Viernes 18 de Abril de 2014
Ciencia y Tecnología
Martes 25 de Septiembre de 2012, 08:27 am

Fabrican objetos religiosos en Filipinas con marfil ilegal africano

En Filipinas esculpen piezas religiosas con marfil ilegal. (Foto: medioambientales.com)

En Filipinas esculpen piezas religiosas con marfil ilegal. (Foto: medioambientales.com)

A los rinocerontes también les quitan los cuernos para comercializar el marfil. (Foto: Archivo)

El elefante africano está en vías de extinción. (Foto: Archivo)

     

Una investigación realizada por la revista National Geografic reveló que el marfil obtenido de manera ilegal por los cazadores furtivos de elefantes en África termina convertido en figuras religiosas en Filipinas.

Según el artículo que aparecerá en la edición de octubre de la revista, el marfil ilegal es introducido en el país insular del Sureste Asiático a través de las redes de traficantes musulmanres con contactos con los proveedores en naciones como Zimbabue o Namibia.

Aunque la mayor cantidad de marfil se exporta a China, una parte del material blanco se queda en Filipinas donde es esculpido en piezas religiosas, incluida la del Santo Niño o Niño Jesús, la imagen más venerada por los ciudadanos católicos.

El sacerdote católico Cristóbal García, destinado en la isla de Cebú (este) y conocido por coleccionar piezas religiosas de marfil, reconoció que la procedencia del mismo es ilegal y admitió dar consejos para ocultar las figuras en los controles de las aduanas.

En Filipinas las autoridades han concretado importantes decomisos de marfil ilegal. En 2005 fueron incautadas 7,7 toneladas y en 2009 5,4.

La Convención Internacional para la Protección de Especies Amenazadas (Cites) indicó recientemente que China, Tailandia y Vietnam son los principales mercados donde se vende el marfil, procendete en su mayoría de colmillo de elefantes y cuernos de rinocerontes de países como Nigeria, el Congo o Suráfrica.

De acuerdo con el trabajo de investigación de National Geografic, los expertos del Cites no han tomado en cuenta el tráfico de una parte del marfil en países como Filipinas, donde centenares de artesanos ofrecen abiertamente sus servicios para tallar trozos del material blanco.

El elefante africano está en vías de extinción debido al aumento sin precedentes del comercio ilegal de marfil, prohibido en 1989 por un tratado internacional.

El peligro que amenaza al elefante africano parece haber sido exacerbado por los crecientes precios del marfil en los mercados internacionales, así como el creciente desarrollo económico chino.

En 1989, el precio de un kilogramo de marfil era de 100 dólares en el mercado negro. Cinco años después, ese precio subió a 200 dólares, pero el año pasado la demanda lo llevó a 750 dólares.

Entre agosto de 2005 y agosto de 2006, cifras oficiales reportaron la muerte de más de 23 mil elefantes, es decir, el cinco por ciento de la población africana.

teleSUR-Efe/sa-YIB
  • imprimir

Comentarios

Ver condiciones de publicación

blog comments powered by Disqus
Especiales