Obama renueva amenaza contra Venezuela

El jueves 3 de marzo, Barack Obama ratificó la vigencia de la declaración, firmada por primera vez en marzo de 2015, que en términos políticos implica un aval a las acciones de injerencia política sobre el país caribeño.

Obama renueva amenaza contra Venezuela

Originalmente, la medida había sido puesta en marcha el 9 de marzo de 2015, semanas después que Venezuela informara sobre el desbaratamiento de un plan golpista que incluía la participación de la embajada de EEUU, quien facilitó las visas migratorias en tiempo récord a los aviadores involucrados. Y semanas antes de la Cumbre de presidentes de las Américas en la ciudad de Panamá, en la que EEUU confiaba que lograría un aislamiento político.

En general, una medida de este tipo es un antecedente directo al incremento de la intervención norteamericana en los países señalados como “amenazantes” a sus intereses geopolíticos.

La ofensiva sobre el país que posee las principales reservas petroleras del mundo es de larga data e incluye la participación en el golpe consumado y luego revertido en abril de 2002. Pero desde la desaparición física de Hugo Chávez, la tensión se ha incrementado, en la medida en que se han hecho cada vez más visibles -mediante correos y comunicaciones telefónicas- los crecientes vínculos entre funcionarios estadounidenses y los líderes de la ultraderecha venezolana, implicados en acciones tendientes a lograr el derrocamiento del gobierno constitucional de Nicolás Maduro.

A pesar de la violencia desatada en las acciones de desestabilización, que llevaron a dirigentes como Leopoldo López y Antonio Ledezma a la cárcel y a otros como María Corina Machado a estar investigados, EEUU los considera “perseguidos políticos que luchan por la libertad”. Asimismo orienta una ofensiva de deslegitimación diplomática y mediática de Venezuela, en alianza con sectores conservadores del Estado español, dirigentes de derecha de América Latina y medios privados de comunicación de todos estos países.

Con el aval ideológico de esta campaña, que presenta al gobierno venezolano como un régimen autoritario y a sus opositores como los defensores de los derechos humanos, el presidente Obama se siente legitimado para señalar, en su carta a la Cámara de Representantes y al Senado de su país, que “es necesario continuar con la emergencia nacional declarada en la orden ejecutiva 13692 -de marzo de 2015- con respecto a la situación en Venezuela”.

La emergencia nacional de EEUU se basa, según el texto de Obama, en “la erosión de garantías de derechos humanos por parte del gobierno de Venezuela, la persecución de oponentes políticos, la reducción de libertades de prensa, el uso de la violencia y la violación de derechos humanos y abusos en respuesta a protestas antigubernamentales”, sin precisar a qué situaciones se refiere.

Respuesta bolivariana, respaldo de ALBA-TCP

Ante la prórroga de la orden ejecutiva, la Cancillería venezolana respondió con un duro comunicado en el que señala que “el unilateralismo y la extraterritorialidad practicados permanentemente en el mundo por el Gobierno estadounidense se considera una violación flagrante a los principios y propósitos de Carta de Naciones Unidas, así como al estado de Derecho Internacional, vulnerando los principios de no injerencia en asuntos internos y de igualdad soberana entre los Estados”.

Además, condena que “siendo Estados Unidos uno de los países donde la violación a los derechos humanos es una política de Estado y el belicismo es practicado en regiones enteras del mundo negando de esta forma el acceso masivo de los pueblos a los derechos humanos, pretenda dar lecciones a otros países para justificar su intervencionismo”. Por estas razones, la canciller Delcy Rodríguez anunció que por orden del presidente Maduro revisarán integralmente las relaciones con EEUU.

El sábado 5 de marzo, en Caracas, la posición bolivariana fue respaldada por los presidentes de Bolivia, Evo Morales y de Nicaragua, Daniel Ortega; y por el vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, presentes en el encuentro internacional “Chávez, líder del siglo XXI: unidad latinoamericana y caribeña”.

Allí, Ortega consideró la orden ejecutiva “un acto de guerra, que intenta alimentar la conspiración”. Díaz-Canel exigió la derogación de la orden ejecutiva. “Una vez más el imperio demuestra que no ha cambiado su esencia agresiva y su desprecio hacia nuestros pueblos”, señaló el vicepresidente cubano. Evo se sumó a la condena expresando: “Vamos a derrotar estas formas de dominación. Chávez nos enseñó a no tenerle miedo al imperio y nuestro homenaje será que sigan con vida sus enseñanzas”.

Doble rasero

Irónicamente, la carta de Obama se emitió el mismo día en que fue asesinada la dirigente indígena y ambientalista Berta Cáceres, poniendo una vez más en evidencia la situación de derechos humanos en Honduras, uno de los principales aliados en el continente de EEUU.

Desde el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en junio de 2008, en este país centroamericano se ha generalizado la persecución a líderes y lideresas que luchan contra proyectos extractivos en manos de transnacionales. Además, Honduras es considerado el país más peligroso del continente para el ejercicio del periodismo, por los recurrentes asesinatos de trabajadores de prensa, que no han merecido siquiera un comentario del presidente norteamericano.

Es que luego del derrocamiento de Zelaya, Honduras volvió a ser una pieza clave de EEUU: allí, el Comando Sur del Pentágono cuenta conla estratégica Base militar de Soto Cano, estratégica para el control militar del Caribe y Centroamérica.

Exactamente la situación inversa que en Venezuela, que desde el comienzo de la Revolución Bolivariana dejó de ser un país subordinado a la política exterior de EEUU, abriéndose a la relación con sus principales competidores -China y Rusia- y alentando una política de integración continental antiimperialista que ha dado enormes dolores de cabeza a la potencia norteamericana.

Fernando Vicente Prieto, desde Caracas – @FVicentePrieto

Fuente: Notas - Periodismo Popular

Perfil del Bloguero
Periodista argentino. Corresponsal en Caracas de Notas – Periodismo Popular y colaborador en otros medios de comunicación. Sus textos y fotografías se han publicado en periódicos, revistas y sitios web de América Latina y Europa. Desde enero de 2013 hasta abril de 2014 fue productor y editor de noticias en ALBA TV. Actualmente, además de la corresponsalía en Notas.org.ar, integra el equipo de comunicación de ALBA movimientos y participa en el proyecto "Crónica de Comunas".
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.