Miércoles 16 de Abril de 2014
Vuelta al mundo
Miércoles 28 de Agosto de 2013, 11:44 am

Reino Unido dice que conflicto en Siria "es diferente a lo que sucedió en Irak"

El canciller británico, William Hague, pidió no relacionar la invasión a Irak con la intervención militar que proponen en Siria (Foto:teleSUR)

El canciller británico, William Hague, pidió no relacionar la invasión a Irak con la intervención militar que proponen en Siria (Foto:teleSUR)

     

El ministro de Exteriores del Reino Unido, William Hague, afirmó este miércoles que el conflicto interno que vive Siria desde el 2011 es diferente a la situación en Irak en el año 2003 antes de la invasión militar que lideraron los Estados Unidos y el gobierno británico a territorio iraquí.

“La situación en Siria es diferente a lo que sucedió en Irak. Los últimos reportes que tenemos es que en los últimos años se han utilizado armas químicas en Siria. Nuestro gobierno lo enfoca directamente con el Consejo de Seguridad. No es igual que en Irak”, dijo Hague.

El diplomático británico agregó que desde “el Parlamento votará por 'la decisión correcta' en relación a la respuesta que debe dar el mundo para que el uso (de armas químicas) no ocurra nuevamente”.

Destacó que esa respuesta que vote el Reino Unido en el parlamento será “legal y proporcionada”, y que la misma que “será presentada al primer ministro David Cameron para que tome una decisión final”.

Diferente país el mismo libreto

Pese a que el canciller británico afirma que la invasión a Irak y el movimiento militar que piden otras naciones de Occidente como Estados Unidos y Francia a Siria son situaciones diferentes, el análisis de los hechos muestra una visión distinta.

En el año 2003, las Fuerzas Armadas estadounidenses, junto a otros países aliados, atacaron Irak y derrocaron al gobierno de Saddam Hussein, con el pretexto de buscar armas de destrucción masiva pese al desmentido de algunos científicos observadores como David Kelly que misteriosamente “se suicidó” en vísperas de una conferencia de prensa, el 17 de julio de 2003.

Un reportaje de la cadena británica BBC reveló que las agencias de inteligencia británica (MI6) y estadounidense (CIA) sabían que Irak no contaba con un programa activo de armas de destrucción masiva y sin embargo pasaron por alto la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU de no entrar en territorio iraquí.

El expresidente George W. Bush como el entonces primer ministro británico, Tony Blair, aseguraron previo a la invasión a Irak que, de acuerdo con datos de inteligencia, “el programa de armas nucleares, químicas y biológicas iraquí se encontraba operativo y en expansión”.

Pero esa no fue la primera vez que Estados Unidos utilizó una mentira para justificar un ataque a Irak. En 1990 el Gobierno de George Bush padre y sus aliados utilizaron declaraciones de falsos testigos y víctimas, entre ellos una de las mentiras más gruesas fue la de la falsa "enfermera kuwaití" contando cómo las tropas irakíes habían llegado al hospital en el que supuestamente ella trabajaba, y habían asesinado a decenas de bebés. Pero la llamada enfermera no era tal: era la hija del embajador de Kuwait en Washington, Saud Nasir al-Sabah, Nayirah al-Sabah , que se había prestado a un trabajo de manipulación para llevar a cabo una propaganda masiva para apoyar la guerra en Irak.

Ahora, Estados Unidos y sus aliados utilizan como excusa para intervenir en Siria un ataque con armas químicas en las cercanías de Damasco supuestamente realizado por el Ejército sirio, justo en los días previos a que una comisión de la ONU llegara al país para investigar las denuncias del Gobierno de Bashar Al Assad sobre el uso de armas químicas por parte de grupos terroristas armados y financiados precisamente por Washington y los miembros de la OTAN.

Autoridades rusas y expertos en la materia han llamado la atención sobre el hecho de que videos del supuesto ataque químico, denunciado por la oposición armada, fueron distribuidos en las redes sociales antes de se llevara acabo el bombardeo.

Tras analizar el material audiovisual presentado como supuesta prueba del ataque con gas sarín que, según la denuncia, mató a decenas de niños, varias organizaciones han apuntado que les parece extraño el hecho de que los presuntos médicos que recibieron a las víctimas no tomaron ningún tipo de precaución al atender a los afectados. Es sabido que el el gas sarín se impregna en la ropa y en la piel afectando a cualquiera que tenga contacto con las personas contaminadas.

El Gobierno sirio ha negado en reiteradas ocasiones el uso de armas químicas contra la población, pero Estados Unidos, Reino Unido y Francia insisten en llevar acabo un ataque sin esperar los resultados de la investigación emprendida por expertos de la ONU, mientras que la oposición armada de la nación árabe ha reconocido tener en su poder y haber usado armas químicas.

Siria es escenario de un conflicto que estalló en marzo de 2011 en el que milicianos armados han combatido contra el gobierno de Bashar al Assad. Informes demuestran que un alto número de mercenarios extranjeros participa en este conflicto. Cifras oficiales de la ONU han confirmado que en ese conflicto han perdido la vida más de 93 mil personas.

teleSUR/vg - FC
  • imprimir

Comentarios

Ver condiciones de publicación

blog comments powered by Disqus
Especiales