“Todo el proceso del golpe en Brasil fue muy patriarcal”

Notas entrevistó a Nalu Faria, referente de la Marcha Mundial de Mujeres de Brasil, quien habló sobre la actual situación del país, el golpe institucional y la cultura de la violación.

Nalu Faria, referente de la Marcha Mundial de Mujeres de Brasil

- ¿Cuál es tu opinión sobre la situación que atraviesa Brasil actualmente?

– La situación es bastante crítica. Lo que tenemos en Brasil, como ya se ha escuchado, es que hubo un golpe a la democracia. No fue una cosa de un día para el otro, fue algo planificado, estructurado desde las elecciones de 2014 cuando la derecha dijo no reconocer los resultados.

Nosotros y nosotras consideramos lo que hicieron que es un “juego de cartas marcadas” con este gobierno interino ahora que se está dando el proceso del impeachment. Porque de hecho no hay un proceso de juicio porque tampoco hay crímenes, y esto muchas veces ha sido explicitado por representantes del actual gobierno golpista, diciendo que la gestión de Dilma era “muy política”. Claro que se ha utilizado todo el tema de la corrupción, aunque Dilma no está involucrada en ningún caso de corrupción, mientras que el actual presidente Michel Temer está citado por la Justicia, como muchos de sus ministros.

Lo que nosotros estamos diciendo es que en Brasil tenemos que seguir haciendo una gran movilización por el “Fuera Temer” y por el no reconocimiento de su gobierno ilegítimo. Esto lo mantenemos aunque se confirme este gobierno en el proceso final del impeachment. Mientras, tenemos que organizar una gran rebelión cívico-popular que nos garantice volver a elegir un presidente, un gobierno, nuestros diputados. Entendemos que esto va a necesitar de una reforma del sistema político.

Debemos justamente intensificar las movilizaciones de rechazo al gobierno al mismo tiempo que pongamos de manera muy fuerte todo el tema de la radicalización de la democracia. O sea que sólo podemos de hecho mantener la democracia en Brasil si hay cambios sustantivos en cómo se eligen los gobiernos hoy en Brasil, si hay cambios sustantivos en la democratización de los medios de comunicación y tantas otras reformas que necesitamos, como la reforma agraria.

- ¿Crees que el golpe afecta específicamente, en algunos aspectos, a las mujeres?

– Por cierto, todo el proceso del golpe y el golpe mismo fue muy patriarcal. Desde la manera como Dilma fue tratada, de manera muy machista, la manera como los diputados votaron, siempre por “la familia” pero de una manera muy hipócrita porque son los mismos diputados y sus asesores quienes utilizan el sistema de prostitución en Brasilia, todo el tema sobre la doble moral que ellos practican.

Y por supuesto que las ganancias del gobierno anterior eran justamente sobre una base de políticas redistributivas y sociales. En particular, la valoración del sueldo mínimo, las políticas de transferencia de ingresos como la Bolsa Família, o las políticas vinculadas a la educación como las cuotas para que las mujeres negras tengan garantizado su ingreso a las universidades. Los cursos de capacitación profesional como Pronatec, que tenía mayoría las mujeres; las políticas en relación a la agricultura familiar y campesina, que por más que eran políticas insuficientes habían incrementado mucho; los programas de organización productiva de las mujeres, habían varias políticas en ese sentido que por supuesto que no seguirán.

A esto se suman los ataques que el gobierno de Temer está realizando sobre la previsión y la seguridad social, con los cambios en la edad de jubilación y el no incremento del salario mínimo, que va a tener un impacto muy fuerte en la vida de las mujeres. Por ejemplo, ya suspendió contratos de programa Mia casa, mia vida, que también son programas que han tenido bastante impacto en la vida de las mujeres y a su derecho a la vivienda.

- En los últimos días se conoció un caso muy terrible de una violación masiva que hubo en Río y cuyas fotos fueron publicadas en Internet, ¿qué nos podes decir de esto?

– Este es el otro punto sobre el que quería hablar, incluso en relación con los impactos que puede tener el golpe. Porque en Brasil ya hace un tiempo está habiendo una fuerte ofensiva conservadora, que eso se expresó en lo que fue el golpe pero también en relación a las mujeres en proyectos de ley muy retrógrados dentro del Congreso. Por ejemplo, un país donde la gente hizo una intervención con calcomanías en los espacios públicos en la que se simulaba una violación de la presidenta Dilma con una máquina de gasolina. Es una manera de naturalizar la violación y la violencia hacia las mujeres muy tremenda. Entonces, el machismo es practicado por cada hombre, pero estamos hablando de una sociedad que banaliza la cultura de la violación y pone a la violación como algo natural, también de alguna manera habilita a que los hombres reproduzcan ese machismo.

En el caso que se conoció actualmente –en el que una joven de 16 años fue secuestrada, drogada, violada por 33 personas que difundieron fotografías de los hechos en las redes sociales- no es un hecho aislado. Ha habido varios hechos en Brasil de este tipo, no sólo de violación colectiva como también hubo hace un año, sino que hay una práctica cultural donde, por ejemplo, hay novios que ponen fotos en internet de relaciones íntimas y relaciones sexuales con sus novias, que ha resultado en varios suicidios. Entonces estamos hablando de un aumento de una violencia extrema.

Lo que es interesante, por otro lado, como tenemos en este momento un movimiento feminista fuerte, incluso organizado de varias maneras, no sólo los grupos tradicionales, sino también los colectivos de jóvenes en las escuelas, en los barrios. Incluso colectivos de jóvenes en las escuelas secundarias, no sólo en las universidades. Este caso de violación en Rio ha promovido movilizaciones, actos políticos, manifestaciones públicas. Entonces, por lo menos, tenemos una resistencia y una lucha de protesta y de denuncia, y de exigencia incluso para que la Justicia funcione, que los tipos sean castigados. También está esta exigencia en una parte de la sociedad brasileña que rechaza esta cultura de la violación y promueve, justamente, una cultura del respeto.

Fernando Vicente Prieto – @FVicentePrieto y Micaela Ryan – @LaMicaRyan

Fuente: http://notas.org.ar/2016/05/31/golpe-brasil-patriarcal/

Perfil del Bloguero
Periodista argentino. Corresponsal en Caracas de Notas – Periodismo Popular y colaborador en otros medios de comunicación. Sus textos y fotografías se han publicado en periódicos, revistas y sitios web de América Latina y Europa. Desde enero de 2013 hasta abril de 2014 fue productor y editor de noticias en ALBA TV. Actualmente, además de la corresponsalía en Notas.org.ar, integra el equipo de comunicación de ALBA movimientos y participa en el proyecto "Crónica de Comunas".

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.