Guerra económica, al detal: enfrente, confronte y supere

La derecha golpista, extranjera y criolla, está forzando y agudizando la crisis económica en Venezuela, para alcanzar el conflicto social. Evitar y postergar ese momento o punto de quiebra, sólo beneficiaría a esa oposición golpista que quiere tomar el poder político, al costo que sea, entre ellos, jugando al hambre y la ruina del Pueblo.

Guerra económica, al detal: enfrente, confronte y supere

Por tanto,  buscar enfrentarlos y confrontarlos, puede llevarnos a una ofensiva efectiva que salve la economía nacional, sobre todo, la familiar y personal, que ha de ser al detal, lo que requiere de nosotros, los ciudadanos, estar claros acerca de qué es la guerra económica y cómo son sus manifestaciones, articulaciones y consecuencias, unas superables y otras irreversibles, lo que ha llevado al Estado y gobierno revolucionario a tomar medidas de emergencia económica de largo aliento, que de nada servirán y no serán efectivas, si a la par, como ciudadanos comunes no asumimos el protagonismo, enfrentamiento y confrontación de quienes la están causando, para poder superar la crisis económica actual, que sectores interesados han creado para convertirla en crisis política de gobernabilidad.

Hay varios hechos concretos que afectan la economía familiar e individual, indiferentemente de la postura política o ideológica en Venezuela, desde hace tres (3) años, hasta los actuales momentos, que se resumen en: desabastecimiento programado; escasez deliberada y selectiva; mercado  paralelo de divisas, impuesto por la plataforma Dólar Today; caída de los ingresos por el precio del petróleo en los mercados de la  OPEP; largas colas para comprar lo que haya y al precio  que impongan los comerciantes.

Esta breve, pero, perversa enumeración caótica es la que muchos de nosotros han pretendido ignorar o desconocer, gracias a la “ignorancia aprendida”, la que le enseña a una población que sólo sabe y conoce de una conseja a partir de “palabras -cliché”, que pretenden convertirlas como “palabras-clave” y “palabras-testigo”, únicamente desde la mitagogia, como las que podemos escuchar, primero, en los medios de comunicación privados, hasta que se extienden disfrazadas de alta episteme o conocimiento científico, en universidades colegios y hasta en las renombradas academias, en donde pululan idiotas como aquellos que afirman que “existen leyes naturales del mercado” y así, contagiados de ignorancia, se repiten como fórmulas conceptuales, desde la ignorancia  aprendida en el habla espontánea, expresiones como éstas: “situación-país”, “el sistema fracasó”, “el modelo económico chavista fue un fracaso”, “que venga  cualquier cosa, pero  que nos saque  de estas colas”  “que aparezcan los alimentos y productos y que los pague quien tenga con qué pagarlos”, “Maduro no es Chávez”, “Una cosa era Chávez, pero Maduro nos tiene arruinados”, y así, una sarta de expresiones que van adquiriendo un significado irracional e ilógico, asumido por quienes lo enuncian, como verdad de fe.

Estos enunciados aludidos cobran fuerza en la medida en que la rabia colectiva se agudice. Estos enunciados son producto de una laxitud frente a la causa del problema que nos ha traído hasta la presente coyuntura económica, política y social.

Por estas razones, para muchos ciudadanos comunes, es preferible ignorar las causas del problema y refugiarse en los brazos de las palabras-cliché, porque en el fondo, se pretende evitar enfrentar y confrontar, razón por la cual desde el aniñamiento en lo personal, psíquico, individual y colectívamente, es más cómodo  descargar la frustración en un objeto de culpas o “pagapeos”, para refugiarse en un mesías, que, por lo general, es el propio verdugo, al que dándole lo que quiere -en este caso, el poder político- se tiene la creencia errónea de que se convertirá en un “perdonavidas” y congraciarse con él les permitirá la sobrevivencia, empezando por la aparición y regularización de los alimentos en los anaqueles de los supermercados, tal y como hicieron los asesinos de Salvador Allende,en la tríada infernal conformada por empresarios-militares-iglesiacatólica, quienes al tomar el gobierno sangriento bajo el mando del asesino Augusto Pinochet, en Chile, al día siguiente abastecieron los comercios y servicios. Pero, estos aniñados olvidan un pequeño detalle y es el costo de muerte, opresión, privatizaciones y miseria, que viven desde la muerte de Allende, hasta llegar al día de hoy, con la pinochetista disfrazada de víctima, Michel Bachelet.

Por ese aniñado empeño de preferir seguir creyendo en “el coco” y no abrir los ojos y la conciencia, se pretende obviar o hacerse el pendejo, con verdades como éstas:

1. El desabastecimiento programado sí existe por quienes controlan los grandes monopolios y consorcios empresariales que controlan desde la producción, hasta la distribución y comercialización, como es el caso, entre otros, de Empresas Polar, que debería ser tomada y confiscada, no expropiada, por el Estado venezolano, habida cuenta de que el principal accionista y dueño Lorenzo Mendoza ha traficado con el hambre del pueblo y ha generado crisis, simple y llanamente, porque él está trabajando para derrocar a Nicolás Maduro y salir de los chavistas, como lo evidencia esta conversación;

Lo que da cuenta acerca de cómo han hecho él y su familia para tener lo que hoy tienen con sus sucios negocios con los gobiernos adeco-copeyanos de la IV República, según podemos apreciar en este link;

https://youtu.be/tFw-QlMmjys

2. La escasez es deliberada y selectiva, además de que está articulada con el desabastecimiento programado, porque si hubiese escasez real, entonces, los supermercados y comercios en Colombia y las islas del Caribe,como Aruba, Curaçao y otras tantas, no estuviesen abarrotados de alimentos y productos venezolanos, los mismos que en unos meses faltan en una ciudad venezolana y luego, en otros, generando hiperinflación, dependencia de los bachaqueros e irritación social;

3. El mercado paralelo de divisas, impuesto por la plataforma Dólar Today nació con dinero robado al Estado venezolano, por la vía de empresas de maletín y la mayoría de los parásitos de Fedecámaras-Venamcham, quienes no compraron, ni importaron los productos por los que el Estado les dio los dólares para insumos, productos, alimentos y materias primas, sino que colocaron una parte en bancos estadounidenses,panameños,colombianos e islas Caimán y la otra parte la revendieron al precio de usura que impusieron desde Dólar Today, sin criterios económicos reales, más allá del especulativo, además de todos los dólares que compraron a tantos puritanos clase-media que por su media clase de raspacupos y raspatarjetas, revendieron los dólares que le asignaba el Estado por tres lochas más, mientras que ese dinero fue a parar a los mismos parásitos delincuentes del Dólar Today y Fedecámaras-Venamcham, quienes hacían centrífugas al recomprar billetes de cien bolívares(Bs.100,oo) a ciento veinte(Bs. 120,oo), escaseaban este billete, obligaban al Banco Central a emitir más billetes de esta denominación y luego, los soltaban al mercado para generar dinero inorgánico, mientras subían los productos y, así,liquidan el salario de todas y todos los trabajadores;

4. La caída de los ingresos por el precio del petróleo en los mercados de la OPEP fue producto de una maniobra de dumping aplicada por gobierno estadounidense, el que a costa del daño ecológico, explotó petróleo de esquistos por la vía del frackingo extracción hidráulica,además de ayudar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) , junto con el gobierno de Turquía que preside Erdogan, para robar petróleo y gas en el Medio Oriente y fue así, como aumentó la producción y venta por debajo del costo de producción con la intención de quebrar la economía rusa y venezolana, además de chantajear a gobiernos de la región sobre la base energética y crear dependencia en ciertos gobiernos subordinados al imperialismo estadounidense;

5. Las largas colas para comprarlo que haya yal precio que impongan los comerciantes son una realidad insoslayable, por cuanto han sido la expresión palmaria de la guerra económica y el hecho más efectivo de generar irritación social y desasosiego en la población, precisamente, en comercios cuyos dueños se están convirtiendo en híper pluscuammillonarios a cuenta de esta crisis y del desabastecimiento programado, paradoja bufa que los medios de comunicación privados y los partidos políticos de la derecha complotados callan rotundamente.

Por lo antes expuesto, sin soslayar las medidas y acciones adelantadas con la Gran Misión de Abastecimiento Soberano y las medidas económicas a nivel macro que están adelantando, en relación con la cotidianidad de quienes hacemos las colas por más de doce(12) horas para comprar lo que vendan y los que somos simples asalariados, podríamos empezar una nueva etapa que nos libere del aniñamiento colectivo y nos emancipemos contra los ladrones y usureros, enfrentando y confrontando, al detal, para poder superar, amparados más cinco leyes del Poder Popular y sin rehuir a la violencia en todas sus formas:

a. Si somos parte  de algún  CLP, UBCH  y/o colectivo, movilicémoslos más allá  de marchas  o maquinaria  electoral, convencidos  de que lo principal  para protegernos  como  Pueblo  y salvar  el legado  del Comandante Hugo Chávez y la revolución  bolivariana, socialista y chavista,  es salir   a la calle, a cada rincón,  empoderados  como Soberano  y revisemos los precios  de las taguaras, comercios,  supermercados y tomémoslos u ocupémoslos,  hasta  que aparezca alguna autoridad o aparezca algún fiscal  de la SUNDDE y vigilemos  que no sean  cómplices  de los especuladores y usureros de dichos comercios y servicios;

b. Tomemos  masivamente, sin temer a la violencia física, los locales y espacios en donde  hayan alimentos,  productos de higiene y limpieza acaparados y esperemos hasta  que algún organismo de Seguridad del Estado aparezca y los venda  a la comunidad y vecinos;

c. Tomemos físicamente aquellos comercios,  industrias y empresas en donde  se esté simplificando la producción, se ralentice la producción y comercialización y asumamos su Confiscación Soberana, conformando Consejos de Trabajadores para su control, producción y administración;

d. No les demos tregua, ni cuartel,  a las panaderías, farmacias y supermercados, de manera especial, no permitamos el sobreprecio, boicoteando sus ventas  hasta doblegarlos o tomemos  dichos comercios;

e. Produzcamos materialmente, lo que  sea, lo que nos haga  falta y lo que podamos, de manera  individual y colectiva,  pero produzcamos;

f. Obliguemos a que todos los comercios abastezcan los anaqueles con los alimentos regulados y combatamos, férreamente, la estrategia  de las largas colas que los comerciantes promueven con la venta de un solo  producto de primera necesidad por día, con lo que antes surtían  normalmente en una semana;

g. Denunciemos, enfrentemos y hagámosles vigilias frente a las casas y trabajos  de los bachaqueros, saboteemos y quitémosles con  todas las estrategias,  tácticas  y armas que podamos,  su venta  irregular y con  sobreprecio;

h. Acabemos radicalmente con  las “Ventas  con  Código” que tienen en  Empresas Polar, de bolsas  con cuatro productos con sobreprecio en sectores populares,  barriadas, caseríos y pueblos y tomemos dichos productos para su reparto gratuito en la comunidad;

i. Por cada camión de cerveza que Empresas Polar saque a la calle con su guía de destino, obliguemos a que vaya seguido se otro camión con alimentos a precio  justo, que llegue a donde tengan  destinada  la  cerveza y, de no lograrse, tomar el camión y destruir las cervezas;

j. Jerarquicemos la  producción agrícola y pecuaria, desde conucos, hasta las fincas y obliguemos por la vía  de los hechos, a que se produzca y entreguen tierras  a quienes  quieran sembrar, sobre todo, a las comunas y colectivos campesinos y de obreros, reavivando, además, el principio zamorano que nos legó  el Comandante Hugo Chávez,  dando la tierra  a quien la trabaje.

Podemos seguir enumerando iniciativas que jamás superarán la creatividad del Pueblo, organizado o no, porque,a fin de cuentas,todos nacemos, crecemos y nos desarrollamos en un contexto. Hoy, estamos en esta difícil circunstancia porque un sector quiere el poder al costo que sea; y nosotros, el Pueblo, no hemos sido capaces de enfrentar su violencia, en el mismo tenor con el que la recibimos. Si no enfrentamos y confrontamos abiertamente a los causantes de la guerra económica,de todas maneras, ellos profundizarán sus agresiones y nos quitarán, no sólo la paz, sino también,la Patria, pues ya comenzaron a atacarnos por la vía del hambre y la pobreza. Y cuando hablamos de Patria,nos referimos a la libertad de comer en paz,la estabilidad económica, el derecho a una educación gratuita y un techo digno y el derecho a no vivir en canibalismo.

Nada más sabio,que ante la violencia de los ricos y de los ladrones causantes de esta guerra económica, no hay otra opción que la violencia de los pobres y de los trabajadores. No podemos seguir recibiendo la violencia de esta guerra económica, a sombrerazo y con consignas. Enfrentemos, confrontemos y superemos.

@l2pino2

Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.