• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
Comentarios
  • Samora Machel y la experiencia de Mozambique
Historia de una larga y épica lucha contra la nefasta lacra del colonialismo portugués, el imperialismo occidental y el atraso cultural, en pos de la conquista de la soberanía económica y la independencia real de África, tras décadas de humillaciones e ignominia.

 

El reparto al que fue sometido el continente africano entre las potencias coloniales europeas,  ya fuera para la obtención de nuevas materias primas, la explotación de mano de obra barata, la exportación de capitales que generaran Estados dependientes a perpetuidad del capitalismo parasitario, o para abrir nuevos mercados donde introducir sus excedentes de sobre-producción, fue una de las razones subyacentes que propiciaron la Primera Guerra Mundial, debido a la agudización de las contradicciones y rivalidades entre los propios imperialistas. Uno de esos países invasores era Portugal, que impartía su ¨misión civilizadora¨ a base de trabajos forzados con castigos corporales como la palmatoria (instrumento de castigo consistente en una pala plana con orificios, que al golpear la piel produce hemorragias por succión), expolio de riquezas naturales, explotación y vejaciones de toda clase, en sus posesiones de Mozambique, Angola, Cabo Verde, Guinea-Bissau y Santo Tomé y Príncipe. Pese a que la esclavitud había sido abolida a finales del siglo XIX, las condiciones inhumanas de trabajos forzados con que los portugueses sometían a la población autóctona no diferían demasiado, las protestas y revueltas eran reprimidas a sangre y fuego, la población negra era menospreciada como un ser inferior, relegada a su utilización como mano de obra barata como única finalidad, y la ocupación y expulsión de sus tierras familiares de autoconsumo les convertía en extranjeros en su propia patria.

En el pasado, el territorio actual de Mozambique constituía parte de un imperio que se extendía desde el desierto del Kalahari hasta el Océano Índico. Era el llamado imperio de Monomotapa, que significa ¨señor de las minas¨. Este imperio feudal alcanzaría su apogeo en el siglo XV logrando un gran desarrollo en comparación con sus vecinos, contaba con un fuerte de sector de artesanos que trabajaban el metal (especialmente oro), comerciantes, y mineros que poseían una tecnología desarrollada que impresionó a los portugueses. Había importantes núcleos urbanos con grandes construcciones de piedra y un amplio sector campesino organizado en formas tradicionales. Monomotapa mantenía una fluida relación comercial con los árabes que instalaron factorías en la costa oriental, para dar salida a las reservas auríferas.

La llegada de los portugueses significó la sustitución de los árabes, y paralizó el cauce de intercambios comerciales anterior, destruyó el modelo organizativo con la implantación de monopolios privados: portugueses, alemanes, ingleses, norteamericanos, sudafricanos y franceses, que explotaban independientemente sus territorios específicos, generalizaron el comercio de esclavos con destino a la India y después a Brasil, lo que supuso un golpe demoledor a la demografía local, y estimuló las divisiones tribales. Todo ello se materializó en un estancamiento del desarrollo, amplias masas en condiciones de miseria no conocidas hasta entonces, sin atención médica adecuada y sumidas en el embrutecimiento y el analfabetismo.

Ante esta intolerable situación, en 1962 nace en Dar es Salaam (Tanzania), el Frente de Liberación de Mozambique (FRELIMO), dirigido por Eduardo Mondlane, dos años después 250 guerrilleros del FRELIMO penetran desde la frontera de Tanzania a la provincia de Cabo Delgado en Mozambique, estableciendo sus primeras bases y zonas liberadas. Este será el inicio de una larga guerra de desgaste que se prolongará durante 10 años.

Mondlane es asesinado en 1969 tras recibir un libro-bomba en el secretariado del FRELIMO, en una operación de la sección de la red Gladio de los servicios secretos portugueses (PIDE). Samora Machel, Marcelino dos Santos y Uría Simango, resultarán elegidos para la dirección colectiva como sustitutos.

Mediante operaciones quirúrgicas la guerrilla del FRELIMO irá adquiriendo experiencia progresivamente, a pesar de las muchas bajas iniciales, al tener que enfrentarse contra soldados profesionales portugueses, con mejor equipación y que contaban con el apoyo de la OTAN, no obstante, la URSS, China, RDA y Cuba ayudarán a la guerrilla mediante el suministro de armas y el envió de asesores militares. Las emboscadas guerrilleras aprovechando el perfecto conocimiento del terreno, serán cada vez más letales para los portugueses. La inyección de moral del apoyo popular a la guerrilla será determinante en su capacidad de resistencia, al contrario de los soldados portugueses que serán vistos como una fuerza hostil e  invasora.

Con el avance del conflicto, las tropas portuguesas contarán también con el apoyo económico y militar del gobierno racista y criminal de Rhodesia y de la Sudáfrica del apartheid. Su despiadado accionar no dudará en bombardear sobre población civil y destruir sistemáticamente escuelas y hospitales populares de las zonas liberadas por el FRELIMO, despreciando el Derecho Internacional Humanitario y vulnerando la Convención de Ginebra. No obstante, este funesto modus operandi no haría más que alimentar el apoyo popular a la guerrilla en su lucha por la independencia total. Mayo de 1970, comienza la operación ¨Nudo Gordiano¨, la operación de mayor envergadura desatada por el ejército portugués de todas sus guerras coloniales, compuesta de un contingente de 35.000 soldados con apoyo aéreo del ejército de Sudáfrica, cuya misión es aplastar al FRELIMO. Tanzania se ofrece a colaborar con los guerrilleros poniendo todo el armamento de su ejército a disposición del FRELIMO. Cuatro meses después, la ofensiva es neutralizada, sufriendo una derrota histórica. De aquí en adelante quedará constatado, que un ejército regular invasor no puede alcanzar la victoria en una guerra de guerrillas bien dirigida y disciplinada que cuente con el respaldo popular mayoritario, a pesar de las muchas bajas que pueda causar por su superioridad técnica. Nuevos guerrilleros reemplazarían constantemente a los caídos, perfeccionando cada vez más las emboscadas, golpeando y replegándose en constante movimiento, deslizándose como sombras entre la infranqueable jungla como aliada, llevando al agotamiento físico y psicológico a los portugueses. 

La caída en 1974 del régimen fascista de Salazar en Portugal durante la revolución de los claveles, precipitará la salida portuguesa de Mozambique, que se cristalizará en los acuerdos de Lusaka, poniendo fin a la guerra y formando un gobierno mixto de transición hasta la independencia total, declarada el 25 de Junio de 1975.

La llegada del FRELIMO al poder y el carisma y firmeza ideológica de Samora Machel se tradujo en el establecimiento de una República Popular de orientación socialista, nacionalizando los bancos, la tierra y las grandes empresas privadas, creando un sistema de cooperativas agrarias al estilo de los koljoz soviéticos, estableciendo un sistema de propiedad estatal y social de educación, sanidad y vivienda públicas, y un masivo plan de alfabetización y vacunación infantil, todo ello a través de una entusiasta movilización masiva de la sociedad en las tareas de discusión y organización de la economía mediante asambleas populares y la producción colectiva. En política exterior apoyaron al movimiento de resistencia de Zimbabue y al ANC de Sudáfrica en sus luchas contra los regímenes racistas. Como era de esperar la reacción de los capitalistas fue el embargo económico, el sabotaje de las fábricas, granjas e infraestructuras con el fin de estrangular la economía, fomentar los conflictos tribales y avivar las tensiones raciales entre colonos blancos y negros para provocar una guerra racial, acusando al FRELIMO de agresiones indiscriminadas a blancos, algo absolutamente ridículo, ya que desde el inicio de la guerra en sus filas también hubo blancos como Jacinto Veloso, piloto militar que desertó y secuestró un avión de la Fuerza Aérea Portuguesa, desviándolo a Tanzania, donde se uniría a la guerrilla del FRELIMO, llegando a desempeñar después de la independencia el cargo de director del SNASP (Servicio Nacional de Seguridad Popular). El Frente siempre aclaró que su lucha no era de razas, sino de clases, que en la nueva República Popular había lugar para cualquiera que quisiera servir a los intereses generales de Mozambique libre de explotación, independientemente de su color.

En 1977, Rhodesia y Sudáfrica financian la creación del grupo terrorista y anticomunista RENAMO, iniciándose una guerra civil que desangrará al país durante 20 años, provocando un millón de muertos. Este grupo terrorista que también contaría con asesores de la CIA, fue nutrido copiosamente por conocidos mercenarios occidentales, especialmente británicos, como Clive Mason, miembro de la Royal Marine británica, que posteriormente como mercenario actuaría en Borneo, Rhodesia y Mozambique, donde caería eliminado durante un combate con el FRELIMO. La utilización de asesinos a sueldo carentes de cualquier tipo de escrúpulo o moral, ilustra perfectamente la categoría humana que movía el accionar de los colonos.

En 1986 Samora Machel muere en un accidente de avión debido a ¨fallos técnicos¨ del piloto, según se dijo oficialmente en su día. Años después, concretamente en 2003, en unas declaraciones en exclusiva del ex agente de las Fuerzas Especiales de Sudáfrica Hans Louw, confesó desde la prisión de Pretoria donde cumplía condena por otro asunto, haber participado personalmente en una operación secreta del gobierno sudafricano para asesinar a Samora, según dijo, colocaron una baliza falsa para confundir al piloto y hacer que se estrellara contra unas montañas, por si eso fallaba, relató, tenían colocados estratégicamente dos equipos portátiles de misiles para derribar el avión. Otro ex agente confirmaría al poco tiempo estas declaraciones. La figura de Samora Machel tuvo un gran peso en los acontecimientos de Mozambique desde su puesto como comandante en jefe de la guerrilla del FRELIMO, y posteriormente como uno de los mejores dirigentes revolucionarios de África, a la altura de Thomas Sankara, Lumumba, Agostinho Neto, Amílcar Cabral, o Nyerere. Después de su asesinato, los sucesivos gobiernos del FRELIMO tuvieron que aceptar reivindicaciones de la oposición del RENAMO para lograr la paz, mediante la apertura a una economía mixta, flexible a la inversión extranjera, entrando en el FMI y el Banco Mundial y adoptando un sistema de mercado.

¨En la zona del enemigo, los perros del rico tienen más vacunas, más medicamentos, más cuidados médicos que los trabajadores que crean la riqueza del rico. Nuestros hospitales son centros en los que se concreta nuestra línea política de servir a las masas, un centro de unidad nacional, de unidad de clase, un centro de purificación de ideas, un centro de propaganda revolucionaria y organizativa, un destacamento de combate. Los colonialistas vienen con sus aviones a bombardear nuestros hospitales, nos asaltan con sus helicópteros, lanzan sus tropas para asesinar a los enfermos, destruyen el material, e impiden que lleguen los medicamentos. Sin embargo, un soldado portugués herido o enfermo, es tratado en nuestros hospitales como cualquiera de nosotros, hacemos esto porque poseemos una moral revolucionaria, una moral superior, una moral radicalmente opuesta a la bajeza del fascismo o el racismo¨. Samora Machel

Referencias

Machel, Samora (1975). FRELIMO: documentos fundamentales del Frente de Liberación de Mozambique. Anagrama
http://www.macua.org/livros/lutacontinua.html
http://www.mercenary-wars.net/
http://www.ucm.es/info/solidarios/ccs/articulos/africa/la_lucha_continua.htm
http://www.hist.umn.edu/hist1015/SouthAfricaandMozambique.html#Mozambiqu
http://www.iol.co.za/news/africa/how-we-assassinated-a-president-1.419392

Perfil del Reportero
España
Más artículos de este reportero
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.