Cómo salir de Chávez y Maduro

Desde hace 17 años, existe una conjura internacional,liderada, financiada y planificada, por los gobiernos que han presidido George W. Bush y Barack Husseín Obama, con el servilismo rastacueril de la vieja clase política y lo más parasitario de la burguesía que se nuclea en Fedecámaras - Venamcham, los que han amparado a una jerarquía eclesiástica católica, llena  de boato y exquisitos privilegios, a cambio de bendiciones  e incienso, mientras que las  universidades siguen  siendo  las mismas celestinas de la IV  República, que reproducen religiosamente la ideología  al  servicio del viejo Estado burgués, en una afanosa tarea de ignorancia  aprendida, con disfraz de ciencia y conocimiento, además de poses postmodernas, que se justifican como algo normal con las prácticas asesinas conocidas como  las “guarimbas”, con las que aplican terrorismo y asesinatos, para defenestrar, primero, al Comandante Hugo Chávez, luego, al Presidente Nicolás Maduro.

El presidente Maduro reiteró que Venezuela ejerce la presidencia pro tempore del Mercosur.

Las razones por las cuales se han planteado salir -por las vías que fueren- de Chávez y Maduro, son las mismas, incluso, reeditando sus  mecanismos y  fórmulas, solo que, refinándolas, pero, no han podido liquidar la    revolución bolivariana, socialista y chavista, como razón de fondo que pasa por la salida de las cabezas visibles de la  revolución y el gobierno.

En este concierto para oprimir, doblegar, saquear o “torcer el brazo”, según palabras del presidente estadounidense, contra los países del nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, en la República Bolivariana  de Venezuela se han sucedido varios  hitos golpistas históricos, con el apoyo de organismos internacionales, cuyos representantes han estado ampliamente comprometidos en dichas conspiraciones y,una vez,  fracasados sus intentos,han vuelto  a las formas diplomáticas hipócritas, como  es el caso de la OEA, ONU y OPEP y MERCOSUR, entre otros, en cuyos órganos,la patria de Simón Bolívar es miembro.

En el caso  del Comandante Hugo Chávez, el gobierno  estadounidense, por primera vez, experimentó perder el control de la  soberanía y recursos venezolanos, además, de que el imperio norteamericano, sin ser miembro del cártel de la OPEP, había contribuido en su fundación, para agrupar y  domeñar a un grupo de países miembros, para  imponerlesel mercado, el precio  del crudo, sus niveles y cuotas de producción y circunscribirlos, bajo el criterio del “reparto internacional del trabajo”, a una  economía rentista petrolera y dependiente, hasta que el Comandante Chávez revirtió esa condición, a partir del año 2000, lo que llevó a que la conjura optara por la vía golpista en abril  del año 2002, además del intento fallido de asesinato del Comandante.

Luego, jugaron al sabotaje económico por diversas vías, mientras convertían a las universidades en cuarteles de invierno y batallones  de asesinos fascistas disfrazados de estudiantes, bajo el control de la  U.S. Embassy en Caracas, hasta que el Comandante Presidente decretó una reconversión monetaria, a partir del primero de enero del 2008, que junto con la congelación de precios, importaciones de alimentos y productos, además de aumentos salariales de todos los trabajadores, liquidó la conjura económica, criolla e internacional.

Así, íbamos ganando  esta guerra contra el pueblo venezolano y la paz social, hasta que por órdenes del genocida Barack Husseín Obama, se asesinó al Comandante Hugo  Chávez  con la nanoarma del cáncer mortal inducido que lo llevó a morir el pasado cinco de marzo del año  2013.

En cuanto al  obrero y diplomático, convertido en el primer presidente chavista, Nicolás Maduro, éste no ha sido  la excepción y con  él  han combinado las formas de lucha aplicadas como  un todo,  al mismo tiempo. 

Al Presidente Nicolás Maduro le han aplicado a fondo la guerra económica que comenzó en el  2012, con desabastecimiento programado, robo  de divisas, mercado ilegal cuya plataforma tiene su asiento en EEUU y Colombia, hiperinflación provocada, contrabando, ralentización, entre otras aberraciones económicas. 

A esa  guerra sucia económica, se suma  el dumping que el gobierno estadounidense ha aplicado con la venta de petróleo por debajo del precio de costo, gracias  a la  explotación  de esquistos of fracking, más el petróleo que el gobierno estadounidense ha logrado robar y vender, en sociedad con los terroristas del ISIS y el gobierno de Turquía, razón por  la cual están empeñados en derrocar el gobierno de Siria: uno,  para robarse sus tierras al norte;  el otro, para apoderarse de la vía expedita hacia el Mar Negro, de  donde pueda sacar petróleo liviano y gas robados, extendiendo el  poderío de EEUU con su aliado genocida de Israel, mientras les sean  útiles.

A esta  conspiración  se suman obstáculos y sabotajes, como  el de More triple alianza de los gobiernos fascistas de Argentina, Paraguay y Brasil, Los que  están  torpedeando al gobierno venezolano desde el MERCOSUR, con la mirada cómplice de otros gobierno que  están esperando, a ver qué pasa, para cuadrarse con el mejor postor.

Ahora, contra el gobierno y la  revolución chavista que lidera Nicolás Maduro, han incorporado las guarimbas asesinas y el asesinato selectivo de militantes chavistas, que sumado a la guerra económica y los intentos por desinstitucionalizar la República y la Constitución de 1999 desde la Asamblea  Nacional, el gobierno estadounidense y sus lacayos pretenden incursionar violentamente, si a partir del próximo primero de septiembre los sectores fascistas y plutocráticos venezolanos logran prender las calles. El caso es que las calles son del Pueblo y este Pueblo es chavista que está resteado con Nicolás Maduro. No pasarán.
 

Prof. Luis Pino 
@l2pino2 

Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
3
Comentarios
Yo creo que el ardor de los derechistas es que se les acabó el negocio de la politiquería y ahora van a tener que, por primera vez en sus parásitas existencias, trabajar como todo el mundo.
El problema que tiene la derecha venezolana es que está acostumbrada a que Washington quite y ponga gobiernos, y ellos se adaptaban a cualquiera que les imponían. Ahora son los venezolanos los que quitan y ponen gobiernos. ¡Se les acabó el bisnes!.
El Presidente Eterno creó un mecanismo para que el pueblo (el soberano) pudiera salir de cualquier gobernante indeseable. Se llama referendo revocatorio y lo único que hace falta es que el pueblo lo respalde.¿Cual es el problema?
Nota sin comentarios populares.