Lunes 21 de Abril de 2014
Latinoamérica
Viernes 23 de Marzo de 2012, 01:12 pm

Pandilleros de El Salvador aseguran que no han negociado con Gobierno

Los mara afirmaron que su decisión "es firme y está respaldada por el valor de nuestra palabra". (Foto: laprensa.com.ni)

Los mara afirmaron que su decisión "es firme y está respaldada por el valor de nuestra palabra". (Foto: laprensa.com.ni)

     

Las dos pandillas más importantes de El Salvador aseguraron este viernes que no han negociado con el Gobierno del presidente salvadoreño, Mauricio Funes, un presunto pacto de contener la ola de homicidios y otros delitos graves a cambio de trasladar a varios cabecillas del penal de máxima seguridad a otras cárceles con sistemas flexibles.

A través de un comunicado leído por el periodista Raúl Beltrán Bonilla en la radio YSKL, las pandillas Mara Salvatrucha y 18 denunciaron que "no hemos negociado nada con este Gobierno, ni pedimos hacerlo, estamos hartos de políticos corruptos y mentirosos porque ya hemos sido defraudados en situaciones anteriores".

"Nos han venido utilizando y pidiéndonos el voto de nuestras familias y al final nada se nos ha cumplido, en lugar de ello, han endurecido la forma de tratarnos sin considerar que con este comportamiento, lo único que se logra es agravar más la situación", enfatizaron.

Los pandilleros rechazaron "enérgicamente" la publicación que un periódico digital hizo el pasado 15 de marzo que aseveraba que "el Gobierno negoció con nosotros a cambio de dinero la reducción de la tasa de homicidios en el país, colocándonos, según nuestros códigos, en una situación de haber cometido traición a los más de 100 mil miembros que integramos la mara y la pandilla".

"Buscan que seamos sujetos de represalias internas por tales hechos", agrega el texto.

Según los pandilleros, desde el año pasado han efectuado "un profundo proceso de reflexión y análisis" sobre los principales problemas que atraviesa El Salvador, tras conversaciones con la Iglesia católica y el ex jefe guerrillero Raúl Mijango.

Los mara afirmaron que han sido parte del problema "como consecuencia de la guerra y por causas sociales de exclusión, marginación, represión y de sobrevivencia".

"Somos un sub producto social de las nefastas políticas socioeconómicas derivadas de los modelos que se han implementado en El Salvador desde hace muchos años, que inclusive, nos llevaron a una guerra en la década de los ochenta", expresaron.

Los mara manifestaron que "nuestra decisión es firme y está respaldada por el valor de nuestra palabra, por la cual damos la vida, dennos la oportunidad, apoyen a nuestros guías y no den crédito a posiciones obtusas que como en el pasado, siempre se opusieron y boicotearon salidas racionales y pacíficas y provocaron el alargue de un conflicto que provocó decenas de miles de muertos".

Reiteraron que "si bien hemos sido parte del problema les pedimos se nos permita hoy ser parte de la solución, para lo cual requerimos del apoyo de toda la sociedad y del Estado para llevar a feliz término con la ayuda de Dios este  proceso".

Aunque el Gobierno de Funes negó en primera instancia la información del medio digital sobre las presuntas negociaciones con los pandilleros, no ha podido negar el traslado de los líderes pandilleros ni la baja de los homicidios, informó la prensa local.

Según el legislador conservador Ernesto Angulo de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), "las negociaciones al parecer siguieron por debajo de la mesa y ahora han llegado a un resultado que no sabemos cuál es y eso es lo grave".

El Salvador es desde hace más de una década una de las naciones más violentas del mundo, por sus altas tasas de homicidios, que rondan por los 70 por cada 100 mil habitantes, siete veces lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera epidemia.

teleSUR-elcomercio.com-elpais.com/kg - FC
  • imprimir

Comentarios

Ver condiciones de publicación

blog comments powered by Disqus
Especiales