• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La intolerancia permanente al gluten, conocida como enfermedad celíaca, es una condición autoinmune.

La intolerancia permanente al gluten, conocida como enfermedad celíaca, es una condición autoinmune. | Foto: vix.com

Publicado 5 mayo 2017

La enfermedad celíaca se presenta generalmente en personas que cuentan con predisposición genética a ser intolerantes al gluten, por lo que resulta común que esta condición se traspase de un familiar directo a otro.

La intolerancia permanente al gluten, conocida como enfermedad celíaca, es una condición autoinmune que produce inflamación en una zona cercana al intestino delgado cada vez que se consume gliadina, una proteína vegetal contenida en diversos cereales como el trigo.

Puede presentarse a cualquier edad, pero si no es detectada y controlada desde los primeros años de vida pueden presentarse complicaciones como desnutrición, talla baja, irritabilidad, bajo rendimiento escolar, enfermedades endocrinas, renales, dermatológicas, digestivas, cardiovasculares, pulmonares o neurológicas e, incluso, adenocarcinomas del intestino o cáncer intestinal.

>> ¿Qué es la enfermedad celíaca?

Este padecimiento se presenta generalmente en personas que cuentan con predisposición genética a ser intolerantes al gluten, por lo que resulta común que esta condición se traspase de un familiar directo a otro. ¿Cómo sabes si eres celiaco? Algunos de estos consejos te ayudarán a identificar y convivir con este padecimiento.

Síntomas de la enfermedad celíaca


Uno de los primeros síntomas es el dolor y las molestias abdominales, acompañado de inflamación en la zona de la barriga y el vientre, dos características típicas de los trastornos relacionados a la digestión.

Los celiacos, al no poder digerir el gluten de forma adecuada, presentan con frecuencia diarrea cunado ingieren esta proteína, por ello sus deposiciones suelen ser líquidas y frecuentes. En algunas ocasiones se presentan también vómitos. A estos síntomas se asocian la pérdida de peso considerable de la persona.

Los cambios bruscos de estado de ánimo, la irritabilidad y depresión son también propios de esta condición de incomodidad que generan los anteriores síntomas.

Tratamiento médico y alimenticio para celíacos


A pesar de que no existe un tratamiento farmacológico para tratar la celiaquía, sí es posible convivir con la enfermedad: llevando una ordenada vida alimentaria mediante dietas indicadas por el nutricionista. Las frutas y vegetales frescos, carnes y huevos son alimentos que naturalmente no contienen gluten.

El gluten es un complejo de proteínas que contiene prolaminas tóxicas para los celíacos. Éstas son un conjunto de proteínas vegetales que se encuentran en cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno, comúnmente llamados TACC.

Las personas que padecen la enfermedad celíaca no deben consumir productos que contengan: almidón, amilácelos, cereales. Foto: lanacion.com.ar
Las personas que padecen la enfermedad celíaca no deben consumir productos que contengan: almidón, amilácelos, cereales. Foto: lanacion.com.ar

El consumo de gluten afecta las funciones del intestino delgado e impide que la víscera pueda absorber nutrientes, la desgasta y hasta puede conllevar a la generación de tumores y hemorragias internas.

Para un mayor cuidado los celíacos no deben consumir productos que contengan: almidón o en su defecto almidones modificados, amilácelos, cereales, espesantes, fécula, gluten, harina, proteína, proteína vegetal, hidrolizado de proteína, sémola-cereales, fibra, extracto de malta, levadura o extracto de levadura ni especias y aromas.

Existen muchos programas destinados a la producción de alimentos para las personas que padecen de la enfermedad celíaca, incluso cada vez son más los restaurantes con cocina exclusiva para celíacos.

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.