Chavistas asesinados no tienen derechos humanos

Si el Estado sionista ha venido asesinando millones de palestinos y robándoles sus tierras hasta desaparecerlos de la faz de la tierra, con la mirada cómplice de los organismos internacionales y la ayuda del gobierno estadounidense, no es de extrañar que en la ola de asesinatos contra ciudadanas y ciudadanos venezolanos de filiación política de izquierda chavista, sean ciegos, sordos y mudos los organismos de Derechos Humanos (DDHH), así como los gobiernos que pontifican acerca de la democracia y libertades, entre los que protagonizan el gobierno que preside “el hermano” Barack Husseín Obama y unos cuantos vecinos, que por un lado enarbolan la palomita de la paz y por el otro derraman la sangre de Abel. 

Chavistas asesinados no tienen derechos humanos

Es tal el cinismo frente a los derechos humanos de las víctimas, los muertos y sus familias, que, por una parte, los restauradores de la IV República han asesinado a una larga lista de chavistas, mientras que por la otra, estos asesinos y sus mandaderos han alcanzado curules en la Asamblea Nacional, donde están legislando vía express, mamotretos como la autodenominada Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, con la que pretenden liberar a asesinos, ladrones y toda clase de delincuentes, siempre que sean antichavistas y hayan colaborado o colaboren con “La Salida” del Presidente Nicolás Maduro. 

Esta pretendida ley anticonstitucional y violatoria de toda convención internacional de derechos humanos, no es más que una Ley de Autoperdón y patente de corso para asesinar chavistas, cual “Guerra Santa”. 

Además, gobiernos de derecha siguen financiando el terrorismo contra el gobierno revolucionario y chavista que preside Nicolás Maduro, colaborando también, en el entrenamiento de terroristas y paramilitares reclutados en las universidades públicas venezolanas, con la mampara de campamentos y becas de estudio, sin que soslayemos el coro de expresidentes cuestionados por sus relaciones con el narcotráfico, la corrupción y el genocidio en sus pueblos, los que se han constituido en un combo mercenario que se dedica a atacar la revolución bolivariana, socialista y chavista, con la mentira como estandarte y el abrazo fraterno a los asesinos, entre los que Leopoldo López es uno de entre los criminales que han causado muerte y dolor en Venezuela. 

En los últimos días, la ofensiva criminal de la derecha extrema en Venezuela se ha profundizado, con el apoyo de medios privados, como Globovisión, Venevisión y Televén, los que están articulados con medios extranjeros como CNN, desde donde exaltan la mentira y silencian la verdad, además de que por múltiples vías, están tratando de anular y sacar del espectro radioeléctrico a medios como teleSUR en la Argentina y EE.UU. y Rusia Today en Europa y los países antes mencionados. 

Más lamentable aún, es la defensa y puja por liberar a los asesinos del pueblo venezolano y chavista, para repartirse el país como botín de guerra, lo que ha derivado en la reactivación de las guarimbas asesinas con el protagonismo y la dirección de los rectores universitarios nucleados en el aquelarre llamado AVERU y una pléyade de pseudoacadémicos comprometidos con el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro, más los asesinatos selectivos que casi a diario han venido cometiendo con el ánimo de generar caos social y justificar la crisis política y de gobernabilidad que desde la Asamblea Nacional pregona el hombre que en febrero del ochenta y nueve manchó sus manos de sangre del Pueblo, con el vil decreto de suspensión de las garantías constitucionales, que resultó en miles de muertos a manos de Estado en la IV República, la que ahora pretenden restaurar a sangre, fuego y guerra económica. 

A pesar de tanto ataque miserable y de que hay un celestinaje desde organismos internacionales para asesinar chavistas y negarles el derecho a la vida a ciudadanos venezolanos indefensos, el Pueblo y el gobierno no han caído en el desespero, ni hemos caído en la anarquía, como los asesinos quieren. Habrá justicia, pase lo que pase. 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.