Entrevista a Joaquim Piñero del MST: "No vamos a aceptar a un Gobierno golpista"

La ofensiva de la derecha que busca destituir a Dilma Rousseff de la presidencia no cesa. Cambio entrevistó a Joaquim Piñero, de la Coordinación Nacional del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra y del Frente Brasil Popular.

Entrevista a Joaquim Piñero del MST: "No vamos a aceptar a un Gobierno golpista"

Cambio: ¿Cuáles creés que son las causas de fondo que están detrás de la situación política que actualmente vive Brasil, tanto respecto de la ofensiva de la derecha –por qué ahora, por qué así– como en cuanto a las responsabilidades o debilidades del gobierno?

Joaquin Piñero: La primera causa es la crisis del sistema capitalista mundial que afecta a los países dependientes. Hubo una disminución de la tasa de ganancia por parte de la burguesía industrial, la burguesía rentista, y del agronegocio. Ello rompió la alianza de clases (burguesía y trabajadores) que Lula había logrado desde su primer gobierno y que fue la base del llamado ‘neodesarrollismo’.

La otra es que el sistema político en Brasil permite que las campañas electorales sean financiadas por empresas, y resulta que un 80% de los diputados y senadores legislan no para el pueblo sino para los proyectos de las empresas que pusieron plata en sus campañas. Esa es la raíz de la corrupción que está en todos los partidos, incluso en el PT.

Y, por fin, con la crisis económica y política, aumenta la crisis social con la suba del desempleo y la disminución en las áreas sociales como reforma agraria, salud, viviendas, educación, etc. El gobierno de Dilma Rousseff no logró solucionar esa situación y, con una mayoría en su contra en el Parlamento, perdió fuerza y fue derrotada en la Cámara Baja y es casi seguro que así pasará en el Senado.

C: ¿Cómo imaginás que será la situación si el Senado confirma el impeachment?

JP: En los próximos días se realizará la primera votación en el Senado. Son 81 senadores, si la mayoría simple (41 senadores) vota afirmativamente ya se aprueba el proceso deimpeachment. A partir de allí la presidenta tiene que dejar su puesto por seis meses, mientras el proceso sigue en el Senado. Asumiría el Vicepresidente, Michael Temer, que es el maestro del golpismo. Entonces nosotros, desde los movimientos populares, gran parte de los sectores de la sociedad que somos demócratas, estamos diciendo que no vamos a aceptar a ese gobierno, porque se trata de un gobierno golpista y por lo tanto vamos a estar en la calle para seguir con los procesos de movilización y la campaña internacional para denunciar el golpe que está en curso acá en Brasil.

C: Ustedes han dicho que se agotó el proyecto de conciliación de clases promovido primero por Lula y luego por Dilma, ¿podés ampliarnos el análisis que hacen sobre este tema?

JP: La alianza se rompió en la última elección de Dilma, donde claramente los sectores que antes apoyaban al gobierno salieron a apoyar a la oposición, a Aécio Neves, y ahora ellos están articulando con los grupos golpistas, se están preparando para volver a lo que Brasil era antes del gobierno de Lula, ese es el proyecto neoliberal. Entonces, ellos quieren, primero, acercarse más a la política de Estados Unidos, volver a lo que era antes esa relación carnal que tenía el gobierno de Fernando Henrique Cardoso con Estados Unidos y desestructurar lo que fue hecho con los países vecinos, es decir toda la política de integración en la región. Ellos están ampliando cada vez más su articulación con el Norte, que está cada vez más fuerte. Esta alianza de clases se rompió con la burguesía.

Y, por otro lado, la gente que siempre ha ganado con las políticas del gobierno percibe que se paralizó y los propios números así lo indican, por cuenta de la crisis, como dije anteriormente. El Estado brasileño no ha invertido como debiera en los programas sociales, que fueron la bandera del gobierno de Lula. Entonces esta es una crisis importante, y por eso es que esta alianza se rompió.

C: ¿Creés que el gobierno hace el mismo análisis y puede orientar su política a un proyecto netamente popular?

JP: El gobierno no ve la situación así, creo que sigue ciego. Hasta quieren hacer las alianzas, pero la otra parte, la burguesía industrial, la burguesía rentista, el sector de agronegocios no quiere, por eso es que está aislado. Entonces así está la cosa y creo que se va a profundizar aún más esta situación.

C: Ustedes han dicho que quieren construir un nuevo proyecto de país. ¿Qué sectores y movimientos ven posible que se articulen en torno a este proyecto y en torno a qué puntos centrales?

JP: Algo importante en este proceso de crisis es que han aumentado las movilizaciones populares. Creo que fue muy acertada, desde el año pasado, la iniciativa para la creación de un frente donde estuvieran los movimientos populares, del campo, de la ciudad, de las centrales sindicales, de jóvenes, estudiantes, de mujeres, las pastorales sociales. De allí se conformó lo que nombramos el Frente Brasil Popular. Entonces, en ese sentido, hay un avance en las movilizaciones y en la construcción de la unidad, que antes estaba muy debilitada. Y con esta unidad, la principal bandera que nos lleva a la calle es la defensa de la democracia y en contra del golpe.

Sin embargo, el Frente Brasil Popular tiene otras banderas. Nos proponemos luchar por otra política económica, de inversión del Estado en políticas sociales. La otra cuestión, de inmediato, es avanzar con las reformas estructurales: la primera de ellas es la reforma política. La sociedad brasileña no ve en este Parlamento su representación ahí. Por lo tanto, tenemos que iniciar el proceso de una Asamblea Constituyente exclusiva para la reforma política.

La otra reforma, que también es muy importante, es la de los medios de comunicación. Si vemos cómo se comportan los monopolios de las empresas de comunicación, como el caso de la Globo, vemos que es el verdadero partido de oposición, el que está en el liderazgo del golpe. Tenemos que hacer una reforma del sistema de los medios acá en Brasil. No se puede admitir que cinco familias controlen todos los sistemas de comunicación del país, los periódicos, la televisión, la radio, internet, todo monopolizado.Eso no se puede, eso no es democracia.

También está la reforma agraria, la reforma urbana. La lucha por la tierra en el caso de la reforma agraria, y también la lucha por la vivienda, en el caso de la reforma urbana. Y claro, la salud y la educación. Para todo esto hay una reforma importante que es la reforma fiscal. Quienes pagan impuestos en el país son los pobres, los ricos no pagan impuestos. Hay un problema muy grave y tenemos que poner eso en el debate entre los sectores que estamos construyendo el Frente Brasil Popular.

Por ahí seguimos avanzando. Y también sabemos que todo eso no funciona si no avanzamos con el trabajo de base, con los sectores sociales que no están en sindicatos ni partidos, los sectores que no siguen la discusión política. Tenemos que llegar más a los sectores de las favelas, y esta es una autocrítica que nos hacemos los sectores populares, que durante todo este período no logramos discutir con un lenguaje para hablar con toda esta gente. La crisis también, por parte de los sectores de izquierda, es que no avanzamos en el trabajo de base. Todo esto, entonces, es lo que tenemos por delante.

¿Qué es el Frente Brasil Popular?

En su página web (frentebrasilpopular.com.br) podés encontrar más información. Este es un extracto del Manifiesto al pueblo brasileño publicado allí:

“Vivimos un momento de crisis. Crisis internacional del capitalismo, crisis económica y política en varios países vecinos y en Brasil. Corren grave peligro los derechos y aspiraciones fundamentales del pueblo brasileño: el empleo, el bienestar social, las libertades democráticas, la soberanía nacional, la integración con los países vecinos. Para defender nuestros derechos y aspiraciones, para defender la democracia y otra política económica, para defender la soberanía nacional y la integración regional, para defender transformaciones profundas en nuestro país, miles de brasileñas y brasileños de todas las regiones del país, ciudadanos y ciudadanas, artistas, intelectuales, religiosos, representantes parlamentarios y gobernadores, así como integrantes y representantes de movimientos populares, sindicales, partidos políticos y pastorales, indígenas, negros y negras, LGBT, mujeres y jóvenes, realizamos esta Conferencia donde decidimos crear el Frente Brasil Popular.

Nuestros objetivos son:

1. Defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras (…).

2. Ampliar la democracia y la participación popular en las decisiones sobre el presente y el futuro de nuestro país (…).

3. Promover reformas estructurales, para construir un proyecto nacional de desarrollo democrático y popular (…).

4. Defender la soberanía nacional (…).” 

Fuente: Periódico Cambio (Argentina) 

Perfil del Bloguero
Periodista argentino. Corresponsal en Caracas de Notas – Periodismo Popular y colaborador en otros medios de comunicación. Sus textos y fotografías se han publicado en periódicos, revistas y sitios web de América Latina y Europa. Desde enero de 2013 hasta abril de 2014 fue productor y editor de noticias en ALBA TV. Actualmente, además de la corresponsalía en Notas.org.ar, integra el equipo de comunicación de ALBA movimientos y participa en el proyecto "Crónica de Comunas".
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.