Domingo 13 de Julio de 2014
Vuelta al mundo
Miércoles 4 de Abril de 2012, 11:46 am

Rajoy espera que medidas presupuestarias prosperen a mediano plazo

España se ha fijado a recuperar la confianza de los socios europeos y de los inversores. (Foto: Archivo)

España se ha fijado a recuperar la confianza de los socios europeos y de los inversores. (Foto: Archivo)

Rajoy una reunión del Partido Popular en Andalucía (sur).

     

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, manifestó este miércoles su deseo de que los severos ajustes presupuestarios asumidos para intentar aliviar la dura crisis económica y financiera que enfrenta la nación, prospere y obtenga buenos resultados a mediano plazo.

Durante una reunión del Partido Popular en Andalucía (sur), Rajoy admitió que los recortes son "duros, desagradables, incómodos, que no gustan a nadie", al tiempo que precisó "hemos tenido que hacerlo porque la alternativa era infinitamente peor".

Además, acotó que es difícil comprobar que las duras medidas tomadas tengan un efecto inmediato "ni dentro ni fuera" del país, por lo que espera resultados a mediano plazo.

El presidente español afirmó el lunes que el propósito de reducir el déficit del Producto Interno Bruto (PIB) para este año a 5,3 por ciento es un "objetivo irrenunciable" como parte de las rigurosas medidas presupuestarias que impondrá a la economía del país y a las que se oponen millones de españoles.

Sobre las medidas rigurosas, dijo que la nación europea enfrenta actualmente "un rumbo" en el que se encuentran varios proyectos como el de Presupuestos Generales del Estado para 2012, que presentó el martes ante el Parlamento y considerados los más austeros de la democracia española.

"Tener deuda y déficit no sirve para nada más que pagar intereses", agregó el líder conservador y enfatizó que en base a eso el país tiene la necesidad de reducirlos por lo que dijo que no se dejará persuadir "porque sería una irresponsabilidad".

Las cuentas para este año prevén un ajuste de 27 mil 300 millones de euros (35 mil 866 millones de dóares), con un recorte del gasto medio de los Ministerios del 16,9 por ciento en un escenario de caída de la economía estimada en el 1,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y con el objetivo de reducir el déficit del 8,51 por ciento al 5,3 por ciento.

España se ha fijado a recuperar la confianza de los socios europeos y de los inversores para volver a sentar las bases de la recuperación.

Rajoy defendió ante medios de prensa el presupuesto acordado con los socios de la Eurozona que establece un ajuste de 27 mil 300 millones de euros (36 mil 371 millones de dólares).

El pasado 30 de marzo, el Ejecutivo español aprobó un proyecto de presupuesto para este año que pretende la reducción del déficit de 8,5 por ciento en 2011 a 5,3 por ciento del PIB en 2012.

Según previsiones del Instituto de Estudios Económicos (IEE), la tasa de desempleo para España llegará al 23,6 por ciento para 2012. En 2011 la tasa de desocupación cerró en un 22,85 por ciento.

La crisis en España, ha dejado una tasa que supera el 44 por ciento entre los jóvenes menores de 25 años.

Los ministros de los 17 países de la Eurozona pidieron a España que alcance este año un déficit del 5,3 por ciento de su PIB, flexibilizando ampliamente la meta de 4,4 por ciento acordada con Madrid un año atrás.

Lo anterior implica que Madrid deberá emprender recortes en torno a los 35 mil millones de euros (46 mil 676 millones de dólares) en diez meses, 5 mil millones de euros (6 mil 668 millones de dólares) más de lo que estaba previsto por Rajoy, en medio de una recesión importante y un índice de desempleo que supera los cinco millones de personas a la par de un creciente malestar social.

Según la agencia Moody's, estas medidas son "insuficientes" y necesitarán un ahorro adicional de 41 mil 500 millones de euros (55 mil 394 millones de dólares), mientras que otros analistas podría ir hasta los 55 mil millones de euros (unos 73 mil millones de dólares).

Este plan de ajuste ha generado el descontento social en España, que el pasado 29 de marzo vivió una jornada de huelga general, la segunda en menos de dos años. Los principales sindicatos españoles manifestaron su rechazo contra la reforma laboral, que abarata despidos.

teleSUR - Efe - EP / dg -YIB
  • imprimir

Comentarios

Ver condiciones de publicación

blog comments powered by Disqus
Especiales