EU, Rusia y China exhiben su musculatura militar

Un editorial serenamente realista del portal chino Global Times explaya que la “querella política deja a la política exterior de EU sin rumbo (https://goo.gl/bdUF7J)”.

Un cartel de propaganda muestra a militares del Ejército Coreano Popular (KPA), en un museo en Sinchon, al sur de Pyongyang

El editorial marca cómo la errática política del Congreso con sanciones estrafalarias está empujando a China, Norcorea e Irán a los brazos de Rusia. Curiosamente, con la exclusión de Irán a quien no citó, esta fue la misma percepción del presidente deslactosado Trump, plenamente secuestrado por el Deep State y su golpe militar blando en la Casa Blanca (https://goo.gl/8s7mX2).

El portal sentencia que las estrategias foráneas de EU son autocontradictorias y el núcleo del equipo del gabinete parece estar en desacuerdo uno con el otro en temas cruciales como el contencioso nuclear de Norcorea.

EU parece estar irritable (sic), arrogante, desbrujulado (sic) e imprudente, a grado tal que no solamente sus rivales y competidores exhiben profunda preocupación por su conducta, pero también sus aliados (sic) se quejan de su accionar, para el portal que juzga que las élites de EU son narcisistas (sic). Creen que EU debe sancionar a Moscú y no debe dejar a Beijing fuera, y que Norcorea e Irán son sus próximos objetivos, con la notable salvedad de que EU no es capaz de conseguir todos (sic) sus objetivos.

El acercamiento entre los presidentes Trump y Putin ha sido saboteado por el Deep State, mientras que China y EU se comportan como una pareja que comparte la misma cama pero que tienen sueños diferentes.

Para el portal la puerta para mejorar las relaciones de EU y Rusia se cerraron. ¡Uf!

Rusia replicó con la expulsión masiva de 755 funcionarios de la embajada de EU, mientras el primer ministro Medvedev, considerado pro-occidental, fustigó en su Facebook la guerra económica de EU contra Rusia y proclamó que el daño de las sanciones duraría varias décadas.

En la perspectiva de la relación triangular de China/EU/Rusia, Global Times aduce que China y Rusia pueden tener el mayor denominador común ya que mientras China y Rusia mantienen su asociación integral estratégica de coordinación, será suficiente para lidiar con los desafíos de EU.

Alega que EU no mejorará fundamentalmente sus relaciones con Beijing o Moscú, pero tampoco ofenderá a los dos.

Señala que la nueva oleada de sanciones del Congreso no tendrá demasiado efecto real (sic) y solamente perpetuará el punto muerto entre EU y Rusia.

La rivalidad de EU y Rusia es geopolítica, mientras que las fricciones entre China y EU provienen básicamente del comercio, pero China y Rusia tienen un peso específico frente a EU, y conforme Beijing y Moscú se tornan estratégicamente más cercanos, tendrán un poder de disuasión frente a EU.

¿Son tan miopes los zelotes del Congreso de no percatarse que están aislando a su país del concierto universal?

El portal chino concluye que en el futuro previsible, las relaciones de China y Rusia mejorarán, mientras que las de EU y China tendrán altibajos, pero que China será capaz de manejar.

Li Xin comenta que las tensiones de China con EU constituyen una oportunidad (sic) para construir los lazos de Beijing y Moscú, y exhorta a que “China considere ayudar a Rusia para lidiar con el impacto de las sanciones de EU: desde la creación de una zona de libre comercio hasta una ruta de la seda polar a lo largo de la ruta norteña (sic) en el Ártico (https://goo.gl/ZKdvsH)”.

Trump culpó al Congreso de haber llevado las relaciones con Rusia a sus “niveles más bajos y peligrosos (https://goo.gl/5F1Czr)”. Lo peor del caso es que Trump no tuvo más opción que firmar la enmienda de un Congreso pugnaz que declaró la guerra económica a Rusia.

Wang Cong, de Global Times, “advierte del daño a las economías de EU y China, y urge al diálogo cuando Trump amaga abrir una amplia investigación contra las prácticas comerciales de China bajo la ley doméstica sección 301 de la Enmienda Comercial de 1974 que puede desembocar en abruptas tarifas o restricciones a las importaciones chinas, ante lo cual “China no se mantendrá ociosa (https://goo.gl/9f4Egs)”.

Guerra económica del Congreso contra Rusia y guerra comercial de Trump contra China, la mayor potencia mercantil y económica (medido por poder adquisitivo de su PIB) del mundo.

China repudió en forma vehemente las sanciones de EU a Rusia, Irán y Norcorea (https://goo.gl/q6Mc9u).

Los expertos chinos juzgan que las punitivas medidas mercantiles, para no decir bélicas, de EU tendrían un impacto limitado (sic) en la economía china, pero revertirían la tendencia positiva de la relación bilateral.

Sin contar que las recientes sanciones contra Rusia tienen como daño colateral, si es que no es deliberadamente su objetivo principal, impedir el transporte de gas ruso, mucho más barato, a Europa a la que se pretende arrodillar para comprar el más caro gas estadunidense proveniente del deletéreo fracking, llama la atención la ofensiva global –sea del Congreso, sea del mismo Trump– en varios puntos del planeta, cuando las cifras de empleo han mejorado sustancialmente y el índice Dow Jones rompe su récord en forma antigravitatoria.

En forma destacada, el portal Breitbart, muy cercano a Trump, comenta el elogio de Global Times al secretario de Estado, Rex Tillerson, quien sentenció que EU no busca el cambio de régimen de Norcorea, ni el colapso del régimen, ni la justificación para enviar al ejército de EU al norte del paralelo 38.

La declaración de Tillerson pareció más bien un acto de contrición a Norcorea: “No somos sus enemigos, no somos su amenaza.Pero están exhibiendo una amenaza inaceptable para nosotros y tenemos que responder (https://goo.gl/SmgHhw)”.

Quizá se trate de una política deliberada, el famoso abordaje de la “teoría del loco (https://goo.gl/NJCvsj)”, pero la cacofonía diplomática de EU parece provenir de un manicomio con diferentes tipos de garrotes y zanahorias: desde el pugnaz senador Lindsay Graham –quien afirma que Trump le confirmó que borraría del mapa a Norcorea– pasando por la amazona embajadora en la ONU, Nikki Halley, hasta la tersura de Tillerson.

¿A cuál de estas voces tan disonantes escucharán China y Norcorea, no se diga Rusia?

Sea lo que fuere, en una perspectiva del triángulo estratégicode EU/Rusia/China, resaltó que ni el zar Vlady Putin ni el mandarín Xi se dejaran intimidar por las bravatas evisceradas de Trump y/o el Congreso.

Lamentablemente, como comenta el mandarín Xi, el mundo no está seguro en este momento cuando las tres súper potencias exhibieron en la misma semana su musculatura bélica: después de las pruebas de misiles por Norcorea, dos bombarderos de EU B-1B (susceptibles de transportar armas nucleares) cruzaron la península coreana; el mandarín Xi se vistió de general para supervisar la impactante parada militar del aniversario 90 del Ejército de Liberación del Pueblo; y el zar Vlady Putin ostentó en forma simultánea el poderío naval (50 buques de guerra y submarinos) de Rusia en San Petersburgo, Crimea y en la base rusa en el puerto sirio de Tartús.

La única buena noticia es que tanto el Congreso como Trump se fueron de vacaciones.-

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Analista mexicano, de origen libanés, especializado en relaciones internacionales, economía, geopolítica y globalización. Es profesor en la UNAM y publica regularmente en periódicos como La Jornada y el El Financiero. Es un comentarista frecuente en medios internacionales de televisión como teleSUR, entre otros.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.