BRICS, ALBA-TCP, Unasur, CELAC y Petrocaribe: más que cariños, acción

No es posible ocultar el nacimiento de nuevo mundo, en multicéntrico y pluripolar, en las antípodas del viejo, pero reacomodado mundo imperialista unipolar, con el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica (EEUU) a la vanguardia y primacía, de aliados y súbditos en la rapiña parasitaria de la cual han pervivido a costas de la mayoría del mundo a la que han empobrecido y envilecido, imponiendo sus reglas del llamado “orden mundial”.

BRICS, ALBA-TCP, Unasur, CELAC y Petrocaribe: más que cariños, acción

En medio de ese supuesto orden mundial del imperialismo capitalista depredador, como alternativa y contrario a ello, han surgido desde el corazón del pueblo, líderes emancipados, de espíritu libérrimo, progresistas y revolucionarios, que entendiendo que hay un camino natural, como opción para el buen vivir y el vivir bien en paz, se han planteado, entonces, iniciativas y esfuerzos que han parido organismos que contribuyan a la felicidad de nuestros pueblos, como “potencias pacíficas” y sin ser imperios, dicho en paráfrasis de tres grandes hombres, Fidel Castro, Hugo Chávez y Vladimir Putin, entres muchos otros grandes líderes que han surgido de las entrañas del Pueblo.

Unos de ellos, pues, han asumido la lucha coqueteando y pretendiendo atacar las lacras del capitalismo, sin abandonar el capitalismo; otros, inspirados en la ingenuidad primitiva y primigenia, suponen que la humanidad no ha involucionado lo suficiente y pretenden volver al mundo platónico del paraíso bucólico, sin derechas y sin izquierdas; y, finalmente, otros han entendido que el camino para la salvación del planeta y la liquidación del capitalismo, no es otro que el socialismo, pero no han podido consolidarlo aún, porque no han sabido esclarecer a sus pueblos que los siguen.

A pesar de todo, estas referencias y artífices del nuevo mundo, han abierto caminos, que pueden conducirnos a un mundo mejor, a pesar de que nuestras debilidades en la construcción del nuevo mundo multicéntrico y pluripolar han sido bien explotadas por quienes fuerzan por la restauración, sofisticación y profundización del viejo y reacomodado mundo capitalista, incluso, mostrándose como lo nuevo con ropajes viejos en la decrepitud capitalista y ante los fracasos y boicots por ellos montados en cada región y en cada país, en donde alegan el fracaso reciente del modelo que apenas emerge, para ellos volverse y volcarse en las excreciones del capitalismo como única alternativa de manera fundamentalista.

En este contexto, nada idílico, aunque dialéctico y posible, los países y gobiernos que conforman los países desarrollados emergentes del mundo, como Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, nucleados en lo que conocemos como los BRICS, al igual que los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), la Unión de Naciones del Sur (UNASUR), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y PetroCaribe, deben acelerar el paso y escuchar el mandato de nuestros pueblos, concretar políticas no cosméticas, que reviertan el viejo orden mundial impuesto a sangre y fuego, es decir, el capitalista que es parasitario e imperialista por naturaleza y para ello, dando un vuelco en la economía, de manera que cada una de nuestras naciones y países tengamos la posibilidad real de cambiar nuestras relaciones sociales de producción, que aún siguen siendo, eminentemente, capitalistas, lo que nos lleva a un profundo fracaso, peor que el del narrado por Jorge Icaza, en Huasipungo, si no vamos de frente contra el capitalismo y unidos, no atomizados.

En este contexto mundial, con fuerzas antagónicas que pujan por la liquidación de la otra para la hegemonía de la propia, palabras como solidaridad y unidad, han de ser de sacralidad para la mujer y hombre nuevos de nuestro nuevo mundo emergente y no palabras con carantoñas vacías o cariños edulcorados que no conduzcan más que al maquillaje y las lentejuelas del carnaval con el que el capitalismo siempre adocena y domeña a nuestros pueblos.

En fin, estos organismos que nos son más nuestros, han de estar en la conciencia popular y aún no lo están, porque el afán, la lucha y el sentir de nuestros pueblos van muy por delante de la oprobiosa diplomacia que hemos aprendido y heredado con poses de sabio del capitalismo, que todo lo posterga con la vomitiva esperanza escatológica y vida eterna o del más allá que desde los tiempos de la conquista, con el sable, la espada y la pólvora, enseñaron a nuestros pueblos, los católicos, protestantes y otros credos alienantes occidentales, para que el oprimido se reventara en favor del explotador y muriera esperanzado como el propio pendejo, en la ignorancia y la opresión.

Así, tenemos que el salvaje capitalismo se está reacomodando y los viejos imperios están en una puja, como en Europa, en donde la reina de los ingleses ha entendido que ha perdido medio imperio de sus súbditos que se han convertido en súbditos de la otra corona disfrazada de Unión Europea (UE), mientras EEUU y sus aliados están tratando de cercar y liquidar a Rusia y sus gobernantes, para preservar la hegemonía, sentando un precedente de terror que impida que cualquier nación se emancipe y al mismo tiempo, fuerzan por limitar la expansión económica e industrial de China, mientras colonizan con los vicios del capitalismo y tratan de endeudar aún más a la India, al tiempo que con el boicot del dumping petrolero propiciado por EEUU, han buscado quebrar la economía venezolana y resquebrajar no solo su democracia interna, como lo lograron en la Argentina y Brasil, sino que también, buscan, desde el chantaje y boicot energético, atomizar la unidad caribeña y latinoamericana, lo que supone, igualmente, aislar a Cuba, como semillero de revoluciones, de toda influencia sobre nuestros pueblos.

Aspiramos entonces, que nuestros gobiernos emancipados, libérrimos, progresistas y revolucionarios, logren que estos organismos del nuevo mundo multicéntrico y pluripolar se pongan al ritmo y en la sintonía de nuestros pueblos.

Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.
Más artículos de este bloguero

Comentarios
2
Comentarios
No lo dijo con estas palabras, pero es lo que, en mi opinión dió a entender.
El Che dijo en el Socialismo y El Hombre Nuevo en Cuba, que la masa se puede cansar de esperar a sus dirigentes si estos se rezagan o titubean demasiado.
Nota sin comentarios populares.