• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cada vez que Al-Assad observa la destrucción que ha dejado la guerra, se pregunta en qué piensan los responsables de ella cuando ven las mismas imágenes.

Cada vez que Al-Assad observa la destrucción que ha dejado la guerra, se pregunta en qué piensan los responsables de ella cuando ven las mismas imágenes. | Foto: Reuters

Publicado 22 septiembre 2016

Para el mandatario cualquier cosa que diga EE.UU. sobre la guerra en Siria carece de credibilidad.

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, sostuvo que los ataques aéreos de Estados Unidos contra tropas de Damasco el pasado 17 de septiembre en Deir Ezzor fueron definitivamente intencionales, por lo que culpó a Washington (EE.UU.) del fracaso del acuerdo de alto el fuego pactado con Rusia el pasado 9 de septiembre.

"Yo diría que cualquier cosa que digan los funcionarios norteamericanos sobre el conflicto en Siria en general carece de credibilidad", opinó el presidente sirio.

"No fue un error porque no fue, digamos, que un avión lanzó una sola bomba por accidente. Fueron cuatro aviones que atacaron seguidamente una sola posición por una hora, más de una hora. Nadie comete un error por más de una hora. Además, no es que estaban atacando un simple edificio; es una instalación amplia basada en numerosas colinas y por ahí no había ningún terrorista", aseguró Al-Assad.

>> Bombardeo a sirios es una evidencia de que EE.UU. apoya al EI

EE.UU. "no tiene la voluntad" de unirse a Rusia en la lucha contra los terroristas en Siria, agregó el mandatario durante la entrevista que The Associated Press le realizó el pasado miércoles.

"Estados Unidos no tiene la voluntad de luchar contra (los grupos terroristas) al-Nusra o Estado Islámico, porque creen que son fichas que pueden jugar para sus propios fines. Si atacan a al-Nusra o al Estado Islámico, perderán una ficha muy importante para ellos en Siria. Así que no creo que Estados Unidos esté dispuesto a unirse a Rusia para luchar contra los terroristas en Siria", dijo el mandatario.

"Lo más doloroso es la destrucción de la sociedad, la matanza, el derramamiento de sangre, algo que vemos todos los días a toda hora".

>> Un dron fue visto al momento del ataque a convoy de la ONU

El presidente sirio, además, rechazó las acusaciones de que aviones sirios o rusos atacaron un convoy de ayuda humanitaria en las cercanías de Alepo (sur), en la localidad siria de Urm al Kubra, el pasado 19 de septiembre. Asimismo, negó que sus tropas impiden la llegada de comida a la zona de la ciudad controlada por los rebeldes.

"Yo diría que cualquier cosa que digan los funcionarios norteamericanos sobre el conflicto en Siria en general carece de credibilidad. Todo lo que dicen son mentiras, digamos burbujas, que no tienen fundamento sólido", aseveró sobre las declaraciones del asesor del presidente de EE.UU., Ben Rhodes, en el que acusa a Moscú del ataque al convoy de las Naciones Unidas.

>> Rusia niega su responsabilidad en bombardeo a convoy de la ONU

Al-Assad manifestó que es probable que la guerra, que ya tiene seis años de desarrollo, continúe, por lo que apuntó que la oposición armada que opera en su país tiene un apoyo continuado del exterior. Sin embargo, manifestó su esperanza de que la guerra acabe y la paz vuelva a la nación árabe.

"La devastación es dolorosa, por supuesto, pero podemos reconstruir el país. Vamos a hacerlo. Algún día la guerra concluirá. Lo más doloroso es la destrucción de la sociedad, la matanza, el derramamiento de sangre, algo que vemos todos los días a toda hora. ¿Pero qué voy a pensar? Cuando veo esas fotos, pienso en los funcionarios occidentales y me pregunto qué sienten cuando ven esta devastación y saben que sus manos están manchadas de sangre".

>> Ejército sirio declara fin del cese al fuego


En contexto

El sábado 17 de septiembre, aviones de la coalición internacional encabezada por EE.UU. efectuaron cuatro bombardeos contra el Ejército sirio. Los ataques dejaron al menos 62 militares muertos y más de 100 heridos cerca del aeropuerto de la ciudad de Deir Ezzor, en el este del país.

El lunes 19 de septiembre, el vocero de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Stephane Dujarric, informó que un convoy de ayuda humanitaria destinado a la población de Alepo fue atacado en Siria. Entre 18 y 31 de los camiones que trasladaban harina, agua potable y filtros de agua, medicamentos y alimentos para los residentes de las localidades de Orem (Alepo) y Talbiseh (Homs) fueron golpeados.

La ONU suspendió hasta nuevo aviso las ayudas humanitarias para cientos de personas en Alepo. La Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias, por su parte, anunciaron el fin de la tregua pactada entre Rusia y EE.UU. para coordinar en forma conjunta los ataques contra los terroristas.

teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

¿Tienes Más Información?

AQUÍ puedes enviarnos la información verificable que tengas sobre este tema


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.