• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El subsecretario aseveró que la investigación aborda temas delicados que por lo tanto debe plantearse con claridad

El subsecretario aseveró que la investigación aborda temas delicados que por lo tanto debe plantearse con claridad | Foto: EFE

Publicado 9 septiembre 2015

El Subsecretario de los Derechos Humanos de la Secretaría de a Gobernación mexicana fue quien explicó que no había salido a luz esta hipótesis por la presión que se vivía en el país con el caso de los desaparecidos

Roberto Campa, subsecretario de los Derechos Humanos de la Secretaría de a Gobernación mexicana, reconoció este lunes que posiblemente el ataque a los normalistas de Ayotzinapa esta ligado a la toma, sin saberlo, de un autobús cargado de droga.

Luego de recibir la propuesta de los familiares de lso desaparecidos, Campa indicó que la información no se hizo pública a su debido momento por el grado de tensión que se sustuvo luego que fueron transcurriendo los días sobre el caso Ayotzinapa, que hasta el momento, desmienten al gobierno mexicano.

El subsecretario aseveró que la investigación aborda temas delicados que por lo tanto debe plantearse con claridad y seguridad.

Lea: Los rostros de los 43 normalistas desaparecidos

De igual manera agregó que en el informe aceptará la recomendación de los expertos que se haga un peritaje independiente y apto.

A través de la cuenta de twitter del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, para el caso Ayotzinapa, se supo que de también están al tanto de las nuevas vías de conclusión sobre la desaparición de los 43 normalistas

 

 

En contexto
El 26 de septiembre de 2014, una operación de las policías municipales de Iguala y Cocula acabó en la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas, tras la intercepción de los autobuses donde viajaban alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.
El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, fue acusado de ser el autor intelectual del hecho en el que murieron al menos siete personas.
Se presume que los estudiantes fueron entregados a un grupo delictivo denominado “Guerreros Unidos”, una especie de célula del Cártel de los Beltrán Leyva.
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.