MST: "Decimos No al golpe y queremos construir un nuevo proyecto político para Brasil"

Este ​jueves ​31 de marzo, el movimiento popular brasileño vuelve a las calles bajo las consignas ​“Golpe Nunca Más​”​ y “Contra el ajuste fiscal, por otra política económica”. Entrevista con Alexandre Conceiçâo, dirigente del Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST) de Brasil.

Brasileños se movilizan en apoyo a Lula, Rousseff  y la democracia.

Tiempos agitados en el gigante de Sudamérica. El neodesarrollismo en Brasil se encuentra en crisis: tras ganar por escaso margen el ballotage de octubre de 2014, el gobierno de Dilma Roussef asumió aspectos centrales del programa económico de la derecha derrotada en las urnas. Pero no sólo no recuperó más oxígeno político, sino que comenzó a ser acorralado institucionalmente, convirtiéndose en rehén de una ofensiva legislativa y judicial contra el Partido de los Trabajadores (PT).

Anular la posibilidad de un nuevo mandato de Lula a partir de 2019 es un objetivo prioritario para los sectores más conservadores de Brasil, que ahora de forma cada vez más abierta impulsan la destitución de Dilma. Ambas posibilidades representarían un nuevo triunfo de los intereses norteamericanos en la región.

Ante esta situación, el campo popular brasileño ha salido masivamente a las calles para manifestarse contra la ofensiva conservadora, confrontando con las convocatorias -también masivas- que piden la salida de Dilma y que en muchos casos incluso alientan la posibilidad de un golpe de Estado militar. En este contexto, entrevistamos a Alexandre Conceiçâo, de la Coordinación Nacional del Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST) de Brasil, para conocer el análisis de esta organización popular.

​- ¿Cuál es el análisis general que hacés de la actual coyuntura en Brasil?

– En este momento estamos viviendo una coyuntura muy difícil, donde la burguesía internacional, junto a la burguesía nacional, intenta hacerle un golpe al gobierno de la presidenta Dilma. Es una coyuntura donde Brasil -América Latina como un todo- pasa por una crisis estructural: una crisis del capital internacional, que quiere solucionar sus problemas adueñándose de los recursos naturales de Nuestra América. Lo que pasa en Brasil es exactamente eso: que el gran capital quiere la tierra, el Presal, nuestro petróleo. Ellos están desde hace años fuera del Ejecutivo de Brasil y por eso intentan el golpe.

​En est​e momento estamos preparando grandes movilizaciones nacionales contra el golpe. El 18 de marzo hicimos una gran movilización de los movimientos sociales, coordinado por el Frente Brasil Popular y el 31 regresaremos a las calles en defensa de la democracia en Brasil.

Nosotros, como Movimiento Sin Tierra, estaremos en todos los asentamientos, campamentos, en los más de dos mil municipios de todo Brasil: donde hay un Sin Tierra, habrá movilizaciones contra el golpe. El 31 porque fue exactamente en esta fecha, el 31 de marzo de 1964, cuando Joâo Goulart hizo un acto en la plaza pública de Río de Janeiro y el 1° de abril ellos hicieron un golpe militar. Entonces estaremos en la calle para decir no más golpe​s​, no más dictaduras militares, sí a la democracia, sí al gobierno de la presidenta Dilma.

Nosotros tenemos dificultades con el gobierno de la presidenta Dilma, pero una cosa es el gobierno, otra cosa es la democracia. Aunque la presidenta​ no ha logrado cumplir las promesas de campaña para los movimientos sociales, ​nosotros no olvidaremos decir que los golpistas no pasarán. Pedimos a la presidenta Dilma que cambie​ rápido su política económica y que salga de las garras de la política internacional.

​- En este escenario, ¿cuál es la política del MST para la articulación del movimiento popular?

– Desde 2013 estamos intentando construir una alternativa para Brasil. La primera alternativa que apuntamos era una reforma estructural, política. Nuestra política fue secuestrada por los grandes capitales, por eso nosotros apostamos por una Constituyente para una reforma política. Y también fuimos construyendo po​c​o a poco el Frente Brasil Popular​, que hoy se consolidó en Brasil como una gran herramienta de lucha política, con participación de movimientos sociales, partidos y sectores de la iglesia progresista.

En estos momentos, estamos organizando grandes actos políticos en Brasil y construyendo una herramienta organizativa para que el Frente Brasil Popular sea más que la lucha contra el golpe, para que de hecho sea una herramienta de lucha política, como herencia que vamos a dejar de esta coyuntura. Un frente consolidado, que va a discutir con toda la población de Brasil un nuevo proyecto político para Brasil. Un proyecto político que pase sobre todo por las grandes reformas estructurales, como la reforma agraria, la reforma tributaria,​ la reforma a la educación, y por los grandes intereses nacionales, como la soberanía nacional y la soberanía alimentaria.

Por eso estamos construyendo y consolidando esta herramienta que es Brasil Popular​, para sobre todo discutir ​con toda la población ​el Brasil que tenemos y el Brasil que queremos construir. Es momento de construcción, es momento de poner ladrillo a ladrillo para que este frente llegue a todas las ciudadanas y los ci​udad​an​os brasileños. Y el MST está ahí, construyendo, ayudando, colaborando en la construcción del Frente Brasil Popular, y también seguiremos la lucha del MST, que es la lucha contra el latifundio y contra el agronegocio​, en defensa de una reforma agraria que busca la producción de alimentos saludables, para combatir el agronegocio y los agrotóxicos en Brasil​.

Estamos en pie de lucha. La lucha le pertenece a los pueblos que tienen un proyecto político, y nosotros estamos construyendo nuestro proyecto político a través de esta articulación que es el Frente Brasil Popular. El MST está involucrado con mucha fuerza y con muchas ganas en esta construcción.

​- ¿Cómo analizas la situación general en el continente y el papel de los movimientos populares en esta etapa?

– El imperio vuelve su mirada al continente americano. Intenta imponer a Brasil y a América Latina su política imperial, del ALCA. Por eso nosotros estamos en la Articulación de Movimientos hacia el ALBA, que pensamos que es un​a​ gran herramienta para que podamos hacer grandes luchas políticas contra la tentativa del imperialismo de imponerse en el continente.

Por eso, hermanos y hermanas: “unidad, unidad, unidad” y nuestro compromiso con esta Patria Grande, que soñaron Bolívar, Martí, Artigas, Chávez, Fidel y nosotros mismos. ALBA Movimientos es la herramienta que va a ayudar a enfrentar esta ofensiva del imperio. Ahora es momento de construir la unidad y la lucha política contra el capitalismo, que es el más perverso instrumento de destrucción de la humanidad. Es momento de construir la unidad política y una integración popular cada vez más fuerte de los movimientos sociales.

Perfil del Bloguero
Periodista argentino. Corresponsal en Caracas de Notas – Periodismo Popular y colaborador en otros medios de comunicación. Sus textos y fotografías se han publicado en periódicos, revistas y sitios web de América Latina y Europa. Desde enero de 2013 hasta abril de 2014 fue productor y editor de noticias en ALBA TV. Actualmente, además de la corresponsalía en Notas.org.ar, integra el equipo de comunicación de ALBA movimientos y participa en el proyecto "Crónica de Comunas".

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.