• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Tuvo participación en operaciones como la matanza en el campamento de las FARC-EP en Sucumbíos, Ecuador, que acabó con la vida de Raúl Reyes y otros 22 insurgentes.

Tuvo participación en operaciones como la matanza en el campamento de las FARC-EP en Sucumbíos, Ecuador, que acabó con la vida de Raúl Reyes y otros 22 insurgentes. | Foto: Semana

Publicado 30 marzo 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

El general Naranjo toma posesión este jueves y será el segundo al mando en la fase final del Gobierno de Juan Manuel Santos. 

El Congreso de Colombia eligió este miércoles al exdirector de la Policía Óscar Naranjo como nuevo vicepresidente del país, luego de que el mandatario Juan Manuel Santos lo postulara para apoyar la implementación del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP).

El funcionario desempeñaba funciones como ministro consejero para el posconflicto, un cargo nuevo y directamente vinculado a los resultados de las negociaciones con las FARC-EP y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

>> Exjefe policial Óscar Naranjo es el nuevo vicepresidente de Colombia

 

 

Trayectoria de Óscar Naranjo 

Se graduó de oficial en el año 1978 e inicialmente trabajó en la escuela de oficiales de la Policía y en la dirección docente. 

Inició su carrera en inteligencia como capitán del grupo de contrainteligencia de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijín) donde, entre otras cosas, diseñó el estudio de seguridad del Palacio de Justicia, que presentó menos de un mes antes de la toma.
 
Montó un sistema de inteligencia electrónica, con aparatos que permitían interceptar comunicaciones, hacer seguimientos a personas y de monitorear, vía satélite, su localización.
 
Naranjo asumió el cargo de director de inteligencia entre 1995 y 2000. Andrés Pastrana envió al general de agregado a la policía de Londres y, cuando Álvaro Uribe nombró al militar retirado Teodoro Campo para dirigir la Policía, Campo nombró a Naranjo director de la Policía Metropolitana de Cali. 
 
Luego pasó a ser el jefe de la Dijín en noviembre de 2003. Allí fue clave en el desmantelamiento del Cártel del Norte del Valle. En diciembre de 2005 fue ascendido a general, un escalón más en una carrera que cada vez llamaba más la atención de la opinión pública y de la prensa.

>> Gobierno y FARC-EP evalúan implementación de acuerdo de paz
 
Posteriormente, Uribe lo nombró director general de la Policía Nacional en mayo de 2007, tras un escándalo por grabaciones ilegales que había hecho la Policía y que tumbó al comandante anterior, Jorge Daniel Castro, y a diez generales más.
 
Como director de la Policía fue una de las cabezas de operaciones como la "Operación Fénix" por la cual la fuerza aérea colombiana violó la soberanía ecuatoriana y bombardeó el campamento del comandante de las FARC-EP, Raúl Reyes, en la zona de Sucumbíos, mientras dormían. En el hecho, no solo murió Reyes, sino que también otros 22 insurgentes.

En este operación fue el encargado de manejar los computadores del jefe del grupo insurgente y de solicitar a expertos de la Interpol su dictamen forense sobre la información que estaba contenida en ellos.

Óscar Naranjo no escapó a los escándalos

Para el 2004, una exfiscal colombiana dijo que Naranjo estaba siendo investigado por vínculos con el narcotraficante alias "Jabón", pero esa investigación no llegó a nada y el general siempre rechazó estas acusaciones.

Naranjo tuvo otro momento crítico en su carrera, cuando su hermano Juan David fue capturado en Alemania en 2005 por narcotráfico, por lo que nuevamente fue vinculado con una red de narcotraficantes.

Últimos años de carrera policial

Óscar Naranjo fue nombrado el “mejor policía del mundo” en el año 2010. En diciembre fue ascendido por Santos a general de cuatro estrellas, un nuevo grado creado en ese año. Fue el primer oficial de Policía en recibirlo.

En abril de 2012, Naranjo presentó su carta de renuncia y se hizo efectiva a mediados de ese año. Para entonces también Santos lo nombró como parte de la representación del Gobierno la mesa de negociaciones de La Habana y en 2013 entró a la Junta Directiva de la Fundación Buen Gobierno, organización que pretendía reelegir las políticas del mandatario.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.