Miércoles 16 de Abril de 2014
Vuelta al mundo
Sábado 25 de Mayo de 2013, 08:47 am

Papa Francisco llamó a la Iglesia a tener sus "puertas abiertas"

Papa Francisco llamó a la Iglesia a mantener sus puertas abiertas. (Foto: L'Osservatore Romano)

Papa Francisco llamó a la Iglesia a mantener sus puertas abiertas. (Foto: L'Osservatore Romano)

     

El papa Francisco llamó este sábado a la Iglesia católica a tener sus "puertas abiertas" y a no actuar como "una aduana" que controle y administe y la fe de sus seguidores.

Durante su misa diaria en la residencia de Santa Marta, en el Vaticano (Italia), el papa citó el ejemplo de un cura que se negó a bautizar al hijo de una madre soltera. Al respecto dijo "esta mujer tuvo la valentía de proseguir su embarazo (...) ¿y qué es lo que encuentra? Una puerta cerrada".

Francisco prosiguió diciendo que "cuando escogemos este camino, no estamos ayudando al pueblo de Dios" y agregó que "Jesús creó los siete sacramentos y con este tipo de actitud creamos un octavo: ¡el sacramento de la aduana pastoral!".

El sumo pontifice se lamentó que a menudo los curas se comportan como "controladores de fe" y no como "facilitadores".

Con estas declaraciones, el sumo pontífice recordó la lucha que sostuvo siendo arzobispo de Buenos Aires (capital argentina), donde en septiembre de 2012 criticó a los sacerdotes que se niegan a bautizar a niños nacidos fuera del matrimonio, calificándolos de hipócritas.

Beatificación de cura progresista
El sacerdote Pino Puglisi, originario de la isla de Sicilia (sur de Italia) conocido por su lucha contra el crimen organizado y asesinado por la mafia en 1993, fue beatificado este sábado durante una ceremonia en Palermo, capital de Sicilia en presencia de miles de personas.

El monseñor Salvatore De Giorgi cardenal emérito, representó al papa Francisco en esta ceremonia a la que asistieron 40 obispos y 750 sacerdotes. También estuvieron presentes los Ministros de Interior y de Justicia de Italia.

El exarzobispo comentó que "la beatificación de Don Puglisi es el regalo de Dios más esperado por toda la Sicilia. Al cumplirse 20 años de su asesinato, Don Puglisi sigue hablando. Habla aún más fuerte".

Por su parte, el hermano de la víctima, dijo en un libro que publicó recientemente, que hubiera preferido verlo vivo en lugar de verlo beatificado. "La Iglesia lo beatificó hoy, pero cuando necesitaba ayuda, no había nadie".

"Don Pino" como solían decirle, sacerdote de San Gaetano en el barrio Brancaccio de Palermo, fue asesinado el 15 de septiembre de 1993, el mismo día en que cumplía 56 años de un tiro en la nuca. "Los estaba esperando", habría dicho el sacerdote, con una sonrisa, antes de morir en el umbral de su casa.

El Papa Francisco, que recibió recientemente a los obispos de Sicilia, afirmó que los mafiosos están fuera de la Iglesia.

teleSUR-AFP / ad- LP
  • imprimir

Comentarios

Ver condiciones de publicación

blog comments powered by Disqus
Especiales