Motín en la FBI reabre los 650 mil fetidos correos de Hillary Clinton

Ya son varias las fuentes noratlánticas e israelíes que señalan un verdadero motín en el seno de la FBI por su exagerada laxitud, para no decir inimputabilidad, en el manejo de los presuntos correos criminales de Hillary y de la pestilente Fundación Clinton, dirigida por su esposo Bill, empapado de megacorrupción, y su hija Chelsea, casada con el israelí-estadunidense Marc Mezvinsky, ex banquero de Goldman Sachs y hoy corredor de especulativos hedge funds (fondos de cobertura de riesgo) en Eaglevale Partners, que colaboró en el desastre financiero de Grecia.

Motín en la FBI reabre los 650 mil fetidos correos de Hillary Clinton

El autor, Ed Klein (EK), en exclusiva para el sanguinario tabloide británico Daily Mail, reseña que el director de la FBI, James Comey (JC), también presionado por su esposa (sic) Patrice, fue obligado a reabrir la investigación delictiva sobre los fétidos correos de Hillary, debido a las cartas de renuncia apiladas en su escritorio por los agentes descontentos. EK es autor del cuarto atroz libro sobre los Clinton desde 2005: Culpable como el pecado (https://goo.gl/3NYsNs), bestseller de The New York Times.

Daily Mail, uno de los portavoces de la agencia doméstica de espionaje británico MI6, hizo explotar el megaescándalo de pedofilia del israelí-estadunidense Anthony Weiner (AW), congresista en desgracia y fallido candidato a la alcaldía de Nueva York, casado con la pakistaní-estadunidense de religión musulmana, Huma Abedin (HA), la segunda hija de Hillary (https://goo.gl/7hDvCt).

Bill O’Reilly, cáustico comentarista de Fox News, sentenció que el mayor cuerpo del delito (sic) es que JC no haya llamado a un Gran Jurado para un caso tan complicado como los fétidos correos de Hillary, y sugirió que el director de la FBI había provocado un motín cuando la exculpó en julio (https://goo.gl/bAvQs8).

Un dato escalofriante es que Jill, esposa de Andrew McCabe –¡segundo de a bordo de la FBI a cargo de la investigación de los correos pedófilos de AW!– recibió un donativo (sic) por 467 mil 500 dólares, nada menos que de Terry McAuliffe, gobernador de Virginia y gran aliado de los Clinton (https://goo.gl/qv2vsh). ¡La corrupción a lo que da de la famiglia Clinton!

Para Jack Burns, de The Event Chronicle, el irreversible daño a la FBI en la mente de muchos estadunidenses, fue cuando el anterior ex presidente Bill Clinton se reunió con la procuradora afroestadunidense, Loretta Lynch, en una pista de Phoenix, Arizona. JC se percató de ser “un peón que pasaría a ser benefactor impotente de los Clinton (https://goo.gl/fAhn1J). ¡Uf!

¿Existirá alguna coordinación noratlántica entre las agencias domésticas de espionaje, la británica MI6 y la estadunidense FBI y, por extensión, con el Mossad?

Daily Mail afirma que JC no podía resistir mas la presión creciente de los agentes amotinados cuando la atmosfera en la FBI se había vuelto tóxica (sic) desde que JC anunció el pasado julio que no recomendaría el enjuiciamiento de Hillary. ¡La FBI fracturada, como todo en EU!

JC confesó a su esposa (sic) que se encontraba deprimido (sic) por el montón de cartas de renuncia de sus agentes, y también estaba preocupado de que los “Republicanos lo acusarían después de la elección presidencial de haber favorecido políticamente a Hillary (https://goo.gl/4cbPII)”.

La computadora compartida por AW y su esposa (separada) HA, triangulada con el servidor privado de Hillary y sus presuntos correos de información clasificada, fue el pretexto para que JC se redimiera. Un solo correo demoledor bastará, sino para descarrilar su campaña a unos días de la elección, seguramente para ser motivo de un impeachment aun siendo presidenta, lo cual llevaría a una inédita grave crisis de la Constitución.

La fuente de Daily Mail alega que algunas personas, incluyendo jefes de oficina, dejaron de hablar con JC, e incluso ignoraban sus saludos cuando se cruzaban con él en el salón, porque sintieron que los había traicionado y había ocasionado una desgracia a la FBI habiendo salvado a Hillary con solamente un golpecito en la muñeca. La fuente de marras comenta que JC confiesa el daño a sí mismo y a la institución, lo cual despedazó su ego a grado de parecer haber envejecido 10 años en los pasados cuatro meses.

El “esprit de corps” de la FBI se había desmoronado y sus sonámbulos agentes deambulaban desmoralizados. No es menor que la FBI, uno de los pilares del “deep state (Estado profundo)” del sistema estuviese al punto del quebranto, a grado tal que, nada menos, Josh Earnest (JE), portavoz de la Casa Blanca, salió a defender a JC quien, a juicio de Obama, no intenta interferir en la elección presidencial y lo calificó de ser una persona de integridad (sic) y de buen carácter que se encuentra en una “difícil situación (https://goo.gl/CbmMKm)”.

JE aseveró que Obama no cree que JC tenga una estrategia secreta para beneficiar a un candidato o a un partido político. ¡Algo ha de saber Obama sobre el motín de la FBI! El dilema de Obama: salvar a Hillary de la hoguera o rescatar a la FBI cuando hasta el vicepresidente Joe Biden arremetió contra el disoluto AW.

El mismo Trump afirmó que existe una revuelta en la FBI contra la decisión original del director de no entablar cargos contra Clinton, según el portal israelí Debka (29/10/16), presuntamente ligado al Mossad.

Joe Scarborough, de MSNBC, confirmó que se gesta un motín de los agentes contra el director de la FBI (https://goo.gl/jcm0bR). Los agentes de la FBI presionaron en forma infructuosa al Departamento de Justicia para investigar a la putrefacta fundación Clinton (https://goo.gl/xU1ltR).

James Kallstrom, ex asistente del director de la FBI, arremetió contra la familia criminal (¡súper-sic!) de los Clinton, y calificó de cloaca a la Fundación Clinton (https://goo.gl/7Wke1L).

Ahora Julian Assange, patrón de Wikileaks, comenta que la tercera tanda de los correos hackeados al jefe de campaña, John Podesta, conducirán a la detención de Hillary, según Debka (30/10/16). ¡Uf!

Curiosamente, Trump había sido el primero desde hace más de un año en mostrar preocupación de que el matrimonio de HA sería un problema para Hillary cuando pronosticó que AW era un riesgo mayor de seguridad como colector de información (https://goo.gl/Qlyssx).

¿Será JC, director de la FBI, el deus ex machina de la dramática elección? Otros alegarán que el verdadero deus ex machina es el israelí-estadunidense AW, quien entregó 650 mil correos compartidos con su esposa HA, muchos provenientes del servidor privado de Hillary.

¿Habrá también compartido AW su información clasificada con el Mossad? Llamó la atención que Trump haya agradecido a AW haber entregado su computadora triangulada a la FBI. Se recuerda que el presunto criminal israelí-estadunidense Sheldon Adelson, capo de los casinos de Las Vegas y Macao, es uno de los principales apoyadores de Trump, no se diga el primer ministro Bibi Netanyahu (https://goo.gl/SY6J63).

A seis días de la crucial elección, la FBIgate –los mefíticos 650 mil correos de Hillary, compartidos en la computadora de la pareja AW y HA–, está eclipsando los múltiples escándalos racistas, misóginos y eróticos de Trump.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.