Miércoles 23 de Abril de 2014
Latinoamérica
Lunes 17 de Diciembre de 2012, 09:55 am

El Manifiesto de Cartagena: Reflexión de un estadista y estratega militar extraordinario

Por VTV

El Manifiesto de Cartagena fue escrito el 15 de diciembre de 1812 por Bolívar. (Foto: VTV)

El Manifiesto de Cartagena fue escrito el 15 de diciembre de 1812 por Bolívar. (Foto: VTV)

     

Escrito por Bolívar el 15 de diciembre de 1812, en el escenario de las luchas independentistas de Venezuela y Colombia. En esta reflexión, el genio del Libertador hace gala de su condición de estadista, político, y estratega militar. En ocasión del desastre de la Primera República recomienda a la Nueva Granada no cometer los mismos errores para evitar los escollos que han destrozado a aquella. Ante la ocurrencia del terremoto de Caracas, el 26 de marzo de 1826, evalúa la actitud manipuladora del clero; y promueve la unión de los pueblos de América para lograr la Independencia plena.

Cuando analiza la caída de la Primera República, al "indicar ligeramente las causas que condujeron a Venezuela a su destrucción", refiere: "Tuvimos filósofos por jefes; filantropía por legislación, dialéctica por táctica y sofistas por soldados. Con semejante subversión de principios y cosas, el orden social se resintió extremadamente, y desde luego el Estado... corrió a una disolución universal. De aquí nació la impunidad de los delitos de Estado". Con lapidaria concisión expresa: "Al abrigo de esta piadosa doctrina, a cada conspiración sucedía un perdón, y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar, porque los gobiernos liberales deben distinguirse por la clemencia. ¡Clemencia criminal que contribuyó más que nada a derribar la máquina que todavía no habíamos enteramente concluido!"

Otra de las causas políticas que remarca es la: "Ausencia de un ejército disciplinado, que además de agotar ... el erario público con los sueldos de la plana mayor, destruyeron la agricultura. La influencia eclesiástica tuvo después del terremoto, una parte muy considerable en la sublevación de los lugares y ciudades subalternas: y en la introducción de los enemigos en el país; abusando sacrílegamente de la sntidad de su ministerio en favor de los promotores de la guerra civil".

Su visión estratégica de la guerra por la independencia y la libertad de Suramérica le permite plantear un escenario de reflexión y alerta:

"La Nueva Granada ha visto sucumbir a Venezuela, por consiguiente debe evitar los escollos que han destrozado a aquella. A este efecto presento como una medida indispensable para la seguridad de la Nueva Granada, la reconquista de Caracas"... "Aplicando el ejemplo de Venezuela a la Nueva Granada; y formando una proporción hallaremos que Coro es a Caracas, como Caracas es a la América entera; consiguientemente, el peligro que amenaza este país está en razón de la anterior progresión; porque poseyendo España el territorio de Venezuela, podrá con facilidad sacarle hombres y municiones de boca y guerra, para que bajo la dirección de jefes experimentados contra los grandes maestros de la guerra, los franceses, penetren desde las provincias de Barinas y Maracaibo hasta los últimos confines de la América meridional... Nosotros nos hallamos invadidos y, por consiguiente, forzados a rechazar al enemigo más allá de la frontera". "Además, es un principio del arte que toda guerra defensiva es perjudicial y ruinosa para el que la sostiene; pues lo debilita sin esperanza de indemnizarlo; y que las hostilidades en el territorio enemigo, siempre son provechosas, por el bien que resulta del mal del contrario; así, no debemos, por ningún motivo, emplear la defensiva".

En el diseño táctico y estratégico del plan señala: "La naturaleza de la presente campaña nos proporciona la ventaja de aproximarnos a Maracaibo, por Santa Marta, y a Barinas por Cúcuta. Aprovechemos, pues, instantes tan propicios; no sea que los refuerzos que incesantemente deben llegar de España, cambien absolutamente el aspecto de los negocios, y perdamos, quizás para siempre, la dichosa oportunidad de asegurar la suerte de estos estados. El honor de la Nueva Granada exige imperiosamente escarmentar a esos osados invasores, persiguiéndolos hasta los últimos atrincheramientos",...

Culmina con un reclamo sereno de libertad y de profunda solidaridad humana : "Corramos a romper las cadenas de aquellas víctimas que gimen en las mazmorras, siempre esperando su salvación de vosotros; no burléis su confianza; no seáis insensibles a los lamentos de vuestros hermanos. ¡Id veloces a vengar al muerto, a dar vida al moribundo, soltura al oprimido y libertad a todos!"

Simón Bolívar. Cartagena de Indias, 15 de diciembre de 1812

Fuente: http://www.vtv.gob.ve/articulos/2012/12/14/el-manifiesto-de-cartagena-reflexion-de-un-estadista-estratega-militar-extraordinario-9631.html

teleSUR
  • imprimir

Comentarios

Ver condiciones de publicación

blog comments powered by Disqus
Especiales