• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Argentinos denuncian una serie de atropellos que el gobierno viene realizando sobre los trabajadores, la juventud y sus organizaciones.

Argentinos denuncian una serie de atropellos que el gobierno viene realizando sobre los trabajadores, la juventud y sus organizaciones. | Foto: Política Argentina

Publicado 15 abril 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Policías de Jujuy, gobernada por Gerardo Morales, violan la ley para detener y golpear a dirigentes estudiantiles. Es la misma provincia argentina donde hay una presa política, Milagro Sala.

Una dirigente social y parlamentaria del Mercosur presa ilegalmente (Milagro Sala), varias detenciones ilegales en la Universidad y persecución a opositores del Gobierno argentino definen la actualidad de Jujuy, una provincia al mando de Gerardo Morales, del partido de Mauricio Macri: Cambiemos.

El jueves, tres efectivos policiales detuvieron de forma violenta y sin presentar orden judicial alguna, al presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad, Joaquín Quispe junto a otro estudiante, Ignacio García. Además, según denunciaron quienes presenciaron el hecho, amenazaron a los estudiantes que grababan la situación.

Organizaciones y movimientos sociales denuncian una serie de atropellos que el Gobierno de Mauricio Macri viene realizando sobre los trabajadores y la juventud, con la represión a protestas sindicales que han reclamado la defensa de sus derechos..

 

El presidente del centro de estudiantes de Ciencias Agrarias de la Universidad de Jujuy, Joaquín Quispe, contó cómo fue detenido por la policía provincial. Aseguró que lo golpearon, lo esposaron, lo detuvieron sin darle ningún motivo ni presentar orden judicial.

En una carta publicada en su cuenta de Facebook, Quispe contó los detalles del abuso policial cometido en la madrugada del día 13 de abril de 2017. “Me arrojan al suelo al darme rodillazos y patadas y me arrastran entre cuatro por el playón de la facultad hacia el móvil, golpeándome constantemente en el trayecto". Según afirmó además, nunca se le comunicó el motivo de su detención.



"Le pregunté a tres policías incluyendo a la agente que ordenó mi detención, a lo cual ninguno me respondió, ya cansados por mi insistencia uno de los agentes me dice que en la comisaria me van a dar los motivos” contó y agregó: “Cuando me llevaron a la celda y estando en esta, pedí constantemente que se permita realizar una llamada y se me negó la misma en todo momento”.

El gobierno de Gerardo Morales justificó el operativo policial señalando que los efectivos acudieron por "llamados de vecinos" que se quejaban de "una fiesta y ruidos molestos". Los estudiantes celebraban el bautismo de los estudiantes nuevo ingreso.

El estudiante dijo que estaba sin voz por la lesión producida en su garganta por el ahorcamiento, una vez liberado al día siguiente hizo las denuncias correspondientes.

"Solo queda decirles, que aunque esa noche quisieron quitar mis convicciones y doblegar mi pensamiento con violencia, lo único que lograron fue reafirmarlo", concluyó.

La criminalización de la protesta


El partido de Mauricio Macri, Cambiemos, presentó una iniciativa que propone reformar el Código Penal para agravar las penas ante manifestaciones públicas de todo tipo. Se pretende modificar cuatro artículos de la actual regulación para endurecer las sanciones por daño, amenazas y delitos contra la seguridad del tránsito y medios de transporte.

En uno de sus fundamentos, la propuesta habla de “no dejar las decisiones finales en manos de autoridades inermes, fiscales temerosos y jueces politizados”. Denuncian que la iniciativa va en contra de la Constitución. 

Las sanciones serían de hasta diez años de cárcel y da rienda suelta a la policía para realizar detenciones durante las protestas.

La abogada Ileana Arduino, miembro del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), dijo al diario Página 12: que este proyecto pretende ilegalizar la protesta social, a cualquier manifestación pública basada en prejuicios clasistas y racistas hacia los sectores populares.

Milagro Sala sobre la represión a estudiantes: "No hay democracia"


La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, acusó al gobierno provincial de Gerardo Morales de instaurar la represión como acto normal. "Es el Gobierno de la represión, de la extorsión, del apriete, donde no hay democracia. Es muy triste pero no me sorprende nada de Gerardo Morales".

Sala además denunció que en la prisión donde está "cada vez se pone más duro. Hay momentos en que se les niega la comida" a la vez que "uno no se puede expresar. No nos dejan hablar con los medios".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.