Jueves 24 de Abril de 2014
Vuelta al mundo
Viernes 6 de Abril de 2012, 06:21 pm

Siria rechaza imputaciones de alta comisionada de derechos humanos de la ONU

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la sudafricana Navi Pillay fue duramente cuestionada en la misiva enviada por Siria. (Foto: Efe)

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la sudafricana Navi Pillay fue duramente cuestionada en la misiva enviada por Siria. (Foto: Efe)

     

Siria envió una carta a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, en la que rechazó sus imputaciones, al considerarlas que están basadas en falsedades y no se ha molestado en verificarlas.

"Se supone que la alta comisionada de la ONU asumiera la responsabilidad de su puesto y reseñara con honestidad las violaciones a los derechos humanos que cometen en Siria los grupos armados y en cambio recopila calumnias y fabricaciones, y las propaga como si fueran hechos, sin molestarse en verificarlas", subraya la misiva.

Es asombroso -agrega- que utilice los recursos humanos y financieros de la ONU contra Siria para articular mentiras y hacer exigencias totalmente fuera de su jurisdicción.

La postura contra Siria de la alta comisionada se ha hecho evidente en la medida que ignora la amenaza de la que es víctima el pueblo sirio a manos de los grupos armados apoyados desde el exterior, y desecha la gran cantidad de evidencia sobre crímenes de lesa humanidad perpetrados por esas bandas, resalta el documento.

En su carta, la Cancillería denuncia que la alta comisionada permanece impasible ante los seis mil 143 civiles sirios que han matado los grupos armados o los mil 590 ciudadanos que han sido secuestrados, y de los que todavía se desconoce la suerte de dos terceras partes.

El Ministerio del Exterior afirma que el gobierno sirio se comprometió a investigar todos los alegatos sobre violaciones de los derechos humanos, pero se quejó de que la alta comisionada no ha compartido ninguna de las imputaciones que ha recibido, "ni tampoco se ha esforzado por contribuir a una solución pacífica, lo cual indica que debe revisar su postura respecto a Siria", concluye.

A su vez, el representante sirio ante la ONU, Bashar al-Jaafari, denunció que el actual presidente de turno de la Asamblea General de la ONU, el diplomático catarí Nassir Abdul Aziz al-Nasser, boicoteó su participación en la sesión efectuada la víspera en la que Kofi Annan se dirigió a ese foro.

En entrevista con la agencia de noticias SANA, al-Jaafari acusó a al-Nasser de utilizar a la Asamblea General para impulsar la agenda anti-siria de Catar y Arabia Saudita, y para lograrlo viola las normas internacionales establecidas y las de ese órgano.

"La actitud de al-Nasser quien no está interesado en que termine la violencia en Siria, como dice estar, no tiene precedente en la transgresión de los procedimientos de la Asamblea General de la ONU, lo cual evidencia la interferencia de Catar y su intención de usar este foro como plataforma contra Siria", condenó al-Jaafari.

teleSUR - Prensa Latina/KMM
  • imprimir

Comentarios

Ver condiciones de publicación

blog comments powered by Disqus
Especiales