Octubre incandescente: ¡EU amenaza a Rusia con atentados yihadistas supuestamente ajenos!

Obama parece haber apostado a la putrefacción de las fronteras de Rusia y China o bien ha sido rebasado por sus superhalcones militares –quienes no lo obedecen más, como sugieren en forma inverosímil varias fuentes– cuando solamente le queda el mes de octubre, previo a la crucial elección presidencial del 8 de noviembre, para operar su última jugada bélica muy cantada, que busca impulsar a su aliada Hillary Cinton mediante su nada sorprendente sorpresa de octubre: la captura mercadotécnica de Mosul (norte de Irak), hoy en manos de los yihadistas, a partir del 19 de octubre, que coincide con el último debate entre Trump y Hilllary en Las Vegas.

Octubre incandescente: ¡EU amenaza a Rusia con atentados yihadistas supuestamente ajenos!

El diagnóstico global es prístino: la insostenible unipolaridad de EU, que rehúsa compartir el nuevo orden tripolar con Rusia y China cuando propicia el caos planetario mediante su fuga bélica hacia adelante.

Octubre comienza bajo los peores auspicios, cuando se han recalentado todos los frentes incandescentes, donde EU, desde su declive, confronta a sus dos principales adversarios geoestratégicos –Rusia resucitada y China en pleno ascenso–, en sus linderos y/o en su periferia inmediata: desde Ucrania, pasando por el binomio Siria/Irak hasta el Mar del Sur de China, éste como corolario del requilibrio militar y mercantil de EU en el océano Pacífico (https://goo.gl/2RVftC).

Ahora dos medianas potencias nucleares, India y Pakistán, colisionan en el corazón del subcontinente indio –la región más poblada del planeta– por su prevalencia en Cachemira (frontera con China), sin contar la ausencia de negociaciones del contencioso nuclear de Norcorea (frontera con China y Rusia), que cuenta con 20 bombas nucleares, cuya grave tensión exacerba el escudo conjunto misilístico de EU en Sudcorea (https://goo.gl/hgN6Bm).

Las geofinanzas globales viven un similar momento previo a la quiebra de Lehman Brothers en 2008, hoy con la espada de Damocles de la insolvencia del máximo banco alemán Deutsche Bank, que tiene en ascuas a toda Europa y al euro.

La geoeconomía global no anda bien con su falta de crecimiento, mientras las geofinanzas globales padecen la disfuncionalidad de la hegemonía del dólar, con la salvedad de la incrustación oficial de la divisa china, el renminbi, en el alicaído sistema de los derechos especiales de giro del fatigado FMI.

Con toda su cacofonía de propaganda eviscerada, está mucho peor que hace ocho años el mundo que lega Obama, postizo premio Nobel de la Paz, como lo fue el inflado polaco-bielorruso-israelí Szymon Perski –alias Shimon Peres–, padre de la bomba atómica del Estado racista/ apartheid/paria de Israel, con un máximo de 400 bombas atómicas clandestinas, y autor de la carnicería de infantes libaneses en Qana, sin contar sus atrocidades permanentes contra los palestinos. ¡Vaya paz de los sepulcros!

Los pasados lunes, martes y miércoles de la última semana de septiembre fueron angustiosos.

Lunes: el pugnaz Ashton Carter, secretario del Pentágono, anunció la modernización de las armas nucleares de EU con el fin de disuadir a Rusia (https://goo.gl/KMVXKz).

Martes: ante los legisladores, el general Joseph Dunford, jefe estado mayor de las fuerzas conjuntas de EU, se rebeló a compartir un acuerdo sobre espionaje con los rusos, en referencia al laxo ambulantaje yihadista.

Miércoles temprano: John Kerry, secretario de Estado, amenazó finiquitar toda cooperación entre EU y Rusia para acabar con la guerra civil en Siria, si Moscú, Damasco y Teherán (más la guerrilla chiíta libanesa de Hezbolá) no cesaban el asfixiante sitio de Alepo, cuyo epílogo decidirá el destino de Siria y, por extensión, de Líbano.

La etérea cooperación para el cese al fuego en Siria entre los cancilleres Kerry y el ruso Serguei Lavrov no duró mucho (https://goo.gl/CCmhlr) debido al error accidentaldel Pentágono que bombardeó Deir-Ez-Zor el 17 de septiembre, donde fallecieron alrededor de 90 soldados del régimen de Bashar al Assad, lo cual favoreció en forma indirecta a los supuestamente combatidos yihadistas y, más que nada, enfureció al Kremlin.

Miércoles por la tarde: después de los amagos de ruptura de Kerry, en forma aterradora, el portavoz del Departamento de Estado, el almirante retirado John Kirby, amenazó a Rusia con todos los males del yihadismo global, como si él conociera su operatividad y sus alcances mejor que nadie: “Las consecuencias son que la guerra civil proseguirá en Siria, que los extremistas y grupos (sic) extremistas continuarán explotando los vacíos (sic) que existen en Siria para expandir sus operaciones, que incluirán sin duda (¡supersic!) ataques contra los intereses rusos, quizás aún las ciudades (sic) rusas, y Rusia continuará enviando a casa soldados en bolsas de cadáveres, y seguirán perdiendo recursos, y aún quizá, más aviones. La estabilidad que dice buscar en Siria será más elusiva (https://goo.gl/VcYacK)”.

¿Constituyen los yihadistas la (pre)dilecta carta geopolítica de EU para zaherir a Rusia, China e India y con la que pretende imponer su caos global (https://goo.gl/qP6CFA)?

Kirby confesó que obviamente (sic) no deseamos ver al régimen sirio adquirir territorio adicional en Alepo.
La captura de Alepo antes del 8 de noviembre dañará la imagen tanto de Obama como de su candidata Hillary, lo cual puede favorecer a Donald Trump.

Como los rusos no son mancos nucleares, menos ahora en la etapa de la resurrección del zar Vlady Putin, su réplica feroz no se hizo esperar.

Más allá de lo consabido de que varios grupos en Siria apoyados por EU operan con Al Qaeda y Al Nusra –quienes agradecen la entrega de armas del Pentágono (https://goo.gl/8v1qQj), lo cual ha sido explotado por Lavrov (https://goo.gl/gShhix)–, su vicecanciller, Serguei Ryabkov, fustigó las amenazas y el chantaje, que buscan imponer soluciones favorables a EU y sus clientes y son producto del quiebre emocional de Washington.

La portavoz de la cancillería rusa, Maria Zakharova, preguntó en forma sarcástica si los yihadistas a cargo de los ataques contra Rusia serían ejecutados por los moderados o los extremistas que no han podido discriminar sus ventrílocuos de EU (https://goo.gl/Zgzno0).

HastaThe Washington Post admite que el empantanamiento de Rusia en Siria, que vaticinó Obama, no sucedió, cuando a la franca intervención de Moscú solamente le falta el triunfo por la vía militar o mediante las negociaciones en términos rusos (https://goo.gl/sxzrsg).

¿Mosul por Alepo?

Según varias fuentes –de EU, Israel, Turquía y kurdas–, Obama adelantó la fecha del inicio de captura de Mosul por las tropas conjuntas de EU/Irak con los peshmergas kurdos, al fatídico 19 de octubre, que coincide con el último debate entre Hillary y Trump.

¿Se quedó EU sin geoestrategas y diplomáticos para únicamente optar por inalcanzables soluciones militares?
Fuera de la alucígena unipolaridad, que no aceptan más sus rivales geoestratégicos Rusia y China, en la aciaga fase de Obama, no se diga con la pugnaz rusófoba Hillary, EU se ha quedado corto de ideas para compartir el nuevo orden tripolar del que depende el resto del planeta.

Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.