Centroafricana, que sin embargo todavía tiene muchos problemas para controlar a los grupos rebeldes en zonas alejadas de la capital.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.